Girona, 10 oct (EFE).- El submarino Ictineu 3, diseñado íntegramente en Cataluña y que convierte a España en la sexta potencia mundial en capacidad de inmersión tripulada, se ha presentado hoy en Girona como el primero de sus características y de construcción nacional dedicado a la investigación y emergencias.

Ictineu 3 se ha dado a conocer en el marco del Martech, un taller de tecnología marina que acoge el Parque Científico de la Universidad de Girona.

El director del proyecto, Pere Forest, ha detallado que el submarino puede albergar en su interior a tres personas y que una de las claves de su puesta en marcha ha sido el diseño de unas baterías con capacidad para alimentarlo durante cerca de veinte millas bajo el agua.

Ictineu 3 puede sumergirse a 1.200 metros de profundidad y cuenta con una pantalla de 1,5 metros de diámetro para favorecer la visión en las investigaciones marinas.

Un peso de únicamente 5,3 toneladas permite que el submarino se pueda transportar con facilidad, como sucederá en una semanas cuando se realicen las pruebas reales en puerto, aunque todavía no se ha concretado la localización.

Pere Forest ha destacado que, con ocasión del hundimiento del Prestige frente a la costa gallega, España tuvo que alquilar un submarino a Francia y que aquel coste fue muy superior al de la construcción del Ictineu 3.

La empresa que dirige Forest, Ictineus Submarins, pretende alquilar igualmente el submarino a instituciones científicas y ha explicado que el precio que tiene es de tres millones, sin los brazos robóticos que se le pueden añadir.

Las baterías desarrolladas, que rebajan entre cuatro y cinco veces el de las habituales, son otra línea de negocio que se abre y el director del proyecto ha confirmado que hay compañías petroleras interesadas en su adquisición.

La inversión para la construcción del Ictineu 3 ha sido de 2,5 millones de euros según Pere Forest, quien ha destacado el esfuerzo que ha supuesto en cuanto a rebaja de sueldos ajustarse a estas cifras.

Para hacer realidad el proyecto, Ictineu Submarins ha tenido que recurrir, además de a préstamos y subvenciones, al micromecenazgo a través de internet, una fórmula que le permitió obtener 190.000 euros.

El dinero público supone el 21 por ciento de los 2,5 millones de euros que ha costado, aunque Pere Forest ha subrayado que las empresas de la competencia en Europa reciben una financiación de las administraciones públicas que llega al 85 por ciento del presupuesto final.

"Es un submarino muy cómodo, aerodinámico y funcional", ha indicado Forest durante la presentación, al tiempo que ha recordado que España solo estará ahora superada en cuanto a capacidad de inmersión tripulada para investigación científica y emergencias por China, Japón, Rusia, Francia y Estados Unidos.

El Ictineu 3 podrá llegar a la mitad de los fondos marinos del Mediterráneo al bajar hasta a 1.200 metros de profundidad. EFE

dar/rq/jlg