Madrid, 28 mar (EFECOM).- Petróleos Mexicanos (Pemex) ha anunciado hoy que votará en contra del blindaje de Repsol ante una posible segregación de la compañía porque, en su opinión, esto le resta flexibilidad y le coloca en una situación de "desventaja competitiva".

Durante la Junta General de Accionistas de la petrolera, el portavoz de Pemex -propietario de más de un 9 % de Repsol- Julio Francisco Poulat ha asegurado que la propuesta de blindaje "no está justificada y resulta perjudicial para los accionistas".

La Junta de Repsol votará hoy un cambio estatutario para que cualquier operación de escisión, segregación o enajenación que suponga que la petrolera deje de ser una empresa integrada tenga que contar con el voto favorable del Consejo de Administración y, posteriormente, del 75 % la Junta.

Poulat ha respondido a los rumores que apuntan a un posible interés de Pemex por hacerse con el negocio de exploración y producción de Repsol diciendo que la petrolera mexicana "no tiene intención de promover ni secundar ninguna separación ni segregación entre las actividades" de la petrolera.

Ha insistido en que "la polémica que se ha generado sobre este tema es artificial", al considerar que no existe riesgo de operaciones hostiles, al mismo tiempo que ha defendido que el actual modelo integrado de Repsol es en estos momentos el "más adecuado".

Sin embargo, ha apuntado que el blindaje planteado dejaría "encorsetado" a Repsol, que no podría reaccionar ante posibles cambios en el mercado.

"Repsol debe estar en la mejor posición para adoptar con la mayor fortaleza y flexibilidad los retos" de futuro, ha añadido, sin "condicionantes" que limiten su "capacidad de adaptación" al entorno.

En su opinión, "una modificación estatutaria como la propuesta puede suponer un obstáculo muy difícil de superar", ya que "destruye valor para todos los accionistas" y "pone el futuro de la compañía en manos de una minoría de bloqueo".

Por el contrario, varios pequeños accionistas que intervinieron a título personal en la Junta antes del turno de Poulat criticaron a Pemex.

Jesús Neila ha cargado contra Pemex, accionista que ha definido como "un grano que tienen ustedes", por mediar para lograr un acuerdo con Argentina con un valor "muy inferior" al firmado finalmente, y ha reclamado que se de una salida a la petrolera mexicana para la venta de su participación.

Por último,ha pedido al resto de accionistas que vote en contra de la elección del consejero de Pemex, Arturo Henríquez.

En el mismo sentido, Felipe Izquierdo Téllez ha pedido a Pemex que estén "dos años quietecitos" y tras ese periodo evalúen la gestión del presidente de Repsol.

Brufau ha interrumpido en varias ocasiones a los intervinientes para pedirles "mirar al futuro" y evitar "entrar en la melancolía". EFECOM