Patricia Fernández de Lis
€ureka

Patricia cuenta con más de 15 años de experiencia como periodista de economía, ciencia y tecnología. Trabajó como redactora de El País en temas relacionados con las nuevas tecnologías e internet y, en julio de 2007, se incorporó al equipo fundador del diario Público como redactora jefe de la sección de Ciencias. Ahora dirige Materia, la web de ciencia y tecnología de más rápido crecimiento en español. €ureka documentará la auténtica relación entre la inversión en ciencia de un país y su crecimiento económico y productividad, y cuáles serán las consecuencias de los recortes en I+D en España motivados por la crisis.

Puedes suscribirte a esta columna por RSS o Twitter

Presupuestos para ciencia, o cómo cobrar un 13% menos ganando un 5% más

Patricia Fernández de Lis 17/03/2013    (06:00) 12

12
Enviar
84
56
 
0
9
Imprimir

“Peláez, su trabajo es tan importante para nosotros que acabamos de cerrar los presupuestos de 2013 y hemos decidido subirle el sueldo un 5%”. Usted no puede creerlo. Año tras año, su jefe asegura en sus discursos que su trabajo es fundamental para el futuro, que, sin usted, la empresa no saldrá del agujero de la crisis, y que gracias a sus investigaciones cambiará el modelo productivo de la compañía. 

Dice también muchas otras cosas que suenan a palabras huecas y usted se resiste en creer. Y hace bien en no creerle. Porque cuando lee la letra pequeña del presupuesto, comprueba que su sueldo no solo no ha subido un 5%, si no que ha caído un 13%.

Lo curioso es que su jefe no le ha mentido. Año tras año, los presupuestos de su departamento reflejan que hay mucho más dinero disponible para que usted lo use. El único problema es que, en lugar de pagarle por su trabajo, su jefe ha decidido sustituir poco a poco ese sueldo que usted cobra con un crédito que debe pedirle y, si lo hace, reembolsarle después.

Así, como a Peláez, es como han tratado los sucesivos Gobiernos del PSOE, PP, PSOE y de nuevo PP la inversión en ciencia. Reducir el presupuesto en la partida que, según aseguran todos los gobiernos, pone los cimientos de la economía del futuro está muy feo. Así que, cuando la partida llevaba ya unos años en caída libre tras el Gobierno de Felipe González, el de José María Aznar decide aumentar brutalmente los créditos (capítulo 8 del presupuesto) y mantener las subvenciones (capítulos 1 a 7). Cuando se le muestra al ciudadano la foto completa, la partida total (del 1 al 8) parece incrementarse.

Contemplen, en este esclarecedor gráfico que publicó el diario El País en 2009, la política científica de España durante los últimos 20 años. La línea roja muestra la realidad de la inversión. La azul, el hermoso maquillaje que le han aplicado sucesivos gobiernos hasta el presupuesto de 2010:

Siendo justo y precisos, hay que reconocerle al primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero un esfuerzo considerable en aumentar la partida real de la ciencia que, en 2009, se superó por primera vez el 1,5% del PIB. Este esfuerzo se olvidó cuando llegó la crisis, en 2010, y los presupuestos no financieros se recortaron un 15%. 

En este otro informe, elaborado por la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), se puede ver cómo la tendencia continúa hasta 2013. Y en esta tabla se comprueba que la única partida que ha aumentado su presupuesto en 2013 es (¡sorpresa!) el capítulo 8 en I+D civil.

El recorte de presupuestos en ciencia no es ilegal. Tampoco lo es intentar paliar ese recorte sustituyendo subvenciones por unos créditos que la ciencia española nunca termina de solicitar porque no sabe si va a poder devolver. Pero sí es inmoral intentar engañar a la ciudadanía mostrando cifras explicadas a medias y veladas con políticas poco transparentes. 

Los gobiernos españoles llevan veinte años intentando negar la realidad de que, al final, siempre es Peláez el que termina pagando el pato de las crisis, a la espera que algún día llegue un nuevo jefe que sí crea en el cambio del modelo productivo de este país.

12
84
56
 
0
9

12

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

#10 este comentario iba para #7.

grisom35 18/03/2013, 16:05 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

#8 La ciencia básica en ciencia de calidad. Y sin ciencia básica no hay ciencia aplicada, y por tanto no hay productos ni nada que a sus queridos mercados le sirva. Esto es una pirámide, y la gente que como usted no conoce el tema siempre se va a la cúspide, cuando sin base la pirámide se cae. Si por ciencia aplicada usted entiende el construir un satélite de comunicaciones, sepa que sin las teorías de Newton y otros grandes hombres eso sería imposible. Y que en su tiempo, las teorías de Newton sería calificadas de pajas mentales por mentes preclaras como la suya. Pero gracias a ellas, ahora hacemos muchas cosas y los mercados están muy contentos con ellas. Mientras no se entienda esto, que no lo entiende ni el propio gobierno, seguiremos en las catacumbas.

grisom35 18/03/2013, 16:04 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

#8 No se que conocerá usted, pero que los investigadores despreciamos a las empresas... más bien al contrario. Las empresas siguen con su idea de no poner un duro en innovación, aferrándose a técnica y procesos caducos o pagando royalties por patentes foráneas. Les es mucho más cómodo que crear un departamento de investigación de calidad, eso cuesta dinero en medios y personal que no irían a seguir forrando la cuenta del dueño o del consejo de administración de turno. Son las empresas las que deben ir a buscar al investigador... porque lo que hace el investigador está perfectamente recogido en sus artículos, y saben perfectamente lo que está haciendo y si les interesa o no. Así funciona en EEUU [y eso lo se por experiencia], allí ningún investigador va en plan comercial vendiendo su investigación, a las empresas no les hace falta puesto que ya lo controlan. Y a las empresas de calidad no les duelen prendas en financiar a investigadores de su gusto para que hagan lo que quieran, con la condición de tener preferencia en los resultados. Aquí, solo se acuerdan de la investigación cuando tienen un problema muy concreto, con prisas y eso sí, sin pagar.

grisom35 18/03/2013, 16:01 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

A ver, para entendernos, cortito: para tener ciencia de calidad, hay que invertir en ciencia de calidad. La ciencia generará conocimiento de calidad y si hay alguien que sepa utilizarlo, lo intentará llevar al mercado. Si el mercado dice que lo que le ofrecen es de calidad, pagará por ello y ahí, precisamente, está la innovación. No hay que darle muchas vueltas. Invierta en ciencia de calidad y tendrá mercados que pagarán por ella, no les quepa duda. Lo demás, pajas mentales y postura del avestruz: cabeza abajo y culo arriba

Agermont 17/03/2013, 20:29 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  1

y #4, como Vd. sabe perfectamente lo importante para generar innovaciones no es la cantidad de investigación básica, aplicada, desarrollo o innovación que exista sino los intercambios de conocimiento que se producen entre los distintos agentes del sistema. Meta la cantidad de dinero que quiera en un edificio cerrado y estanco con los mejores investigadores "básicos" del mundo dentro que no se generará ni una sóla innovación en el mercado. Y cuando uno de los principales problemas de España [y de Europa] es la escasa y difícil relación entre el mundo empresarial y el científico público es por algo. Por cierto, cosa que no sucede en EE. UU., ya que lo ha puesto como ejemplo. Allí los investigadores de las universidades están en permanente contacto con las empresas. Aquí los investigadores las desprecian. Esa es la diferencia.

smiley65 17/03/2013, 19:42 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

#3 #4 Ahora digan Vds. que la investigación científica pública en España está orientada a la generación de innovaciones y no a la producción de "papers" en su mayoría inútiles [como lo demuestra la irrisoria cantidad de patentes generadas por los mismos que producen publicaciones como churros], en lo que somos potencia mundial, para que me caiga de la risa. Los investigadores públicos van a lo que van, a publicar sobre sus pajas mentales particulares para ascender en el escalafón y les trae sin cuidado lo que piense u opine la el sector empresarial. La endogamia de la universidad española es un cáncer que se extiende a todos los ámbitos, incluido el de la I+D. Hay excepciones, pero la mayoría es así. El #1 tiene bastante razón en lo que dice.

smiley65 17/03/2013, 19:34 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

#4 100% de acuerdo. Y eso lo suelen saber muy bien en la mayoría de países serios. El nuestro demuestra cada día que no lo es, tanto por sus gobernantes como por un gran estrato de su población.

grisom35 17/03/2013, 18:42 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  1

#1 Su comentario revela un profundo desconocimiento de lo que cómo la investigación genera innovación. Los países que nos dan mil vueltas en este asunto lo saben muy bien. La tasa de éxito [medida por innovaciones generadas] de la investigación es muy baja, sea esta pública o privada. Y para que la investigación aplicada sea exitosa, el sistema nacional de investigación debe contar con un componente importante de investigación básica [no aplicada] que, aunque no genere directamente innovaciones, es un sustrato necesario para que la investigación aplicada las genere. Países tan poco sospechosos como EEUU dedican una enorme cantidad de fondos públicos a financiar investigación básica, porque el sector privado no tiene incentivos a financiarla, pero se beneficia de los resultados generados por ésta a la hora de crear innovaciones.

popper 17/03/2013, 18:21 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  1

#1 Su comentario es un resumen magnifico de la estulticia y el desconocimiento del trabajo científico que tenemos en este país. Habla del trabajo científico, de la investigación, como si se tratase de levantar un bloque de ladrillo [de lo que sí se sabe bastante en este país, por desgracia] y se olvida totalmente de que cualquier investigación puede ser sobre el papel magnifica, estar perfectamente planificada, ideada, pensada, basada en antecedentes, y luego en la práctica no funcionar. Y eso lo sabemos cualquier de los que llevamos años dedicándonos a este trabajo. Por ello los logros científicos son tan importantes, porque por cada éxito hay 100 fracasos. Pero los ignorantes como usted no saben o no quieren saber esto, y piensan en la ciencia como si fuera lo mismo que abrir una tienda o hacer una casa. La única subvención que crea riqueza futura para el futuro siempre es la que se da a la ciencia, ya sea por la generación de multitud de bienes materiales o simplemente por el conocimiento, que contribuye a la formación de los ciudadanos y, haciéndolos mejores a estos, mejora la calidad general del país. Cosa que leyéndole se ve claro que aquí no ocurre.

grisom35 17/03/2013, 11:20 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  2

#1 por esa regla de tres teníamos que ser mas críticos con los gobernantes subvencionados con dinero publico que juegan con dinero publico
no solo carecen de ideas para solucionar los problemas sino que crean mas problemas
y dichos problemas por desgracia los pagamos los de siempre
eso si tienen una i-d para llevarse el dinero para ellos y sus amigos impresionante
tenemos lo que nos merecemos
hace tiempo que el sistema de este país tenia que a ver cambiado
y no basarse en pelotazos de construcción

jo44 17/03/2013, 11:01 h. Acceso al comentario Acceso al comentario  RESPONDER  0

AHORA EN