Teresa Díaz

Madrid, 7 oct (EFE).- El doctor Luis López-Ibor, neurorradiólogo del hospital universitario Clínico San Carlos de Madrid, comienza mañana una nueva "gira quirúrgica" por Latinoamérica, en esta ocasión en Colombia, para asesorar de forma altruista en intervenciones a pacientes que de otra forma no podrían sobrevivir.

Este especialista en el tratamiento de malformaciones vasculares cerebrales y medulares mediante el procedimiento de embolización, colabora de forma desinteresada "por los pobres pacientes", según ha asegurado a Efe.

Además de Colombia, el periplo de este doctor incluye también países como Ecuador, Perú, Venezuela, Brasil o México, donde ha estado hace un mes, unas "pequeñas giras quirúrgicas", que normalmente van de jueves a domingo.

Gracias a su colaboración y la de otros médicos de la sanidad pública española, los enfermos pueden ser tratados y curados en hospitales de sus ciudades de origen o lo más cerca posible de sus hogares.

Las malformaciones artero venosas cerebrales afectan al 10 por ciento de la población mundial y son la causa de muchos derrames cerebrales; en ocasiones porque no se han detectado a tiempo y en otras porque cuando fueron diagnosticadas hace más de diez años no eran operables.

El hospital universitario San Vicente Paul de Medellín será la primera parada. Allí, el jueves le espera un equipo de médicos (los doctores Sergio Vargas y Carlos Díaz, a los que él ha formado previamente), con el que colaborará en tres operaciones.

"Ellos reúnen a los pacientes y cuando las intervenciones son muy complicadas me llaman". Uno de esos tres es una doctora tetrapléjica, con una malformación de la médula.

Lo importante, para este doctor, es que con estos viajes continúa instruyendo a los médicos a los que ya había formado previamente.

Desde Medellín irá a Manizales, donde ayudará a operar a otras tres personas en el Hospital Universitario de Caldas Santa Sofía, junto a los doctores Luis Alberto Rojas y Alejandro Echeverri.

Su periplo finalizará en la ciudad de Pereira, donde en compañía de los doctores Luis Alberto Rojas y Jorge Pulgarin operará a otros tres enfermos en la clínica San Rafael.

Aunque estos médicos "lo hacen perfectamente", el doctor López-Ibor aporta técnicas innovadoras.

Insiste en recalcar que su tarea es la de colaborar. "Voy como profesor invitado, como asesor. Soy el que dirige, el que les enseña".

Por ello, la importancia de estos viajes no está solo en ayudar a los pacientes sino también en continuar con la formación de los médicos.

En España, López-Ibor trabaja en un equipo multidisciplinar del hospital Clínico San Carlos integrado por neurorradiólogos vasculares intervencionistas, neurocirujanos y neurólogos utilizando técnicas revolucionarias para el tratamiento de las malformaciones vasculares cerebrales.

Son principalmente reconocidas sus intervenciones en neonatos y en casos complicados de malformaciones en el ámbito infanto-juvenil. EFE