Sídney (Australia), 13 nov (EFECOM).- Aerolíneas Argentinas suspenderá a partir de abril de 2014 sus vuelos entre las ciudades de Sídney y Buenos Aires debido a la escasa demanda y la inviabilidad económica de este servicio, informó hoy la prensa local.

La decisión permitirá a las dos aerolíneas que operan en Sudamérica bajo la alianza Oneworld, la australiana Qantas y la chilena Lan, la oportunidad de consolidar su posición en ese mercado, según el portal de noticias Australian Aviation.

Aerolíneas Argentinas, que realiza tres vuelos semanales directos entre Sídney y Buenos Aires, dejó de hacer escala en la ciudad neozelandesa de Auckland el año pasado tras comenzar sus vuelos transpolares, agregó la fuente.

El pasado viernes, Aerolíneas Argentinas anunció en un comunicado que preveía descartar los vuelos a Sídney, debido a la baja demanda y los altos costos en las operaciones a medio plazo, aunque no aportó una fecha concreta.

La compañía estatal argentina, por otra parte, anunció esa misma fecha que en 2014 aumentará el número de vuelos internacionales y añadirá nuevas rutas regionales y nacionales hasta elevar un 26 % la oferta de plazas.

A partir del próximo 1 de enero, la compañía inaugurará rutas regionales con destino a las ciudades brasileñas de Salvador de Bahía y Florianópolis y a lo largo del año se incorporará también Curitiba.

Aerolíneas Argentinas, además, aumentará la frecuencia en servicios internacionales como los vuelos a Caracas, Nueva York, Barcelona o Roma.

La decisión de reforzar las operaciones hacia estos últimos destinos viene dada por el importante crecimiento en el mercado turístico con Estados Unidos y Europa y el potencial que representa para países limítrofes como Paraguay, Uruguay y Chile.

Entre enero y marzo de 2014, la aerolínea abrirá también nuevas rutas de cabotaje dentro del territorio nacional.

Aerolíneas Argentinas está bajo gestión estatal desde 2008, cuando, en medio de una severa crisis financiera de la línea aérea, el Gobierno argentino resolvió expropiarla al grupo español Marsans. EFECOM