Fue lanzada en 1997

La sonda Cassini de la NASA que se estrellará contra Saturno decora Google

Cassini llegó a Saturno en 2004 y desde entonces explora el planeta desde su órbita. El 15 de septiembre se autodestruirá para evitar daños mayores por su falta de combustible

Foto: 'Doodle' que Google dedica a la sonda Cassini
'Doodle' que Google dedica a la sonda Cassini

La sonda Cassini es la protagonista del 'doodle' que este miércoles decora las letras de Google. Desde su lanzamiento en 1997, esta sonda ha estado orbitando en el espacio durante dos décadas nutriendo de datos a la NASA. La Cassini inició el pasado 22 de abril su último viaje en Saturno: busca acercarse a su mayor satélite para luego explorar sus anillos y acabar estrellándose en el misterioso planeta.

Este acto pondrá fin a dos décadas de investigación espacial. La agencia espacial espera que la sonda llegue este miércoles a la zona que separa Saturno de sus anillos, un área que nunca no ha sido explorado por ninguna otra nave espacial. Para conmemorar el acontecimiento, Google ha optado por diseñar un 'doodle' animado en el que se muestra a la sonda Cassini tomando fotos de un divertido Saturno que se acerca a ella con la mejor de sus sonrisas. Los famosos anillos del planeta no faltan en el dibujo de Silicon Valley.

Con este trayecto se busca que Cassini mida la cantidad de hielo y de otros materiales que forman los anillos con el objetivo de determinar su composición química, una información que ayudará a los científicos a saber cómo se crearon los anillos.

Ilustración de la NASA de la sonda Cassini sobre los anillos de Saturno (Reuters)
Ilustración de la NASA de la sonda Cassini sobre los anillos de Saturno (Reuters)

Cassini ha ido perdiendo combustible y, por eso, la NASA ha decidido que el 15 de septiembre la sonda se autodestruya al volar directamente hacia la atmósfera de Saturno. La Agencia Espacial de Estados Unidos ha optado por estrellar la nave contra Saturno (no será un choque como tal, puesto que Saturno es un planeta gaseoso) para evitar que, debido a la falta de carburante, acabe chocando con Titán o con Encélado, el sexto satélite más grande del planeta anillado y donde los científicos descubrieron en 2014 la existencia de un gran océano subsuperficial de agua.

Cassini llegó a Saturno en 2004 y desde entonces explora el planeta desde su órbita

Titán ha captado la atención de los científicos porque los datos enviados por Cassini durante estos años han revelado su potencial como ambiente prebiótico: a pesar de la distancia con el Sol y de lo bajo de sus temperaturas (179 grados negativos de media), es el único lugar del sistema solar –además de la Tierra– con un entorno líquido estable en su superficie y un ciclo 'hidrológico'. Sin embargo, en lugar de circular agua, en este ciclo circula metano. La circulación de un elemento líquido sobre su superficie ha configurado un paisaje parecido al de nuestro planeta, con canales, cañones, lagos y océanos que esculpen costas y rocas como ocurre en la Tierra. También tiene una atmósfera similar a la que tenía el planeta azul antes de que aquí apareciesen las primeras formas de vida.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios