ElConfidencial.com > Última Hora

Norfolk viaja a la cosmopolita cocina inglesa del siglo XVII en su nueva obra

EFE - 05/04/2013

Barcelona, 5 abr (EFE).- El escritor Lawrence Norfolk viaja a la cosmopolita cocina inglesa del siglo XVII en su nueva novela, "El festín de John Saturnall", con la que ha querido reivindicar un pasado "glorioso" de la gastronomía británica.

"El festín de John Saturnall" (Galaxia Gutenberg) es su único libro del que se atreve a resumir la trama de manera breve: "Es una novela ambientada en la Inglaterra del siglo XVII, en la que su protagonista es un huérfano que se convierte en el chef más importante de su época".

Ese protagonista, continúa Norfolk, verá su vida destrozada por la Guerra Civil inglesa.

Su novela puede ser vista, admite, como "un libro sobre gastronomía inglesa, aunque parezca una contradicción, porque en el siglo XVII la gastronomía inglesa era maravillosa, cosmopolita, técnicamente sofisticada y difícil de cocinar".

De hecho, asegura, era la cocina más sofisticada de toda Europa, más que la francesa o la italiana, porque tenía muchas influencias; y esa tradición culinaria se mantuvo hasta 1642, cuando estalló la Guerra Civil.

La aristocracia, que era la que financiaba esa cocina sofisticada, perdió la guerra y vio como su rey era decapitado, lo que fue "la sentencia de muerte de esa gloriosa cocina".

Después, llegó la dictadura de 20 años de Oliver Cromwell, que es famoso, entre otras cosas, porque intentó prohibir la Navidad.

A partir de ese contexto histórico Norfolk imaginó a un aprendiz que se hubiera convertido en un cocinero formado, pero que tras 1642 se hubiera quedado sin cocina, sin referente.

La investigación que realizó Norfolk fue "maravillosa" porque le obligó a zambullirse en libros de cocina del siglo XVII, "llenos de sorpresas, como la receta que escribe una aristócrata que vivía en Gloucester, una zona poco sofisticada, que para hacer un pastel de frutas proponía un jarabe de azúcar hecho con azúcar molido marinado en el interior de una vejiga de cerdo.

Cuando se recuperó la monarquía, veinte años después de la guerra, volvió cierta preocupación por los fogones, pero la cocina ya no fue la misma, y entonces "imitó la cocina continental, básicamente la francesa, que en realidad era la italiana que había traído María de Médicis desde Florencia".

En la actualidad, subraya Norfolk, existe en Gran Bretaña una corriente que estudia e investiga esta época gloriosa de la cocina inglesa del pasado y además hay un movimiento de base que intenta recuperarla cocinando esta gastronomía.

El autor inglés ha justificado su paso de editorial Anagrama, donde publicó sus tres anteriores novelas a Galaxia Gutenberg, porque para él aquella "dejó de existir en el momento en que el editor Jorge Herralde decidió vender la editorial". EFE

 

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios