Madrid, 21 sep (EFE).- Pepe Solla, del restaurante Casa Solla, con una estrella Michelin en Poio (Pontevedra), abrirá a mediados de octubre Atlántico, una casa de comidas con la que quiere llevar Galicia a Madrid a través de sus mejores productos.

Solla, que ya conoce al público madrileño gracias a Sinergias, el proyecto que comparte con el asturiano Marcos Morán y el madrileño Paco Roncero en el espacio gastronómico Platea, desembarca ahora con un proyecto "más personal" en la calle Velázquez, de la mano de la empresa de restauración Compañía del Trópico.

"Casa Solla solo hay uno. Este es un proyecto paralelo mediante otra fórmula. Será de cocina sencilla, honesta, humilde, de sabor, rica y muy, muy gallega, elaborada con producto gallego", ha anunciado hoy a Efe el cocinero.

Con Atlántico quiere volver a conectar con los orígenes de Casa Solla, que se remontan a una casa de comidas fundada por sus abuelos frente a lo que hoy es uno de los mejores restaurantes de alta cocina de Galicia.

Con este espacio, que tendrá una zona de barra y mesas altas y un comedor con mesas desnudas, Pepe Solla apuesta también por recuperar las casas de comida, "que han ido desapareciendo porque muchos nos hemos centrado en la creatividad y los restaurantes gastronómicos".

Al frente de la cocina estará Lucía Lema, del equipo de Solla en Poio, y en la carta habrá algunos de los platos clásicos de Casa Solla, que se trasladarán definitivamente a Madrid porque desaparecerán del menú original.

La "cocina gallega viajera" de Solla se reflejará en Atlántico con elaboraciones como caldeirada de pulpo, cacheira de cerdo, costilla asada, entrecot de vaca gallega, y otras a base de merluza de Celeiro, bacalao, lamprea en temporada y "algún marisquito sencillo como mejillones o navajas, que reflejan mucho el Atlántico". EFE