Caracas, 24 feb (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que los próximos jueves y viernes serán decretados como días no laborables para celebrar los 25 años de la revuelta popular conocida como "el Caracazo" que dejó cientos de muertos.

El 27 de febrero de 1989 comenzó en las barriadas populares de Caracas una revuelta popular en rechazo a las alzas de precios y tarifas exigidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que fue sofocada a tiros por militares y policías.

El parte oficial de entonces cifró en unos 300 los muertos, mientras versiones de prensa estimaron en hasta 3.000 las víctimas que dejó la represión entre el 27 y 28 de febrero de 1989 durante el segundo Gobierno del entonces presidente, Carlos Andrés Pérez.

Este suceso fue el que, el fallecido gobernante Hugo Chávez (1999-2013) enarboló como bandera para encabezar, tres años después, un intento de golpe de Estado en contra de Pérez, una intentona que lo sacó del anonimato y le abrió el camino a la Presidencia.

Maduro hace la invitación a esta conmemoración cuando Venezuela cumple trece días de protestas en todo el país en contra de su Gobierno que han dejado 13 muertos y decenas de heridos.

Maduro adelantó así el descanso vacacional que la semana siguiente empieza con el carnaval, aunque aseguró que estos días libres serán para la reflexión.

Además, el día 5 de marzo se recordará el aniversario de la muerte de Hugo Chávez, un acontecimiento para el que el Gobierno prepara diversos actos.

Maduro señaló que después de que el próximo miércoles se instale la "conferencia nacional por la paz" que ha propuesto para promover el fin de la violencia en el país, se produzca el "reencuentro entre venezolanos".

EFE