Ceuta, 4 feb (EFE).- La Gendarmería marroquí ha contenido esta mañana a unos 180 inmigrantes subsaharianos que pretendían llegar hasta la frontera de Ceuta con la intención de entrar ilegalmente en la ciudad, para lo cual se habían distribuido en dos grupos.

Según ha dicho a los periodistas el delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González, un primer grupo compuesto por unos 100 inmigrantes se dirigía hacia la frontera norte de Benzú para intentar el asalto y otros 80 inmigrantes a la frontera sur del Tarajal.

En los dos casos han sido los agentes marroquíes los que han conseguido contener a los grupos y evitar que llegaran a los dos vallados fronterizos.

El grupo de cien inmigrantes se dirigía hacia el mismo lugar donde en la jornada de ayer otros 50 inmigrantes protagonizaron un asalto masivo que fue rechazado por la Gendarmería marroquí.

En el asalto de ayer uno de los inmigrantes consiguió entrar a nado en Ceuta mientras que otros seis se subieron al vallado situado en la playa, bajando unas dos horas después y siendo entregados a Marruecos. EFE