Barcelona, 27 nov (EFE).- La galería barcelonesa L&B Contemporary Art ha decidido retirar y no exhibir un vídeo del fotógrafo sirio Nassouh Zagholouleh sobre la vida en Damasco, después de que el artista recibiera hace unos días unas llamadas telefónicas amenazantes en caso de que se mostrara este trabajo.

La propietaria de la galería, Cecilia López, ha explicado hoy a Efe que la intención del centro era exhibir una muestra de 22 fotografías y un vídeo inédito del fotógrafo, "Un jour syrien ordinaire", de 38 minutos de duración, y que graba desde la azotea de su casa cómo es un día en la capital siria, con el ruido constante y de fondo de las bombas de la guerra.

Sin embargo, cuando Zagholouleh a través de su facebook hizo público que en Barcelona el día 26 de noviembre se inauguraba una exposición con esta obra y sus fotografías, empezó a recibir unas llamadas "serias, en las que se le advertía que exhibir ese vídeo podría comportarle consecuencias".

Ante este hecho, Cecilia López ha comentado que la galería ha decidido que en la exposición sólo se muestren las fotografías, en blanco y negro, que tienen a Damasco como protagonistas, "imágenes muy plásticas y especiales".

En cuanto al vídeo, ha señalado que se trata de una filmación, sin palabras, en la que el fotógrafo, desde la azotea de su casa, grabó durante un día entero, con una cámara metida en una caja, lo que allí se veía, desde unos niños que subían hasta el lugar para jugar o hacer clases, a unos operarios que trabajaban en una obra cercana.

Tampoco obvia a unos hombres ocupándose de unas palomas o a un perro que ladra.

De fondo, según resalta López, "se oye el ruido constante de las bombas que caen a apenas 50 kilómetros de distancia".

La galerista señala que tras hablar con Zaghlouleh, uno de los fotógrafos más relevantes de Oriente Medio, acordaron no exhibir el vídeo "y evitar problemas", puesto que él sigue residiendo en la capital siria, donde es profesor de la facultad de Bellas Artes.

La exposición con las 22 fotografías sobre un Damasco previo al conflicto, realizadas en el verano de 2006, se podrán ver en la galería del Poblenou hasta el 15 de enero. EFE