Samuel Regueira

Madrid, 6 ago (EFE).- Con escasos medios, muchos esfuerzos y una arriesgada campaña de promoción, la editorial Letrabrick presenta el "Librick", un nuevo concepto del libro 'low cost' que se estrenó hace unos meses con "En los bares nunca llueve: Historias de la historia de João Siniestro", del escritor Luis Zaragoza.

Zaragoza explica a Efe cómo decidieron lanzar unas "antipromociones" que supuestamente parece que disuaden al lector. "Estas campañas son asumidamente casposas, pudimos hacer algo serio pero nos gusta más el humor, que es una de las características que definen la línea editorial, "canalla y sinvergüenza", de Letrabrick.

A pesar de ello, el autor quiere dejar claro que "la calidad literaria del texto tiene mucha más altura de la que asegura la presentación", por lo que su engañosa propuesta emerge como un juego literario con el lector que adquiera la novela.

El libro se vende así con distintos "trailers" colgados en YouTube, un falso documental de diez minutos en la que los distintos implicados, desde el maquetador hasta los lectores editoriales, abominan, reniegan y se arrepienten del resultado final, y con falsas reseñas en la contracubierta del volumen, con frases como "Esto no hay por dónde cogerlo" o "Tampoco estaba tan mal".

Zaragoza reconoce que "este tipo de publicidad lleva un riesgo", si bien desde Letrabrick decidieron adjudicarse una "línea canalla y sinvergüenza" a lo largo de un proceso de bajo coste pero con un resultado que es "fruto de los máximos esfuerzos de todo el equipo".

"En los bares nunca llueve: Historias de la historia de João Siniestro" es una novela que construye la vida de un protagonista que "casi no aparece", en palabras de su autor, a partir de sus experiencias y relaciones con los personajes secundarios; compañeros de colegio, hosteleros y prostitutas, entre otros.

Este libro supone el debut como novelista de Luis Zaragoza, una obra "modesta, hecha para pasar el rato" pero que el autor no deja de considerar literatura, a la que ha añadido distintos toques para no publicar "una novela al uso".

Así, además de la construcción de un personaje céntrico que funciona motivado por los impulsos, Zaragoza confiesa que siempre quiso escribir "una historia de humor con muchísimos personajes secundarios", llena de referencias y guiños privados de la cultura musical y cinematográfica.

El personaje principal, João Siniestro, es el arquetipo del héroe popularizado en el cine por Humphrey Bogart, a partir de las novelas de Dashiell Hammett y Raymond Chandler, un misterioso personaje de gabardina y sombrero con un magnético poder de seducción, de pocas palabras y actos secos y contundentes.

Además, a lo largo de la novela abundan las distintas referencias sonoras a la música estadounidense de los años 60 y 70, en especial en los nombres de las mujeres, como Moon Ligth Charo, en homenaje al "Moonlight Shadow" de Cat Stevens, o Leritbí, claro guiño al "Let it be" de los Beatles.

Otra característica determinante de la novela, titulada según una frase de la madre del protagonista, es su final abrupto y abierto, "una tendencia muy contemporánea", en palabras de Zaragoza, que "deja al lector a mitad de la carretera", y que es muy socorrida en autores como Paul Auster.

Con estos atributos se ha presentado el primer "Librick", que respeta la tipografía y el estilo de las viejas novelas de detectives, en ejemplares alargados y finos como los libros "pulp" que se vendían en los kioscos a lo largo de los años 70.

Luis Zaragoza continúa en su propio proyecto, una nueva novela "más seria" que "En los bares nunca llueve", sobre la que no ha querido adelantar más detalles.

Por su parte, Letrabrick prepara un nuevo libro de cuentos eróticos, y planea editar en una publicación las letras de un grupo de música de Madrid, mezclándolas con alguna historia de corte literario. EFE