Ginebra, 17 nov (EFE).- La Unión Europea debe mantenerse firme, tras los atentados de París, en el plan que ha convenido para acoger a 160.000 refugiados, ya que los que llegan a Europa están huyendo justamente de los responsables de este ataque, dijo hoy la ONU.

"Los sirios están huyendo de la gente que ha perpetrado estos ataques", recordó la portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, Melissa Fleming.

"Lo que está bajo amenaza es el plan de la UE para la gestión de llegada de inmigrantes y refugiados a Italia y Grecia. Necesitamos que todos los países participen y si vemos que algunos países que lo firmaron ahora se retractan es alarmante", comentó.

"La integridad del sistema de asilo debe preservarse. El asilo y el terrorismo son incompatibles y la Convención sobre el Refugiado de 1951 es clara en excluir a las personas que han cometido crímenes graves", dijo Fleming.

Se rechaza también de forma automática a toda persona con antecedentes militares.

Para el organismo humanitario, "cualquier retroceso en el sistema instaurado para manejar la llegada de tanta gente, a través de un sistema de registro y filtrado, puede perpetuar el problema".

Sobre el hallazgo de un pasaporte sirio cerca de los restos de uno de los terroristas suicidas, Fleming recordó que "hay muchos pasaportes falsos... es parte de las redes criminales" y pidió esperar a los resultados de las investigaciones antes de sacar conclusiones al respecto.

Preguntada sobre la posibilidad de que dentro del enorme flujo de refugiados se filtren terroristas, la portavoz indicó que desde que empezó esta crisis, a mediados de este año, el ACNUR ha pedido una y otra vez implementar mecanismos más adaptados para la recepción, registro y filtrado de refugiados e inmigrantes a su entrada a Europa.

El sistema que se utiliza actualmente en las islas griegas -puesta de entrada para la gran mayoría de refugiados sirios- es un limitado y sobrepasado por las llegadas masivas que ocurren a diario, una situación a la que Grecia responde con los recursos limitados con los que cuenta.

Hasta hace dos días (cifras más actualizadas), el número de refugiados que han llegado a Europa por el Mediterráneo alcanzó este año los 832.000, según cifras circuladas hoy en Ginebra por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El ACNUR propone un sistema de registro y filtrado "más completo", con indagaciones más profundas de los antecedentes del individuo, entrevistas más largas y, sobre todo, en el que el refugiado no pueda abandonar el lugar de registro y continuar su ruta por Europa mientras no se haya tomado una decisión.

Fleming agregó que el organismo está totalmente en contra de la edificación de más barreras en las fronteras porque el resultado serán "cuellos de botella y relegar el problema a los países que están menos preparados para afrontarlo".

Sobre la decisión de algunos estados de Estados Unidos de no recibir a refugiados sirios como reacción a los atentados en Francia, Fleming dijo que "el mundo que acoge a los sirios puede vencer el extremismo, pero el que los rechaza, sobre todo porque son musulmanes, sólo alimenta la propaganda que hace fuerte a grupos como el Estado Islámico"

Esos estados federados habían asumido anteriormente ese compromiso con el ACNUR. EFE

is/lab