Juan González Gómez es más conocido como obijuan

Obijuan, el primer español en ganar el mayor premio de 'software' libre del mundo

Impulsó una comunidad interesada en la clonación de impresoras en 3D: cada máquina crea las piezas para fabricar la siguiente

Foto: Juan González Gómez, más conocido como Obijuan. (Twitter)
Juan González Gómez, más conocido como Obijuan. (Twitter)

"El número de votos que ha recibido este tipo es de locura", dijo la presentadora de la Open Source Convention al dar el premio O'Really Open Source Award a Juan González Gómez, más conocido como Obijuan. Este madrileño de 44 años, crac del 'hardware' libre, se ha ganado el corazón de miles de 'makers' en España y Latinoamérica, quienes le votaron en masa a ritmo del hashtag #ObijuanSeLoMerece.

El O'Really Open Source Award es el galardón más importante del mundo del código abierto. La idea de presentar a Obijuan a este premio salió de la comunidad Clone Wars, que aúna a más de 5.000 personas interesadas en la clonación de impresoras 3D libres. Juan creó la primera en España, a la que llamó Madre, y de esta han nacido muchas más, iniciándose así desde exitosas 'startups' hasta proyectos como el de Nieves Cubo, que imprime tejidos humanos.

Una de las impresoras, clonada de Madre, sirve para imprimir piel humana
Una de las impresoras, clonada de Madre, sirve para imprimir piel humana

"Yo era una infeliz hasta que conocí la impresión 3D", explica Nieves en uno de los textos que la comunidad Clone Wars ha escrito para destacar la importancia de Obijuan en sus vidas. Nieves construyó su bioimpresora gracias a que Juan le donó algunas piezas. Es una de las reglas de Clone Wars: te ayudan con piezas para que construyas tu primera impresora y, cuando ya funcione, imprimes las piezas y las devuelves.

Acercar el conocimiento a todo el mundo

“Ha sido un orgullo inmenso poder recibir este premio y solo tengo palabras de agradecimiento para todos. El 'software' que uso en mi día a día lo han hecho miles de hackers y makers en su tiempo libre, por pura pasión. Yo también aporto cosas, pero el balance es muy negativo", aseguró Obijuan, quien destila la humildad de los genios, al recibir el premio.

"Mi misión es acercar la tecnología a las personas y difundir el conocimiento, para que luego lo usen como quieran", explica. Y así lo aplica, en su tiempo libre y en su trabajo, en el taller de fabricación digital o "Fab Lab" de la asociación La Rueca, una entidad social que ayuda a jóvenes en riesgo de exclusión social.

Pero es en el tiempo libre cuando despliega toda su increíble energía y humanidad, que puede captarse viendo las decenas de tutoriales de su canal de Youtube. Ahora está enfrascado en lo que parecía imposible: crear chips libres. Concretamente quiere replicar la CPU del Apollo 11. "Tras el 'software' libre, el 'hardware' libre y las impresoras 3D que construyen nuevo 'hardware', sólo nos falta una pieza para encajar el puzle que son los chips", explicaba recientemente en una entrevista.

Cada nueva idea de Obijuan se concreta en proyectos abiertos, no solo por usar 'software' y diseños libres sino también porque generan comunidades en las que circula libre el conocimiento. Cuando parecía, con el cambio de siglo, que las fértiles comunidades españolas del 'software' libre habían pasado a mejor vida, apareció Obijuan y dio un paso más allá, hacia el 'hardware' libre.

"El 'software' libre ha ido madurando y se ha integrado silenciosamente en toda nuestra tecnología. En Github, por ejemplo, hay más de 20 millones de proyectos libres", explica Juan. El siguiente paso estaba clarísimo para él: "Las ideas del 'software' libre se han ido extendiendo a otros ámbitos, como el 'hardware', la impresión 3D, la robótica...".

Doctor en Informática y Telecomunicaciones, lleva años dando charlas sobre robótica educativa en escuelas, donde muestra a alumnas y alumnos cómo construir sus propios robots. Su tesis doctoral versó sobre robots modulares, como los llamados 'gusanos electrónicos', y fue allí cuando se dió cuenta de la importancia de que la información para construirlos fuese libre, desde el 'software' hasta los planos.

A partir de aquí, la suerte estaba echada. "Nos hizo ver que no hace falta irse al extranjero para hacer tecnología puntera. Nos motivó", explica CarlosGS, un asiduo de la comunidad Clone Wars quien recuerda aún "el día en que nos sorprendió a todos con un mensaje del estilo 'vengo del futuro para hablaros de un proyecto llamado RepRap' con el que, según él, podríamos fabricar impresoras 3D. Nos dejó flipando".

La idea de crear impresoras 3D que pudieran auto-replicarse (clonarse) fue de Adrian Bowyer, iniciador de la comunidad RepRap en 2005, pero hasta 2008 no se consiguió. En febrero de 2009, Bowyer dio una charla en Madrid. Había poca gente y Obijuan estaba entre ellos. Allí conoció también a Zach Smith, fundador de Makerbot.

El nacimiento de Clone Wars

Meses después, Obijuan se hacía con la impresora Makerbot número 8 de todo el mundo y la ponía a imprimir robots muy sencillos a los que llamó Printbots. "A partir de aquí ocurrió el mismo fenómeno que con el 'software' libre, se creó una comunidad que había estado muchos años aletargada, debido a la dificultad que existía a la hora de replicar y compartir los robots", explica Obijuan.

Fue el nacimiento de Clone Wars, primero compartiendo la documentación en un blog, después en una lista de correo. Juan era entonces profesor en la Universidad Carlos III de Madrid. Los "printbots" habían tenido tanto éxito entre los estudiantes que todos querían uno y la impresora no daba abasto. Decidió fabricar una RepRap, capaz de clonarse, y así nació Madre.

"Nadie sabíamos como se construía", recuerda, pero esto nunca ha sido un problema para Obijuan. "Los que nos consideramos 'maker' saciamos la curiosidad haciendo cosas, aunque no sirvan de nada, nos ayuda a aprender y entender el mundo", afirma. Juan ha acuñado el término "Síndrome del Ansia Viva" para conceptualizar estas ganas locas de ponerse a construir algo.

"Como persona, Juan González es de las más íntegras que he conocido. Es sincero, no se corta y nunca cede ante las injusticias", explica CarlosGS. Miles de personas que comparten esta admiración y agradecimiento han sido la clave para que consiga el premio, que aseguró es de todos. Acabamos como suele despedirse Obijuan: "Que el 'software' libre os acompañe".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios