Melilla, 24 ene (EFE).- Alrededor de una docena de menores inmigrantes han logrado entrar a la carrera en Melilla por el paso fronterizo de Beni-Enzar, el más importante entre la ciudad autónoma y Marruecos, sin que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que estaban prestando servicio pudieran interceptarlos.

Fuentes policiales han informado hoy a Efe de que esta entrada irregular se produjo a las 4:40 horas de ayer y, aunque ya se habían registrado accesos de este tipo en ocasiones anteriores, ésta es la primera que sucede en 2017.

Las mismas fuentes han apuntado que todos, o la gran mayoría de los que consiguieron entrar a Melilla de manera irregular, eran menores extranjeros no acompañados, de origen magrebí.

Hace unos días, el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, subrayó que el problema de los menores extranjeros no acompañados que sufre la ciudad estaba en los pasos fronterizos, para los que reclamó más efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

La Ciudad Autónoma atiende a cerca de 600 menores extranjeros no acompañados en sus centros de acogida, según los últimos datos facilitados por Imbroda en la Conferencia de Presidentes, celebrada hace una semana. EFE

1010833