la Chandrayaan-1 india no daba señales desde 2009

La NASA encuentra una nave espacial perdida orbitando alrededor de la Luna

Utilizando un radar en la Tierra, la NASA ha localizado dos naves espaciales que orbitaban la Luna. Una de ellas llevaba sin dar señales desde 2009

Foto:
Autor
Tiempo de lectura4 min

Un radar operado por el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA ha localizado dos viejas naves espaciales perdidas que orbitaban en torno a la Luna. Se trata de la Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA y de la nave lunar Chandrayaan-1 de la Organización India para la Exploración Espacial.

Localizar la primera fue relativamente fácil, ya que los científicos en tierra trabajaban con los datos de los equipos de navegación de la misión y sabían con precisión dónde buscar, pero dar con la Chandrayaan-1 fue más complicado, ya que el último contacto con la nave fue en agosto de 2009. Además, la nave india es muy pequeña: un cubo de 1,5 metros de lado.

Encontrar naves abandonadas y otras piezas de chatarra espacial en la órbita de la Tierra es un desafío técnico. Encontrarlas en la Luna lo es aún más, ya que los telescopios ópticos tienen problemas para captar objetos pequeños eclipsados por el brillo de nuestro satélite. En este caso, la NASA lo ha conseguido con una nueva aplicación de un radar interplanetario basado en Tierra, y se espera que esta tecnología pueda ayudar a planificar futuras misiones a la Luna.

La Chandrayaan-1 antes de su puesta en órbita
La Chandrayaan-1 antes de su puesta en órbita

Aunque este radar interplanetario ya se había utilizado antes para observar pequeños asteroides a varios millones de kilómetros de la Tierra, los científicos no estaban seguros de si sería posible captar objetos muy pequeños a distancias como la de la Luna. La Chandrayaan-1 se convirtió en el objeto de pruebas perfecto para comprobar esta posibilidad.

Aunque todos están basado en las microondas, no todos los transmisores de radar funcionan igual. Un radar de policía habitualmente tiene un rango operativo de 1,5 kilómetros, mientras que el radar de una torre de tráfico aéreo alcanza los 100 kilómetros. Para encontrar una nave a 380.000 kilómetros, el equipo del JPL utilizó una antena de 70 metros en el Complejo Goldstone de Comunicación con el Espacio Profundo de la NASA en California. Con ella, enviaron un potente haz de microondas hacia la Luna, que rebotó y fue captado de nuevo por el Telescopio Green Bank en West Virginia.

¿Cómo se encuentra una nave perdida?

Determinar dónde podía estar exactamente la nave a partir de datos antiguos no fue fácil, ya que la Luna está llena de zonas con un efecto gravitacional más fuerte que la media y que pueden afectar a la trayectoria de una nave a lo largo del tiempo, causando incluso que se estrelle contra la superficie del satélite. Según los cálculos realizados por los ingenieros del JPL, la Chandrayaan debía estar a unos 200 kilómetros sobre la superficie lunar, y poco más.

Sí sabían, sin embargo, que la nave realizaba una órbita polar, lo que significaba que en cada vuelta en torno a la Luna, pasaba por encima de ambos polos. Así que el 2 de julio de 2016, el equipos apuntó la antena de goldstone y el telescopio Green Bank hacia un punto unos 160 kilómetros por encima del polo norte lunar y esperó a ver si la nave cruzaba el haz de microondas. Los cálculos indicaban que la Chandrayaan-1 completaba una vuelta cada 2 horas y 8 minutos.

La antena de 70 metros en el Complejo Goldstone de Comunicaciones con el Espacio Profundo (NASA)
La antena de 70 metros en el Complejo Goldstone de Comunicaciones con el Espacio Profundo (NASA)

Algo que tenía el tamaño adecuado cruzó la señal dos veces durante las cuatro horas que duró la observación, y el periodo de tiempo coincidía con los que necesitaría la pequeña nave india. Utilizando los datos de la señal retornada, los científicos calcularon la velocidad y distancia del objeto en cuestión, y las utilizaron para actualizar las predicciones de órbita de la Chandrayaan-1.

"Resultó que teníamos que rotar la localización unos 180 grados, o medio ciclo, desde las viejas estimaciones que teníamos de 2009", explica Ryan Park, jefe del grupo de Dinámicas del Sistema Solar del JPL, "pero a parte de eso, la órbita del Chandrayaan-1 todavía tenía la forma y alineación que esperábamos".

La Chandrayaan-1 fue la primera misión de la India a la Luna. Entre octubre de 2008 y agosto de 2009, la nave completó sus objetivos, que incluían realizar un mapa químico y geológico del satélite.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios