Vitoria, 30 ene (EFE).- Las mascarillas nasales para tratar la apnea del sueño reducen también la tensión alta en pacientes que son resistentes a los fármacos, según un estudio de la Red Española del Sueño en el que han participado investigadores del Hospital Universitario de Álava (HUA).

Las conclusiones de la investigación han sido publicadas en la revista JAMA, una "prestigiosa publicación" de la Asociación Médica Americana, según ha informado el Departamento vasco de Salud en una nota.

El estudio, en el que han participado ocho investigadores del HUA, pertenecientes al "Proyecto BioAraba", arroja dos resultados de interés para la comunidad médica.

Por un lado, señala que más del 70 % de los pacientes con hipertensión arterial refractaria o resistente a los tratamientos farmacológicos tiene apnea del sueño y la mayoría está sin diagnosticar.

El Departamento vasco de Salud ha recordado que entre el 12 y el 27 % de los pacientes hipertensos presenta tensión alta resistente a los fármacos, lo que aumenta en un 50 % su probabilidad de sufrir un accidente cardiovascular.

Además, ha explicado que la apnea obstructiva del sueño es uno de los factores de riesgo más comunes de la hipertensión arterial refractaria o resistente.

Asimismo, la investigación ha permitido comprobar por primera vez que el tratamiento de estas personas con mascarillas nasales para la apnea del sueño reduce también de manera "significativa" la hipertensión arterial.

Joaquín Durán-Cantolla, del servicio de Investigación del Hospital Universitario Araba y coautor del estudio, ha destacado la importancia de la investigación y ha explicado que reducciones mínimas de la presión sanguínea pueden tener un efecto clínico muy significativo en la disminución de la mortalidad cardiovascular. EFE