Barcelona, 20 nov (EFE).- La conselleria de Interior no da por cerrado el caso Quintana, pese a que el juicio exoneró a los mossos d'esquadra que fueron acusados, y mantiene abierta "otra línea de investigación" sobre las lesiones que sufrió en el ojo Ester Quintana, y las pesquisas podrían llegar de nuevo a la Fiscalía.

"Esto no puede quedar como que no ha pasado nada. La reparación de la justicia todavía está pendiente. El caso no está cerrado", ha subrayado el conseller de Interior, Jordi Jané, en referencia a la sentencia de la Audiencia de Barcelona que absolvió a los dos mossos acusados de reventar el ojo de Ester Quintana con una pelota de goma durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012.

En una entrevista concedida al "3/24", de TV3, Jané ha explicado que está en marcha una investigación interna sobre los sucesos de aquel día y que, cuando se dé por cerrada, se llevarán las conclusiones ante la Fiscalía, para que actúe.

En esta línea, ha destacado que "el caso tendrá recorrido en el futuro", porque hay sospechas de que los autores de las lesiones que sufrió Quintana podrían ser personas diferentes a las que fueron juzgadas.

La Audiencia de Barcelona absolvió el pasado 27 de mayo a los dos mossos, tras asumir que la mujer podría haber sido herida tanto por un proyectil de precisión como por una pelota de goma y al entender que existían dudas sobre qué agente disparó el arma lesiva. EFE