Rubén J. Lapetra
El Radar

El Radar es un espacio de debate sobre tendencias tecnológicas, medios y aspectos económicos y empresariales relativos a la industria digital e internet

Puedes suscribirte a esta columna por RSS o Twitter

Y Google creó un clon (clase C)

Rubén J. Lapetra 15/04/2012 Escribe tu comentario

0
Enviar
34
37
 
0
Menéame
Imprimir
Con cara de poker se han quedado en Wall Street tras el anuncio de Google de emitir acciones sin voto, clase C, pero que cotizarán en paralelo con otro nombre. Los expertos en gobernanza corporativa señalan que se trata de un blindaje de la participación de sus fundadores, Larry Page y Sergey Brin, al frente de la empresa junto a Eric Schmidt. Los analistas financieros dudan si se puede considerar un split -desdoblamiento de la acción- o no, si puede ser una remuneración o, incluso, si hay algún spin-off (escisión de un negocio o filial en una nueva empresa) en marcha dentro del buscador.

Algo no cuadra, pero tampoco encajan los modos de Google desde que salió a bolsa saltándose a los bancos de inversión de Wall Street y mediante una subasta a la baja -a la holandesa- para asignar sus acciones. La emisión de nuevas acciones creará una sociedad paralela de facto, pero con los mismos accionistas de Google (split 2x1) y cotizará en el Nasdaq con un ticker distinto. En EEUU, el uso de acciones de varias clase es habitual y, especialmente, lo es entre las compañías tecnológicas. Por ejemplo, el gigante Facebook está controlado por su fundador, Mark Zuckerberg, que ostenta una participación económica que ronda el 25% y con unos derechos de voto de casi el 60%.

El objetivo de la operación de Google se dirige hacia una estructura de ese tipo, pero también a neutralizar los efectos de la generosa política de 'stock options' que el buscador ha tenido hasta ahora entre sus ejecutivos y empleados. Y es que solo por este concepto, la compañía repartirá 2.000 millones de dólares en acciones en 2012.

"Estas acciones sin derecho a voto estarán disponible para usos corporativos, como remuneraciones de los empleados basadas en acciones, que de otro modo podrían diluir nuestra estructura de gobierno", señala en este sentido el consejero delegado de Google en una carta dirigida a los inversores. Las stock options, un problema a solucionar. "No estamos pensando en una gran adquisición si es lo que estáis imaginando. No hay prisa, pero desde que sabemos lo que queremos hacer, no hay razón para retrasarlo".

Page desgrana alguno de los razonamientos que les ha llevado a tomar la polémica decisión de emitir estas acciones sobre la mayor compañía de Internet y el principal es asegurarse el control aun a pesar de que vendan un porcentaje de sus acciones, plan anunciado en 2009 y que se ejecutará antes de 2015. Desde enero de 2010, la participación de los fundadores ha caído por debajo del 50% como consecuencia de estas ventas y la dilución de las stock-options a empleados. Ahora quieren recuperar el control total con el 10% del presidente Eric Schmidt, que ha mostrado su intención de sindicar su participación con Page y Brin. 

Este es el segundo motivo principal para las acciones de clase que señala Page en su carta. Algunas de sus ideas merecen rescatarse para intentar descifrar hacia donde está poniendo su proa el gigante tecnológico y todo parece indicar que hacia un nuevo sector. Dos son las áreas en las que Google va a centrar su estrategia en 2012 como su red social Google+, que competirá con Facebook, y los gadgets que salgan de las factorías de Motorola, su respuesta al dominio de Apple en el hardware.

Es llamativo que Page haga mención en su dibujo de tres productos (Android, Chrome y Youtube) sobre los que parecen pivotar las estrategias de largo plazo de Google. "Según nuestra experiencia, el éxito es más probable si te concentras en el largo plazo. Por ejemplo, tardamos tres años en sacar nuestro primer terminal Android y otros tres años para que el sistema operativo alcanzase una verdadera masa crítica. (...) Hemos protegido a Google de las presiones externas y la tentación de sacrificar futuras oportunidades frente a cumplir con demandas cortoplacistas. Los productos de inversión de largo plazo, como Chrome y Youtube, que ahora gozan de un fenomenal uso, fueron decisiones realizadas con grado de independencia significativa".
0
34
37
 
0
Menéame

AHORA EN