Barcelona, 12 oct (EFECOM).- Raphael Nagel, un economista con amplia experiencia en el sector bancario internacional, ha creado una fundación que tiene como objetivo ayudar a personas y colectivos en riesgo de exclusión social derivado de su sobreendeudamiento y a promocionar la educación financiera para evitar nuevos casos.

El impulsor de esta entidad sin ánimo de lucro, Raphael Nagel, ha afirmado en una entrevista a Efe que la crisis económica ha destapado en España un problema de falta de educación financiera que ha llevado a muchas familias a endeudarse por encima de sus posibilidades, en muchos casos por desconocimiento del sistema.

La vida de Raphael Nagel dio un giro vital en 2010, cuando a los cuarenta años sufrió un infarto que le alejó abruptamente de su actividad profesional en el mundo financiero, donde se especializó en el área de reestructuración y refinanciación de deuda en entidades como el Deutshe Bank.

Su visión existencial cambió y de Berlín se mudó a España, concretamente a Barcelona, y al comprobar, en plena crisis económica, la existencia de muchas instituciones y empresas fallidas, decidió asesorarlas en los temas que él dominaba después de 17 años trabajando en el sector.

Nagel, natural de Heilbronn (Alemania), pronto descubrió en España que el desconocimiento de la terminología y las reglas de juego financieras no sólo eran un asunto del ciudadano de a pie, sino incluso también de muchos pequeños y medianos empresarios con lagunas en el conocimiento de un balance.

El experto financiero, que actualmente como socio de la firma Exante Merchant Bankers asesora financieramente a empresarios e instituciones, decidió poner en orden su experiencia y publicó el pasado verano el libro "Turbocapitalismo: los maestros de la quiebra" (Kant ediciones).

El libro explicaba en un lenguaje asequible cómo es posible evitar el sobreendeudamiento de las familias, con reglas simples como desconfiar de las ofertas "que suenan demasiado bien", no invertir en productos financieros que no entiendes o no endeudarse por encima del 35% de los ingresos totales percibidos.

Fue entonces, según explica Nagel, cuando a raíz de casos reales que fue descubriendo al escribir el libro, como el de una pareja a la que le concedieron un crédito de 1.200 euros mensuales cuando cobraban entre los dos 1.600, o miles de inmigrantes atrapados en hipotecas que no podían devolver, decide impulsar esta fundación, que inició su andadura en julio. EFECOM