Ana Santana

Santa Cruz de Tenerife, 7 feb (EFE).- Investigadores de centros punteros en energías renovables y biomedicina debatirán en Tenerife sobre la manipulación espectral de la luz y su uso en aplicaciones innovadoras, entre ellas, la de diagnosticar tumores por bioimagen y atacarlos con nanopartículas que liberan drogas anticancerígenas.

La terapia fotodinámica del cáncer y las técnicas de diagnosis por bioimagen son parte de los asuntos que analizarán investigadores de primera línea mundial en centros de Estados Unidos, Europa y Asia en el congreso Shift2017, que se celebrará del 13 al 17 de noviembre en Adeje, al sur de la isla.

El organizador de Shift2017, Jorge Méndez, profesor titular de Física de la Universidad de La Laguna (ULL), indica a EFE que el congreso supondrá la ocasión de reunir "a muchos cabezas de cartel, a primeros espadas en su campo", pues durante cinco días "se van a generar sinergias importantes entre la física y la biomedicina".

Al congreso tienen previsto asistir investigadores del Instituto Max Planck y Fraunhofer de Alemania, las universidades estadounidenses de Stanford y Berkeley, Tokio, Singapur, Sao Paulo y Utrecht en Holanda, además del Instituto Nacional de Investigación Científica de Canadá, entre otros.

Shift es el acrónimo en inglés de "Transformación y manipulación de la luz para aplicaciones en energías renovables y en biomedicina", esto es, cómo convertir rangos no visibles de la luz, como el infrarrojo, en espectro visible a partir de nanomateriales luminiscentes.

De esta manera, y en el campo de las energías renovables, se intenta aumentar la eficiencia de las placas solares, que actualmente sólo aprovechan entre un 15 y un 20 por ciento de la radiación solar ya que desechan el infrarrojo.

En la biomedicina se aborda este uso en las llamadas ventanas terapéuticas de la luz y, al respecto, Jorge Méndez explica que el infrarrojo es capaz de atravesar el cuerpo humano con el menor daño posible y se utiliza para diagnosis por bioimagen.

Así, y sin usar isótopos radiactivos, la diagnosis por bioimagen consiste en utilizar marcadores luminiscentes, nanopartículas con antígenos especiales, que se adhieren al tumor para detectar dónde está situado.

A partir de ahí se puede aplicar una terapia fotodinámica del cáncer de forma que las nanopartículas transporten drogas anticancerígenas, como compuestos de cis-platino, dirigidas al tumor y que se activan al recibir la luz manipulada, así como producir oxígeno singlete, y efectos de hipertermia, calentamiento local, que destruya el propio tumor.

El organizador de Shift2017, que es coordinador del Grupo de Investigación en Nanomateriales y Espectroscopía del Departamento de Física de la ULL, precisa que en el congreso se va a hablar de investigación "de frontera", especialmente en lo relativo a la biomedicina, pues se trata de aplicaciones que aún se realizan en primates y no han llegado a la práctica clínica.

De igual manera la manipulación del espectro de la luz es una vía emergente para mejorar la eficiencia en la captación y almacenamiento de la energía fotovoltaica, fotocatálisis, fotosíntesis artificial y generación de combustibles solares.

Esta tecnología, que se investiga en centros como Stanford y Harvard, marcará las directrices de lo que se aplicará en el campo de las renovables a corto plazo, puntualiza el organizador de Shift2017.

"Sin duda se requieren esfuerzos interdisciplinarios desde la física, química, biología, medicina, ciencia de los materiales e ingeniería para superar los retos actuales de esta futura tecnología clave", detalla Méndez, quien destaca que el congreso servirá además de "escaparate estratégico" para dar a conocer las infraestructuras científicas y oportunidades de negocio que ofrece Canarias. EFE