Madrid, 9 feb (EFE).- A partir de mañana, lunes, y durante toda la semana, nuevos frentes asociados a profundas borrascas atlánticas afectarán al territorio peninsular y al archipiélago balear, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Los temporales, que se irán alternando con periodos de mejora transitorios, cruzarán rápidamente la Península de oeste a este, dejando a su paso vientos fuertes o muy fuertes y fuerte oleaje en las costas del Atlántico, del Cantábrico, en el Estrecho y en el área del mar de Alborán.

Además, las borrascas traerán lluvias generalizadas y localmente intensas y, en algunos períodos, nevadas también localmente intensas en cotas medias y altas, advierte la Aemet.

De momento, hoy estamos bajo la influencia de dos sistemas frontales muy próximos: uno que sale y otro nuevo que entra.

El primero está dejando precipitaciones por toda la Península, y la está barriendo de oeste a este desplazándose por su franja central hacia el Mediterráneo.

El segundo sistema frontal, que va por detrás, muy cercano y también hacia de oeste a este, se situará a últimas horas de hoy sobre Galicia y sobre el Golfo de Vizcaya a primera hora del lunes.

Esta bomba meteorológica o ciclogénesis explosiva (se formará en menos de 24 horas) dejará precipitaciones más abundantes y eficaces en prácticamente toda la Península.

Por eso, esta noche y mañana, la Aemet prevé vientos fuertes a muy fuertes en la mayor parte del territorio peninsular y en Baleares, desplazándose los máximos desde las costas atlánticas hacia las del Mediterráneo, y con un repunte significativo en las horas centrales del día en la zona del Golfo de Vizcaya.

En este caso el temporal de vientos más fuertes se espera en la mitad sur peninsular, especialmente en Andalucía, área del Estrecho y mar de Alborán, alcanzando los efectos también las islas Baleares.

El lunes por la tarde, las rachas máximas de viento se esperan en la mitad este de la Península, sin descartar el resto de las zonas, incluidas las Baleares y nuestras zonas costeras, según la Aemet.

También son dignas de reseña las precipitaciones, que afectarán a todo el territorio peninsular y al archipiélago balear.

Las mayores acumulaciones se esperan en zonas de la mitad sur peninsular y del extremo norte, y con menor incidencia en el litoral mediterráneo del Levante y sureste.

En cuanto a la cota de nieve, está prevista que baje hasta los 600 metros en algunas zonas de la mitad norte peninsular y a los 1.000 metros en puntos de la mitad sur, por lo que las nevadas podrán acumular espesores considerables en zonas de media y alta montaña.

Además, la Aemet no descarta que se registren nevadas de menor intensidad en cotas relativamente bajas.

La situación tenderá a remitir durante las primeras horas del martes, con el debilitamiento y alejamiento de la borrasca hacia el interior de Europa, si bien nuevos frentes atlánticos se irán formando en los días siguientes. EFE