Cartagena (Colombia), 25 oct (EFE).- La actividad política de la XXV Cumbre Iberoamericana, que se celebrará entre el viernes y el sábado en Cartagena de Indias, arrancó hoy con varias reuniones sobre cooperación regional y juventud.

Las sesiones entre los responsables de cooperación de los ministerios de Asuntos Exteriores de los 22 países iberoamericanos se extenderán hasta el jueves 27 por la mañana, tiempo en el que cerrarán el trabajo que realizaron desde la anterior cumbre, celebrada en 2014 en Veracruz (México).

La directora de Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, María Andrea Albán, dio la bienvenida a los delegados y en el acto de apertura dijo que la "agenda se concentra principalmente en aprobar los documentos que serán adoptados por los jefes de Estado y de Gobierno en la Cumbre".

"Revisaremos los párrafos de la declaración política que son competencia de los Responsables de Cooperación, y la resolución de Cartagena, documento ejecutivo que consolida y oficializa las decisiones que han sido tomadas a lo largo de la secretaría pro témpore", expresó Albán.

También afirmó que se revisará "el programa de acción" que compila los mandatos operativos de la Cumbre, así como el Plan de Acción Cuatrienal que contiene las directrices que guiarán el trabajo de la cooperación iberoamericana en los próximos años.

Asimismo, la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ) comenzó hoy, en un evento de tres días, a ultimar el Pacto Iberoamericano de la Juventud que se presentará a los presidentes y jefes de Estado en la Cumbre.

El acto dio el pistoletazo de salida a la Alianza Internacional por la Juventud, que engloba el propio Pacto por la Juventud, así como el Plan de Acción de la OIJ, que demarcará sus líneas de trabajo para los próximos años.

El pacto consta de 22 puntos de acción, de los que cada país adoptará uno y que fueron acordados por gobiernos, organismos internacionales y sociedad civil para proteger los derechos de los jóvenes, fomentar su visibilidad en las instituciones y garantizar acceso a estudios, entre otros asuntos.

"Este pacto será el principal entregable a la Cumbre", destacó el secretario general de la OIJ, Max Trejo, al referirse a que este trabajo procede de una duda en torno a "cómo introducir políticas de juventud en la agenda de los gobiernos".

Tras la inauguración, tuvieron lugar varias plenarias que contaron con la participación de funcionarios de juventud de varios países de la región, que se centraron en democracia y gobernabilidad así como el papel de los jóvenes en el desarrollo sostenible.

En paralelo, se celebró la segunda jornada del XXII Foro Eurolatinoamericano de Comunicación, en esta ocasión denominado "Encuentro iberoamericano de periodismo joven", en el que reporteros de medios digitales de la región debatieron sobre la creación de contenidos destinados a los jóvenes.

Además, durante las mesas de discusión, se analizó la verificación de datos como herramienta para lograr un periodismo que busque la verdad por encima de todo y medios como Chequeado, de Argentina o La Silla Vacía, de Colombia expusieron sus experiencias.

En la mesa sobre activismo y movimientos sociales, el colombiano Juan Camilo Maldonado, de ¡Pacifista!, planteó la duda sobre el lugar que debe tener el periodismo, "si se queda observando a la sociedad civil o forma parte de ella".

Por su lado, Rafael González, del cubano Cachivache, desmitificó que el país caribeño esté desconectada de la tecnología y apostó por aprovecharse de "la zona gris" que supone internet en la isla para informar.

El encuentro, organizado por la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), finalizó la jornada con el diálogo entre su presidente, Jaime Abello, y el veterano periodista colombiano Guillermo "el Mago" Dávila que compartió proyectos periodísticos junto a Gabriel García Márquez. EFE

msh/gdl/fg