Washington, 3 dic (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo hoy que el portal de contratación de seguros, que ha sufrido graves problemas técnicos durante octubre y noviembre, funciona ya para "la gran mayoría".

Obama aseguró en Washington que los problemas de la web federal Healthcare.gov, que echó a andar con profundos errores que la hacían inaccesible, "funciona bien para una gran mayoría de usuarios" y que los problemas son minoritarios.

Gracias a la puesta en marcha de este nuevo servicio digital de contratación de seguros, comparación de precios y servicios y cálculo de subsidios públicos, Obama afirmó que un gran número de personas conseguirá tener cobertura médica por primera vez en su vida en Estados Unidos.

"En solo un mes, pese a todos los problemas, alrededor de medio millón de personas en todo el país están a la espera de obtener cobertura sanitaria desde el 1 de enero, algunos por primera vez", dijo Obama, acompañado de personas que se han beneficiado de su reforma, en un acto al lado de la Casa Blanca.

Añadió que la reforma sanitaria, aprobada por el Congreso en 2010, "no se va a revocar" mientras él sea presidente, y aseguró que su Gobierno no va a "echarse atrás" en la aplicación de la ley.

Ésta contempla que antes de finales de marzo todos aquellos que se lo puedan permitir contraten un seguro médico en un mercado digital para el que el contarán con subsidios, que se calcularán en la compleja web de la reforma, tanto en sus versiones estatales como federales.

El presidente dijo que antes de su reforma "pocas cosas hacían más vulnerables a las familias estadounidenses que la falta de cobertura médica", que podría llevarlas a la bancarrota por una enfermedad o un accidente.

La Casa Blanca se puso como límite finales de noviembre para solucionar los graves problemas técnicos de la web, y Obama afirmó que ya está operativa y que los posibles problemas que aparezcan se solucionarán sobre la marcha.

Según Obama, "esta ley funciona y seguirá funcionando en el futuro", al subrayar que otorga "la seguridad financiera de un plan médico".

La reforma sanitaria de Obama, a la que se siguen oponiendo los republicanos en el Congreso, pretende dar cobertura más barata a decenas de millones de estadounidenses gracias a la obligatoriedad de obtener una póliza. EFE