1 de 215

Oleoductos y censura: las primeras medidas de Trump contra el medioambiente

Associated Press recopila en su web las primeras medidas del nuevo Gobierno, que tímidamente apuntan a un cambio en el que el medioambiente ya no es una prioridad

Foto: Un hombre con una máscara de Trump protesta en la embajada estadounidense de Londres. (Reuters)
Un hombre con una máscara de Trump protesta en la embajada estadounidense de Londres. (Reuters)

El 45º presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, cumplirá este viernes su primera semana en el cargo. La agencia estadounidense Associated Press recopila en su web las primeras medidas del nuevo Gobierno, que tímidamente apuntan a un cambio en el que el medioambiente ya no es una prioridad. Aunque todavía es pronto para valorar en qué quedarán estas iniciativas, la lista supone un buen resumen de lo ocurrido en los primeros días de gobierno.

El regreso de los oleoductos de la discordia

Este martes, Trump inició acciones para avanzar en la construcción de las tuberías de Keystone XL y Dakota Access, dos oleoductos cuya creación fue congelada a finales de 2015 por el anterior presidente, Barack Obama. Trump ha definido el proceso regulatorio actual como un "caos enredado" y defiende agilizarlo: "Si es no, debería ser un no rápido. Si es sí, comencemos a hacerlo". En otras palabras, la creación de estas infraestructuras no está todavía asegurada, pero ambos proyectos serán reconsiderados.

Trump revive así dos oleoductos que han puesto en pie de guerra a ecologistas y nativos americanos por el peligro de un vertido tóxico y las consecuencias que esto tendría para las aguas subterráneas. La tubería de Dakota, de 1.800 kilómetros de largo, es un proyecto de 3.800 millones de dólares que ya está completado en un 87%, mientras que la de Keystone es en realidad una expansión de un canal ya existente. En ambos casos, se teme por los efectos climáticos de dichas infraestructuras.

Los investigadores, mejor calladitos

Según informa 'Politico', la Administración Trump ha solicitado a las agencias federales que inicien un 'apagón' informativo y dejen de publicar notas de prensa y mensajes en las redes sociales, una medida que también ha afectado al Departamento de Agricultura de EEUU y a la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

El asunto se volvió más oscuro cuando la cuenta oficial del Parque Nacional de Badlands borró varios tuits que defendían la existencia del cambio climático. Estos se han hecho virales, mientras algunos internautas consideraban que los mensajes eran una muestra de rebeldía contra las medidas de Trump.

Menos fondos

La EPA también ha visto congelados sus contratos y subvenciones, al menos hasta el viernes. "La nueva Administración de la EPA ha pedido que todos los contratos y las concesiones sean suspendidos temporalmente, con efecto inmediato. Hasta que recibamos más aclaraciones, esto incluye órdenes de trabajo y asignaciones de trabajo", señala una de las directrices filtradas a los medios.

El año pasado la EPA contó con un presupuesto total de 8.600 millones de dólares, con dinero para donaciones y contratos otorgados a organizaciones a todos los niveles, desde grupos sin fines de lucro locales a gobiernos estatales. Los investigadores temen que estas medidas sean la vanguardia de futuros recortes.

¿Cambio climático? ¿Qué cambio climático?

La administración de Trump ha solicitado a la Agencia de Protección Ambiental que elimine la página sobre cambio climático de su web, según dos empleados de la agencia han asegurado a 'Reuters'. La medida, que podría hacerse oficial hoy mismo, supone la pérdida de años de trabajo y ha llevado a algunos investigadores a hacer copias de seguridad para intentar salvar la información.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios