Madrid, 5 nov (EFECOM).- "Enoturismo de España" será la nueva marca paraguas para promocionar esta actividad en los mercados internacionales -con especial atención a China e Iberoamérica-, al tiempo que toda su oferta se comercializará en la plataforma on-line enoturespaña.es, que actuará como directorio y central de reservas.

Así lo ha explicado hoy el presidente de la nueva Asociación española de Enoturismo (AEE), José Antonio Vidal, durante la presentación oficial, en rueda de prensa en Madrid, de esta entidad.

A la AAE se han adherido ya 119 establecimientos de todo el país, entre ellas un gran número de bodegas y "vinoteles"

Vidal ha recordado que la promoción -bajo el paraguas de la Marca España-, comercialización y profesionalización del sector enoturístico serán los principales objetivos de la AEE, que utilizará para sufragar estas actuaciones tanto cuotas de los asociados como financiación pública y patrocinios.

En el ámbito promocional planean que el nuevo producto "Enoturismo de España-enoturespaña-WineTourSpain" tenga incluso presencia física en todos los circuitos de promoción mundial, como ferias turísticas, del vino o gastronómicas.

También estará presente en los expositores institucionales y en las Oficinas Españolas de Turismo, ha concretado el presidente.

Por otra parte, ha destacado que la AEE pondrá en marcha un plan para concienciar a los empresarios del sector, como las bodegas, que entiendan el enoturismo como una unidad independiente de negocio, con capacidad de generar beneficios, pero para ello deben tener establecimientos adecuados y conocimientos específicos.

Ha anunciado que desarrollarán un plan de formación para generar especialistas en enoturismo en colaboración con los operadores interesados, acciones que podrían realizarse con el apoyo de las Cámaras de Comercio de España.

Entre las actuaciones que se han marcado, ha añadido, pedirán a la Real Academia Española que acepte el vocablo "enoturismo".

José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España y presidente de honor de la AAE, ha resaltado "el horizonte tan importante que se abre para el sector" porque con el enoturismo se amplían las posibilidades de comercio y ha valorado su contribución a la desestacionalización y el desarrollo territorial.

Para Bonet, el futuro pasa por la unidad de todos los agentes que forman parte de este sector y que deben buscar "la excelencia".

España "tiene la enorme ventaja" de que es uno de los principales destinos turísticos del vino y que, entre otras cosas, los visitantes "vienen porque aquí se come y se bebe muy bien", ha añadido.

El enoturismo "es bueno e irá a más", según Bonet, al recordar que el número de visitantes a bodegas y museos del vino creció el 25,75 % en 2014 respecto a 2013 -según los datos de Adevin- con más de 2,1 millones de personas, si bien el incremento fue del 50 % en referencia a 2012.

El alza de la demanda llegó al 77 % entre 2008 y 2014.

La AAE opina que España es una potencia mundial en "turismo receptivo, en producción vinícola y gastronomía", por lo que debe prepararse para la demanda de visitantes de Asia y América Latina.

La Asociación forma parte de la Asociación Iberoamericana de Enoturismo, por lo que cada acción promocional de sus 14 países tendrá un efecto multiplicador en todos ellos, según han destacado los promotores. EFECOM