San Juan, 3 feb (EFE).- El Gobierno de Puerto Rico, bajo la amenaza de una degradación de su deuda al nivel de "basura", anunció hoy que adelantará en un año su compromiso de acabar con el déficit presupuestario y que en las próximas semanas presentará un presupuesto equilibrado para el año fiscal 2015.

Además, adelantó que las cuentas de este ejercicio (que se cerrará el próximo 30 de junio) reflejarán una reducción del 20 % en el déficit presupuestado inicialmente, al pasar de 820 a 650 millones de dólares.

Puerto Rico acumula siete años de recesión y un desempleo del 15,4 % que se suma a una baja tasa de población activa, en parte debido a la masiva emigración de jóvenes con educación superior.

"Era una meta que nos impusimos para el año fiscal 2016 pero que podemos adelantarla un año dado hemos sido responsables en atender los problemas fiscales", dijo la secretaria de Gobernación, Vila Biaggi.

Puerto Rico quiere regresar a los mercados de deuda en las próximas semanas, lo que no hace desde agosto debido al elevado endeudamiento que acumula, unos 70.000 millones de dólares, y a los temores de que no pueda atener el pago de los intereses.

En los mercados se baraja la posibilidad de que la emisión de deuda ronde los 2.000 millones y el tipo de interés el 10 %, más del doble que de lo que habría pagado hace un año por los bonos a diez años según publicó el domingo The Wall Street Journal, aunque el anuncio de hoy podría ayudar reducir ese porcentaje.

Las agencias mantienen la deuda de Puerto Rico en el escalón más bajo dentro del grado de inversión, con lo que la bajada de un sólo peldaño haría entrar a la isla en el delicado ámbito del grado especulativo, conocido como el de los bonos "basura" o "chatarra".

Moody's y Standard & Poor's han puesto además la calificación de la deuda en periodo de revisión con una perspectiva negativa, pese a que ambas reconocen los pasos dados por el Ejecutivo para sanear cuentas y reactivar la economía. EFE