Barcelona, 14 abr (EFE).- El cineasta catalán Albert Serra, que participará fuera de competición en el Festival de Cannes con "La muerte de Luis XIV", ha dicho a Efe que se trata de una película "un poco fúnebre", centrada en los últimos quince días de vida del Rey Sol, interpretado por el actor francés Jean-Pierre Léaud.

Serra, que se encuentra en Portugal en pleno proceso de producción, ha indicado que se trata de un proyecto que "viene de muy lejos", puesto que empezó siendo un encargo del parisino Centro Pompidou, una "performance" sobre la muerte, y "ha acabado evolucionando en una película de ficción, más narrativa".

La cinta, una coproducción francesa, portuguesa y española, fue rodada en un castillo, entre Limoges y Burdeos, donde una de las habitaciones se convirtió en una "reproducción fidedigna" de la estancia del rey en el Palacio de Versalles.

El actor Jean-Pierre Léaud, conocido por sus colaboraciones con François Truffaut y Jean-Luc Godard, da vida a Luis XIV, una persona que "a pesar de ser un rey debe confrontarse con la muerte con todas las consecuencias físicas, humanas y espirituales".

Entiende el director que el público verá una película "negra, porque a nadie le gusta perder la vida".

Los actores que acompañan a Léaud también son franceses, contribuyendo entre todos a ofrecer una visión de "los últimos días de un rey, con una enfermedad que los médicos no identificaban, pero que va evolucionando hasta llevarlo a la muerte".

A la vez, muestra una cierta ineptitud de los galenos de aquella época, a principios del siglo XVIII, con un paciente septuagenario, "buscando todo tipo de recursos".

Albert Serra indica, por otra parte, que el filme ha sido un nuevo "reto estético" en su carrera, en la que cuenta con otras películas de carácter histórico, como "Història de la meva mort", donde mezclaba el mito de Drácula con Casanova y los libertinos del siglo XVIII.

Considera que Cannes "es el lugar ideal" para presentar este filme, que califica de "pequeño" por su "moderado presupuesto", y que tiene una hora y cuarenta minutos de duración.

Asimismo, avanza que, aunque todavía quedan por terminar algunos temas de producción, la película llegará a las salas el próximo otoño.

Respecto a nuevos proyectos, Serra ha avanzado que está preparando otra película, "I am an artist" (Soy un artista), sobre el mundo del arte contemporáneo. EFE