KNÖRR, INVERSOR EN TICKETBIS, HABITISSIMO Y PETCOACH

1,5M€ de beneficio al año: así invierte el mejor 'business angel' de 'startups' de España

En el último año, Eneko Knörr ha ganado cerca de 1,5 millones y la venta de tres 'startups' le ha dado un 2200% sobre la inversión. Esta es la historia del mejor 'business angel' español

Foto:

En España cada vez hay más dinero para financiar 'startups'. Ya sea con dinero nacional o extranjero, casos como los de Ontruck, Carto, Wallapop o Hawkers demuestran que los emprendedores españoles tienen cada vez más posibilidades de financiarse con los grandes fondos de inversión. Pero, al margen de los grandes capitales, hay una figura que, aunque progresivamente se vuelve minoritaria, aún se resiste a desaparecer. Se trata de los 'business angels', esos pequeñísimos inversores que aportan poco dinero (generalmente entre 5.000 y 50.000 euros) a 'startups' en su fase inicial con la esperanza de que algún día sus acciones se multipliquen exponencialmente.

Es el caso de Eneko Knörr, el emprendedor que en 2007 vendió Hostalia a Acens y que, a día de hoy, dirige Ludei e Ideateca. Y es que, al margen de su actividad emprendedora, de manera puntual invierte en 'startups' españolas.

Lo llamativo es que, a pesar de no invertir de manera profesional y de inyectar cantidades muy bajas de dinero, se está ganando la condición de mejor 'business angel' de nuestro país: en los últimos doce meses, Eneko Knörr ha vendido sus acciones en tres 'startups', lo que le ha generado un beneficio de 1,5 millones de euros. Esta es la historia de cómo un pequeño inversor español ha conseguido una rentabilidad del 2200% sobre su inversión inicial en apenas un año.

Ticketbis: "Multipliqué por 40 mi inversión"

En mayo de 2016, la web española de reventa de entradas Ticketbis fue vendida a eBay por 165 millones, lo que supuso uno de los grandes hitos del emprendimiento tecnológico español de la historia reciente.

Entre sus primeros inversores estaba Eneko Knörr, pero lo cierto es que la historia es mucho más enrevesada –y divertida– de lo que cabría esperar. Todo empezó cuando conoció a uno de los fundadores, Jon Uriarte, en 2009: "Me vino con un Power Point en el que me explicaba el proyecto. Aún no habían nacido oficialmente y estaban buscando financiación para arrancar, pero ya estaban valorando su empresa en un millón de euros".

"Al principio no quise invertir, pero en dos semanas la valoración pasó de uno a dos millones"

Knörr no lo veía nada claro: "Jon era una persona sin experiencia emprendedora, venía del sector de banca de inversión, eran dos CEOs, un Power Point de un millón de euros... Pensé: 'Esto no va a ningún sitio'. Además, le hice un pequeño cuestionario sobre negocios de internet y no tenía ni idea. Me dijo que era un negocio multimillonario en el que casi nadie estaba haciendo nada, pero el proyecto no cumplía ninguno de mis requisitos, así que decidí no invertir", reconoce.

Sin embargo, la idea no se le fue de la cabeza: "Es cierto que el sector era muy interesante y había potencial. Pocas semanas después volvimos a vernos y me dijo que ya tenía equipo, que había fichado a una persona de la competencia, que el producto ya estaba avanzando... y que ya habían conseguido algunos inversores".

Ander Michelena y Jon Uriarte, cofundadores de Ticketbis.
Ander Michelena y Jon Uriarte, cofundadores de Ticketbis.

"Me pasó lo que nos pasa a todos los inversores", asegura: "No queremos ser el único tonto que invierta, pero que hubiera más gente me convencía, así que le dije que sí iba a invertir".

Pero había un problema: "Jon me respondió que muy bien, pero que la valoración de la 'startup' ya no era de un millón, sino de dos. En apenas 2-3 semanas la habían valorado en el doble. Podría haber metido mi dinero antes y no les hice caso, pero, de todos modos, decidí invertir a la valoración de dos millones".

"No tenían experiencia, solo un Power Point, no tenían ni idea de internet... Pensé que eso no iba a ningún sitio"

En cualquier caso, tampoco tenía la confianza del mundo: "Hubo más rondas de financiación a partir de esa, pero yo decidí no volver a invertir. Estaba con mi 'startup' en Estados Unidos y no tenía tiempo, así que seguí como accionista, pero sin acudir a las nuevas rondas. Además, no pensaba que eso fuera a ser la leche, precisamente".

Pero sí que lo fue. Con el tiempo, Ticketbis fue creciendo empresarialmente y empezó a recibir dinero de grandes fondos de inversión. A Eneko Knörr le llegó la gran noticia en la primavera de 2016: "Me escribieron para decirme que había oferta en firme. Uno o dos meses después, vendieron la empresa y yo multipliqué mi inversión por 40".

El equipo de Ticketbis.
El equipo de Ticketbis.

Habitíssimo: "Multipliqué lo invertido por 22"

La historia de Habitíssimo no se parece, ni de lejos, a la de Ticketbis: "Los conocí en 2009, en el Campus de Emprendedores de Seedrocket. Jordi [Ber, el fundador] llevaba un mero Power Point, pero me daba mucha confianza: tenía experiencia como emprendedor en el grupo Intercom y parecía convencido de lo que iba a hacer".

Al final les convenció a todos: "Varios de los 'business angels' de Seedrocket invertimos poco, 2.000 euros por cabeza, pero tenía buena pinta. Más tarde llegaría la ronda en la que entró Cabiedes [uno de los fondos de inversión inicial más destacados de España] y ahí volví a invertir, pero en la tercera ronda de financiación ya no metí dinero".

"Invertí 2.000 euros en un Power Point: las pasaron canutas, pero al final tuvieron éxito"

Knörr nos reconoce que "Habitíssimo las pasó muy canutas al principio. Se estaban peleando con el modelo de marketplace, que no sabían cómo rentabilizarlo. Al final encontraron la tecla, pero pasaron una época muy difícil".

Con el tiempo, Habitíssimo fue creciendo y le salieron pretendientes, pero fue un proceso que tuvo un batacazo gordo: "La venta fue complicada. A finales de 2016 estuvieron a punto de vender la empresa, estaba ya pactado, pero en el último momento se cayó, y eso fue un palo gordísimo para los emprendedores". Sin embargo, al final hubo suerte: pocos meses después, HomeServe compró el 70% de Habitíssimo por cerca de 20 millones de euros y Eneko Knörr multiplicó por 22 la inversión que había hecho.

El equipo directivo de Habitíssimo.
El equipo directivo de Habitíssimo.

Petcoach: "Ni me acordaba de ellos"

Si las dos primeras historias ya resultaban llamativas, la tercera le haría estallar la cabeza a cualquiera: "Hace muchos años conocí a un emprendedor español que había fundado una 'startup' llamada Notorious, que era una aplicación dentro del sector de la moda. Al principio no les hice mucho caso, pero cuando entraron en la aceleradora Techstars de Nueva York decidí invertir algo de dinero".

En cualquier caso, seguía sin confiar mucho en la 'startup', y parece que no le faltaban razones: "Me iban contando alguna cosa, pero muy poco. Es lo que suele pasar cuando una empresa va mal: el emprendedor no tiene ganas de contarte nada si no está teniendo buenos resultados. No supe nada de ellos hasta que me contaron que se iban a fusionar con otra empresa llamada Petcoach. No tenían nada que ver, porque Petcoach era de veterinarios y Notorious de moda, pero al menos me gustó que siguieran activos".

"No supe nada de ellos en dos años, no sabía ni a qué se dedicaban y no tenía esperanzas"

Knörr es sincero: "Ni siquiera los tenía en mi lista pública de 'startups' en las que había invertido: ya casi no sabía ni a qué se dedicaban y no tenía muchas esperanzas. No supe nada de la empresa durante dos años, ni me acordaba de ellos".

Pero la sorpresa le llegó hace pocos meses: Petcoach era vendida por cerca de 10 millones de dólares a la estadounidense Petco. Fruto de la operación, Knörr multiplicó por cinco su inversión: "Es una venta menor, pero de las que más ilusión me ha hecho, porque no me la esperaba. Es como si un día recibes la herencia de un tío-abuelo de Sevilla que no sabías ni que existía. Es la historia más graciosa de las tres ventas que he hecho este año".

1,5 millones y un 2200% de retorno

Cada una de las tres historias que hemos contado es más llamativa y estrafalaria que las anteriores, pero las tres tuvieron final feliz: Eneko Knörr multiplicó por 40 su inversión en Ticketbis, por 22 la de Habitíssimo y por 5 la de Petcoach.

El 'business angel' alega cuestiones de confidencialidad firmada para no darnos cifras más concretas, pero, según ha podido saber este periódico, en apenas un año y con la venta de estas tres 'startups', Eneko Knörr ha obtenido un beneficio cercano a los 1,5 millones de euros.

"Muchas veces los inversores no tenemos ni idea, esto es cuestión de suerte"

Además, ha generado un 2200% del dinero metido en estas tres compañías. Todo ello teniendo en cuenta que este 'business angel' no es inversor profesional: él tiene sus propias empresas y, en momentos puntuales, invierte su propio dinero a unos niveles muy bajos en comparación con los grandes inversores o fondos que actualmente existen en España.

Esta experiencia le ha traído una conclusión clara: "Muchas veces los inversores no tenemos ni idea, esto es cuestión de suerte, no hay ningún patrón claro. Todos tenemos unos criterios, pero te he contado tres historias que no tienen absolutamente nada que ver, son casos totalmente distintos, no tenemos ninguna varita mágica. Ahora solo estoy convencido de una cosa: hay que estar muy cerca de todos los emprendedores para no perderte nada, porque ahora sí hay mucha financiación para 'startups' en España, no como hace seis años, y ahora son los emprendedores los que están pudiendo elegir a sus inversores".

Su antiportfolio: "Perdí a Verse y Kantox"

Lo reconocemos: le hemos cogido un poco de manía a Eneko Knörr, así que queremos saber también qué buenas oportunidades de inversión le pasaron por delante... y no las cogió: conocí a Kantox en el Financial Congress de Bilbao, cuando todavía no destacaban. Podría haber invertido en ellos, pero los dejé escapar, como a muchas buenas 'startups' de Seedrocket en las que tampoco invertí".

También se acuerda de Verse: "Los conocí hace tres años en Menorca Millennials. No quise invertir en ellos, pero me parecieron muy listos y unos adelantados en tecnología bitcoin". A día de hoy, Verse cuenta con ocho millones de financiación de varios fondos de inversión americanos: "Estoy convencido de que van a ser un empresón".

"En EEUU los equivalentes al IBEX35 compran muchas 'startups'; eso en España no pasa"

Y es que, de un tiempo a esta parte, nuestro país ha sufrido un significativo cambio: "El panorama español se está poniendo muy interesante. Yo me fui a Estados Unidos hace seis años porque nadie invertía en tecnología, pero ahora hay mucho más dinero. Además, los fondos extranjeros también están invirtiendo en 'startups' españolas".

A su juicio, al ecosistema tecnológico español solo le falta una cosa: "Que entren las grandes empresas. En Estados Unidos, los equivalentes al IBEX35 están comprando 'startups' constantemente, pero eso en España no está pasando. Solo lo hace el BBVA, aunque curiosamente a la hora de comprar se va a por las extranjeras, pero es el único caso de gran empresa española que se lanza a comprar 'startups'.

Mientras eso no pase, Eneko Knörr y muchos más pequeños inversores seguirán invirtiendo en 'startups' tecnológicas españolas. Todos ellos lo harán con un objetivo claro: que su inversión, por pequeña que sea, tenga suerte y acabe devolviendo unos múltiplos más que exitosos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios