Metaemprendedores

Metaemprendedores es un espacio de reflexión e ideas sobre el emprendimiento. Distintos autores, todos ellos perfiles de relevantes y con máxima experiencia en la construcción de nuevos proyectos empresariales de base tecnológica, aportarán desde esta tribuna sus ideas, experiencias y propuestas que sirvan de referencia al emprendedor.

Puedes suscribirte a esta columna por RSS o Twitter

Cómo ayudar y no estorbar a la ola de emprendedores

Iñaki Arrola 04/01/2012 1

1
Enviar
104
77
 
0
8
Imprimir
Antes y después de las elecciones hemos recibido noticias por parte de todos los políticos que hay que apoyar a los emprendedores, que son la base que sustenta la economía, que somos necesarios... Hoy no voy a entrar en valorar si es moda o necesidad, si es lo mismo empresario o emprendedor o si será una ola que subirá y luego bajará. Para mí hay que aprovecharla: si hay cresta, y aunque sea una moda, existe y yo la voy a aprovechar. Fui de los que han acudido a distintas reuniones con políticos antes del 20-N y, aunque nos faltó reunirnos, con Soraya Sáenz de Santamaría por su feliz maternidad, voluntad de al menos hacerse la foto la había.

¿Pero qué necesitamos más? ¿Que se nos ayude o que no se nos moleste? Yo voy a dar de las dos:

En el lado de las ayudas necesitamos:

1. Fomentar la educación, la cultura del esfuerzo y verlo con ejemplos. ¿Quién es el ejemplo de empresario en España? ¿Qué modelos ven nuestros jóvenes cuando estudian? ¿Qué empresario es un modelo a seguir para nuestros jóvenes?. Algo se conoce a un tal Ortega y a un tal Botín pero ya no son ejemplos cercanos, son muy mayores ¿Qué pasa si se pregunta por Isac Andik, Martin Varsavsky o Jesús Encinar en la universidad?¿Quién habla de crear empresas en colegios y facultades? ¿Y si viéramos en televisión ejemplos de emprendedores? ¿Y si viéramos ejemplos de éxito y de fracaso? No dudo que la muerte de Steve Jobs y la película “La red Social” han creado más espíritu emprendedor que muchas iniciativas públicas en los últimos años. Y si esto es verdad hay que enseñarlo, desde el trabajo de un taxista hasta el de empresarios con reconocidos éxitos y fracasos empresariales.

2. Promover los hubs de empresas aprovechando nuestra magnífica meteorología y la buena vida de España. Es fundamental atraer emprendedores extranjeros, que vengan a trabajar mucho y que se les deje funcionar. Hay ejemplos en el mundo como el de Chile donde parece que una gran burocracia no facilita tanto la magnífica idea inicial del gobierno pero quizá por ahí vayan los tiros.

3. Mejorar y seguir potenciando las figuras co-inversoras como ENISA, Neotec y CDTI. Eso si, con límites. Regularía el acceso a estas a empresas de reciente creación y que no fueran participadas por grandes corporaciones que en muchos casos son las destinatarias de dinero público haciendo más insalvable la brecha entre gran y pequeña empresa.

4. Potenciar fiscalmente la inversión en empresas de reciente creación, en su internacionalización a nivel de inversión y facilitar también fiscalmente el fomento de los planes de opciones. Tema espinoso este último, que en España alguno oye stock options, recuerda a Juan Villalonga y le da urticaria pero ¿qué tal limitarlo a empresas de reciente constitución y/o llamarlo de otra manera?

Y, ¿qué necesitamos en el lado de la no molestia? ¿Qué pueden hacer para no estorbar?

1. Que podamos no tener una responsabilidad ilimitada (curioso nombre el de las sociedades limitadas en España) para que el emprendedor que fracase pueda volver a intentarlo y no tenga que esperar a que sus nietos paguen esos errores con su patrimonio.

2. Que se nos deje crear empleo. España es un país emprendedor pero emprendedor de autónomos y micro empresas que en su mayoría por definición no crean puestos de trabajos adicionales. Motivos hay muchos pero seguro que una legislación laboral más acorde y unos costes de Seguridad Social y autónomos más competitivos permitirían que se contratara, y por supuesto despidiera, a una mayor velocidad.

3. Que se nos deje pagar impuestos cuando ganamos dinero y por supuesto cuando cobramos. Si, si se cobra el IVA se paga, si no no se paga, hoy ya suena esto más cercano.

4. Que se ayude a que la burocracia sea menor en todos los niveles. No creo que esta sea excusa para montar una empresa porque si uno quiere la monta, va vendiendo y se conseguirá antes o después pero hay muchos niveles donde reducir fricciones y papeleos ayudará mucho.

Ideas son muchas, nos sobran, ola tenemos... ¿nos ayudarán nuestros políticos?
1
104
77
 
0
8

1

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

Lo siento, no puedo estar de acuerdo con los puntos 2 y 3. Si tenemos "buena vida" es porque preferimos estar de juerga que dedicarnos en cuerpo y alma a un proyecto empresarial. Si cuando haces un curso de alemán el tercer verbo que se aprende [después de "sein" y "haben"] es "arbeiten", es por algo. Lo que debería de ser obligatorio es una estancia en Alemania o USA para aprender algo sobre organización del trabajo, que es algo que nos falta.

Y sobre las subvenciones, lo mejor que podían hacer es quitarlas *todas*. Una empresa que nace con subvenciones, probablemente las seguirá necesitando toda su vida, lo que es un indicativo de que su actividad es bastante prescindible y no se sostiene con el mercado. Dejemos aparte los dudosos criterios con que se otorgan estas subvenciones, y la discriminación que suponen con respecto a las que financian la I+D de su propio bolsillo.
En lugar de eso, habría que fomentar verdaderos fondos de capital riesgo [atención a la segunda palabra], que, por la cuenta que les tiene, se dedicarán a financiar proyectos que puedan ser viables y dar beneficios.

Bertie 05/01/2012, 11:40 h.  RESPONDER  0

AHORA EN