del 23-f a la arquitectura medieval

Lecciones vía tuit: estos profesores españoles arrasan en Internet enseñando Historia

#MujeresHistóricas es la iniciativa más reciente de un grupo de profesores que están utilizando Twitter o YouTube para facilitar el aprendizaje a sus alumnos

Foto: (Imagen: EC)
(Imagen: EC)

Han tuiteado el 23-F, se han puesto en la piel de Martín Lutero y de San Ignacio de Loyola o han recorrido una antigua polis griega sin necesidad de las puertas de un hipotético Ministerio del Tiempo heleno. Hablamos de unos profesores muy particulares que han decidido tirar de Twitter y YouTube para impartir unas clases más atractivas con las que enganchar a sus alumnos.

Aseguran que el método funciona, que los estudiantes se toman más en serio el aprendizaje y que el número de aprobados aumenta. El ‘hashtag’ #MujeresHistóricas que han promovido en Twitter durante los últimos días es la más reciente exhibición de fuerza de una serie de profesores españoles que se han propuesto usar las redes para reinventar su oficio milenario.

Porque no es lo mismo estudiar los acontecimientos clave de la Reforma y la Contrarreforma que ver como el mismísimo Martín Lutero se pone a tuitear sus opiniones. Y precisamente es uno de los proyectos que ha comandado la profesora Isabel García-Velasco, que da clases de Historia y Ciencias Sociales en el instituto Sapere Aude de Villanueva del Pardillo (Madrid).

García-Velasco empezó a usar Twitter hace cuatro años, cuando comenzó a dar clase. Con el tiempo, creó una especie de “claustro virtual” en el que se encontraban varios profesores que ya se seguían entre ellos e intercambiaban materiales y otras ideas para las clases. Un compañero le sugirió que usara Twitter para impartir Historia del Mundo Contemporáneo en 1.º de Bachillerato.

Junto a varios compañeros, montaron un proyecto denominado ‘Época de revoluciones’, en el que viajaron virtualmente a la Revolución francesa y la guerra de Independencia de Estados Unidos. La experiencia duró tres días en los que tuitearon durante tres horas. Los alumnos debían sintetizar todo lo que habían dado en clase y relacionarse con alumnos y profesores de otros centros. “Lo hemos utilizado para que ellos puedan resumir una parte de los contenidos y lanzar mensajes muy concretos”, explica a Teknautas.

Tras poner a prueba su ‘Época de revoluciones’ en Bachillerato, García-Velasco decidió desarrollar el proyecto con grupos bilingües a los que daba clase en 3.º de la ESO. “Es bastante más complicado, porque ellos además tienen que crear sus mensajes en otro idioma”. En este caso, los alumnos lo usaron para hablar de la Reforma y la Contrarreforma y se tuvieron que poner en la piel de Martín Lutero, Juan Calvino o san Ignacio de Loyola. Todo ello en inglés.

Estos profesores usan Twitter, sobre todo, para que los estudiantes vean “lo importante que es una red social, lo lejos que pueden llegar los mensajes que ellos producen y que hay que utilizarla de una forma responsable e inteligente”, resume García-Velasco. Desde su punto de vista, la 'web del pajarito' puede ser “una red de aprendizaje global”. Así han querido demostrarlo también con #MujeresHistóricas, su proyecto más reciente, al que se han sumado más de una decena de centros.

Los alumnos se quedan fascinados porque, según García-Velasco, “no se dan cuenta de que están haciendo tarea, de que están estudiando”. Mientras fingían ser señores del siglo XVI “constantemente les llegaban tuits y les mencionaban. Y les encanta. Tú piensas que están leyéndose blogs de profes, que están viéndose vídeos, que están leyendo artículos, que están leyendo información del libro de texto… No se dan cuenta de que están estudiando”.

Además de estas unidades, el instituto también tiene una etiqueta, #HMCSapere, con la que comparten el resto de proyectos en los que trabajan para la asignatura de Historia del Mundo Contemporáneo. “O haces cosas distintas o no les motivas de ninguna de las maneras”, resume García-Velasco, que también animó a los alumnos de bachillerato a preparar unos pequeños vídeos sobre la Primera Guerra Mundial.

Tuiteando el Renacimiento

Involucrado en ‘Época de revoluciones’ estaba también Carlos González, docente en la actualidad del IES Juan Martí El Empecinado, en Aranda de Duero (Burgos). Aunque es tuitero desde 2011 (“siempre me ha atraído mucho”), González cuenta a Teknautas que lo comenzó a aplicar a la educación en mayo de 2016, cuando daba clases en el IESO Cigales, en la localidad vallisoletana del mismo nombre. Entonces, eran 50 alumnos de 2.º de la ESO los que tuitearon imágenes y fragmentos de biografías bajo la etiqueta #RenacimientoCigales.

En aquella ocasión González no trabajó con otros profesores, aunque el experimento le salió muy bien por la motivación de los alumnos: “Seguramente haya sido de los proyectos que he hecho en Twitter en los que más motivación he visto, aunque haya tenido menos repercusión”. También colaboraron oficinas de turismo. A lo largo de ese verano, él y otros profesores de Ciencias Sociales (como la propia García-Velasco) fueron conectando y decidieron realizar actividades conjuntas. Entre ellas, la citada ‘Época de revoluciones’.

Con el mismo sistema, González promovió entre sus alumnos de 2.º de la ESO el ‘hashtag’ #ArteMedieval. Para este caso contó con otros grupos e incluso con alumnos de Didáctica de las Ciencias Sociales de la Universidad de Cádiz, que evaluaron a los jóvenes y les hicieron preguntas conforme tuiteaban. Además, este profesor pide a sus alumnos que se abran un blog y compartan lo que escriben a través de su cuenta de Twitter. Él los retuitea, los cita…

El 23-F en directo

Francisco Javier López es otro de esos profesores que decidió apostar por Twitter para dar un giro a sus clases. En su caso, con el 23-F. Su idea era representar cómo lo hubieran vivido en directo sus protagonistas si Twitter ya hubiera existido aquel histórico día. “Justo cogimos ese acontecimiento como punto de partida porque es un acontecimiento que se caracteriza por la falta de información”, cuenta a Teknautas. Los periodistas tuvieron que salir del hemiciclo y los españoles estuvieron toda la noche pegados a los transistores.

Los alumnos tuitearon desde la cuenta @23fhumanitas fingiendo ser desde periodistas o medios de comunicación que contaban la noticia en directo hasta personas de la calle que pasaban por delante del Congreso y observaban la situación.

Así, en 140 caracteres y de forma cronológica, los estudiantes fueron resumiendo los acontecimientos del 23-F. Programaron tuits que se iban publicando mientras interactuaban con todo aquel que les seguía el juego. Por último, hicieron el #23fchallenge, un llamamiento a los tuiteros (y a padres y abuelos a los que asaltaban en casa o que por las mañanas iban a llevar a sus hijos al centro) para que contaran sus recuerdos de aquel día.

Siguiendo con lo que han aprendido en las clases de González, muchos estudiantes han comenzado a compartir otros trabajos en Twitter para que la gente los vea. “Se les abre a ellos otro mundo”, afirma el profesor. Y también a los docentes. Él mismo fue a un evento sobre Twitter que se organizó en Granada para contar su experiencia.

Además, cuenta López, después de haber interactuado con tantas personas diferentes a través de la red, los alumnos han empezado a sugerir sus propios proyectos: “Quieren hacer uno de efemérides, otro proyecto del conflicto árabe-israelí… Ellos mismos ahora buscan que sus proyectos salgan fuera”. Para atender esta petición, la próxima iniciativa que pondrá en marcha será una ficticia conferencia de paz sobre el conflicto entre Israel y Palestina, donde tratarán de llegar a una solución interpretando a todas las partes.

De Rota para el mundo

Pero no solo de Twitter viven estos profesores. YouTube también ha demostrado ser una excelente herramienta para dar a conocer el feudalismo medieval, el Neolítico o el Imperio carolingio. Esas lecciones las podemos aprender con José Antonio Lucero, profesor en el Colegio Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Rota (Cádiz).

Lucero cuenta a Teknautas que decidió apostar por YouTube por “una necesidad en mis alumnos, que es cambiar un poco la metodología tradicional, adecuar un poco la educación a cómo aprenden hoy en día, a sus nuevas realidades. Ellos están en las redes sociales, están en YouTube... ”. Por eso quiere que aprendan historia de una manera “viva, con curiosidad, con motivación”. Y eso es lo que la plataforma de vídeos propiedad de Google le permite.

Abrió su canal, La cuna de Halicarnaso, en septiembre de 2015. Primero lo usó de forma experimental, solo para los alumnos de un grupo. El canal empezó a crecer con otros estudiantes que lo seguían desde España e Hispanoamérica y ahora tiene 8.300 suscriptores. En la actualidad los contenidos se centran en la historia antigua, con los alumnos de primero de la ESO. El curso pasado la protagonista fue la historia medieval, con los de segundo.

Lucero se congratula de poder ayudar a alumnos que no son suyos a través de sus vídeos: "No solo de España sino de Latinoamérica"

Detrás de las acciones de Lucero hay una metodología denominada ‘flipped classroom’ o clase invertida. “Los alumnos ven en casa la explicación a través de estos vídeos y lo que realizamos en clase son esas actividades que ellos hacían antes en casa: juegos, preguntas y respuestas… Una metodología muy activa en el aula para que ellos refuercen su aprendizaje y les resulte más interesante venir a clase”, explica el profesor.

Como el resto de docentes, Lucero ve que los alumnos están muy motivados y aprenden mejor gracias a estas nuevas herramientas. Además, le permite llegar a alumnos que jamás hubieran atendido a sus lecciones por la vía tradicional. “Puedo ayudar a alumnos que no son míos, que son alumnos no solo de España sino de Latinoamérica”, se congratula. “Hoy en día podemos ser profesores de muchos alumnos. La educación, utilizando estas nuevas herramientas, está absolutamente interconectada”.

“Lo bueno es que luego llegas, haces un examen… y aprueban”, sentencia García-Velasco. “Se lo saben todo. No han tenido la sensación de que estaban dando clase, pero estábamos en ello”. Y al final son esos resultados los que avalan los métodos tan poco tradicionales de estos profesores tuiteros.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios