Santander, 26 may (EFE).- El Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y el PSOE han iniciado contactos "de cortesía" tras las elecciones, aunque coinciden en que aún es pronto para hablar de acuerdos, mientras que Podemos y Ciudadanos precisan que no estarán en un futuro gobierno y que condicionarán su apoyo a que se cumplan sus premisas.

El PP, por su parte, ha convocado para el jueves a su Comité Ejecutivo y a la Junta Directiva para hacer un análisis de los resultados electorales. Serán esos órganos los que fijen la "hoja de ruta" y la estrategia.

Tras las elecciones del pasado domingo, la Cámara cántabra (35 escaños) queda formada por 13 diputados del PP, 12 del PRC, 5 del PSOE, 3 de Podemos y 2 de Ciudadanos, y ya desde la noche electoral el candidato regionalista, Miguel Ángel Revilla, se mostró dispuesto a liderar un nuevo proyecto político para la región.

Desde el PRC confirman que ya hoy se ha producido algún contacto "de cortesía" y que la intención de este partido es "llamar a todos".

Esta mañana el líder y candidato regionalista, Miguel Ángel Revilla, y su homóloga en el PSOE, Eva Díaz Tezanos, habían hablado por teléfono, y la idea era seguir con las llamadas al resto de fuerzas durante el día.

El vicesecretario y secretario de Organización, Rafael de la Sierra, ha señalado a Efe que habrá que contrastar los objetivos y ver "qué se quiere hacer y cómo", para comprobar si se puede llegar a acuerdos.

De cara a posibles pactos, el PRC subraya su compromiso con la educación, la sanidad y la dependencia, y también con la lucha contra la corrupción y los desahucios, que están en las prioridades de otras fuerzas.

En el PSOE están analizando los resultados, y para ello ya está prevista una reunión de la Ejecutiva regional para esta tarde, que a su vez convocará al Comité Regional en próximos días.

El secretario de Acción Electoral del PSOE, José Guerrero, ha dicho a Efe que corresponde a estos órganos analizar los resultados y establecer los pasos para posibles acuerdos.

La candidata socialista tendrá mañana una reunión bilateral con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, para analizar la situación política en Cantabria tras las elecciones.

En Podemos insisten en que mantienen "el mismo mensaje" y destacan que no apoyarán un gobierno a cambio de consejerías o puestos de responsabilidad, sino sólo si se cumplen unos compromisos que deben cerrar en el Consejo de Coordinación y en el Ciudadano.

"Lo que queremos es hablar de política", aseguran a Efe desde Podemos, que aluden a su plan de rescate ciudadano y a otras medidas que suponen "líneas rojas".

Los miembros de Podemos no entrarán a formar parte del Gobierno regional, y lo que se plantean es apoyar "políticas concretas" de cualquier fuerza, incluidos los populares. "Todo se puede hablar, pero siempre desde nuestras políticas", zanjan.

Ya adelantan que quieren paralizar los desahucios e impulsar que la Administración no trabaje con bancos que los practiquen.

Ciudadanos recalca que no va a entrar en ningún gobierno y que seguirá en la oposición, al margen de que pueda apoyar alguna cuestión que se considere positiva. Además, condiciona la negociación a la firma de su decálogo. EFE