Santiago de Compostela, 28 ago (EFE).- La conselleira de Medio Rural y del Mar, Rosa Quintana, ha pedido hoy tranquilidad a los ciudadanos por el incendio declarado a última hora de la tarde del martes en Ribeira que, ha ironizado, "por casualidades que tiene la vida comenzó en cinco focos a un tiempo, tres a un lado de la autovía y dos al otro".

Quintana ha aludido de este modo a una posible intencionalidad en este fuego en el que se activó el nivel uno de alerta por la proximidad de las llamas a los núcleos de Xaras y A Coenlleira y que mantiene cortada la autovía del Barbanza en el punto del incendio y ha obligado a desalojar a entre cuatrocientas y quinientas personas de un polígono industrial.

La conselleira señala en un audio remitido por su departamento desde la zona del incendio que se trata de un fuego "complicado" y señala que los técnicos dan la cabeza del fuego por "prácticamente controlada", aunque insiste en que se trabaja en los flancos y en que "aún queda mucho trabajo para toda la noche, porque es una zona discontinua".

Ha sugerido una posible intencionalidad en los fuegos que afectan estos días a Galicia de forma intensa y ha reiterado que se están incrementando las labores de inspección y vigilancia.

"Y como pillemos a quien está haciendo este daño y pretendiendo no solo acabar con el patrimonio que es de todos, el forestal, sino atentando incluso contra la vida de los ciudadanos desde luego todo el peso de la ley caerá" sobre esas personas, ha advertido.

Ha comentado que la situación en el parque industrial desalojado ahora "está bien" y ha indicado que a un desguace llegaron las brasas de los eucaliptos y prendieron en los coches desguazados, aunque "las naves están bien, perfectas".

Quintana ha indicado que la superficie estimada provisional afectada es de 20 hectáreas pero ha insistido en que lo principal es controlar el fuego y posteriormente medirlo.EFE