la óptica dual llega a los 'selfies'

Siete días con el Oppo F3 Plus: la alternativa a Huawei y Xiaomi que debes probar

La marca trata de mantenerse en la cima renovando su apuesta fotográfica con una cámara dual frontal en un terminal muy sólido que, curiosamente, no se vende en China

Foto: (Z. A.)
(Z. A.)

Lo difícil no es lograr el éxito sino mantenerlo. Oppo es muy consciente de ello y, por eso, ha decidido utilizar en su nuevo F3Plus las mismas armas que el año pasado convirtieron al R9 en el móvil más vendido de China: unas cámaras sobresalientes, un diseño cuidado, y un cerebro potente. De hecho, la principal diferencia sobre el R9s, el último buque insignia de la marca de Shenzhen, es la incorporación de una interesante cámara dual frontal. La de los selfis.

El concepto es el mismo que el del iPhone 7 Plus. A diferencia de la tecnología que emplean otras cámaras duales que utilizan un sensor en blanco y negro y otro de color para mejorar la luminosidad y el detalle o jugar con la profundidad de campo, Oppo ha utilizado dos objetivos con distancias focales diferentes: una lente estándar para los selfis individuales, y otra gran angular para los selfis de grupo.

La resolución del sensor adoptado para la primera, como ya hizo por primera vez con el R9 —conocido como F1Plus fuera de China—, es la misma que la de la cámara principal: 16 megapíxeles. El gran angular, por su parte, está emparejado con un sensor de 8 megapíxeles. Más que suficiente.

Selfi registrado con el gran angular de la cámara delantera. (Z. A.)
Selfi registrado con el gran angular de la cámara delantera. (Z. A.)

El sistema funciona a la perfección y hay que reconocer que es práctico. Sobre todo para quienes no pueden resistir la tentación de retratarse en cada esquina. La calidad de las imágenes es muy buena, y la marca china ha sabido resolver uno de los principales problemas de las cámaras selfi. Muchas veces nuestro brazo no es lo suficientemente largo como para que entre todo el mundo en la foto. Con el gran angular no podemos meter a todo el equipo de fútbol, pero sí que entra un buen número de personas en la toma. Y, además, se ve bien el telón de fondo.

Hay quien critica que Oppo está fomentando el narcisismo y que mejor habría hecho utilizando su cámara dual como el resto de fabricantes. Personalmente, discrepo. El F3Plus no se ha olvidado de la cámara principal, y ha incluido una de las mejores del mercado. De hecho, la luminosidad de la lente —uno de los elementos más importantes para lograr imágenes de calidad junto al sensor— es de f 1.7, equivalente a la que Samsung monta en sus buques insignia.

(Z. A.)
(Z. A.)

Eso supone que los resultados en condiciones difíciles, sobre todo con poca luz o cuando se requiere mucha velocidad de obturación, sean notablemente superiores a los de la competencia. Además, el terminal viene equipado con un rapidísimo sistema de enfoque PDAF, y la interfaz permite controlar fácilmente todos los parámetros de la fotografía y del vídeo —hasta 4K— con el ‘Modo Experto’.

Como de costumbre, Oppo también incluye la posibilidad de crear imágenes GIF directamente desde la cámara. La única pega está en la carencia de un estabilizador óptico que habría puesto la cámara a la altura de la que monta el Samsung Galaxy S8.

En cualquier caso, parece que estemos haciendo la crítica de una cámara y no la de un teléfono. Afortunadamente, el F3Plus es también un ‘smartphone’ muy sólido para los 455 euros que cuesta en Amazon. Eso sí, hay que adquirirlo desde la tienda de la multinacional en India, porque en la general el precio se va hasta los 599 dólares (570 euros). Diferentes páginas de venta paralela lo tendrán también más adelante por unos 500 euros. ¿Merece la pena cuando otras marcas chinas tienen aparatos similares —no con cámara selfi dual, claro—, por cien euros menos?

Un 'phablet' que se va a las 6"

Para responder a esa pregunta tan subjetiva, lo mejor es echar un vistazo al resto de especificaciones. El F3 Plus es un ‘phablet’ en toda regla, con una pantalla IPS de seis pulgadas FHD y un cuerpo metálico que no cabrá en todos los bolsillos.

No obstante, el diseño es tan efectivo como el del modelo anterior, el R9s: resulta delgado, sólido, y bonito. Sencillo, y surcado por las finísimas antenas que ha desarrollado Oppo, el único pero está en el color: Teknautas ha probado el dorado, pero es un oro indescriptible, raro, que se queda en una especie de plata con reflejos rosados.

El F3 Plus es un ‘phablet’ con una pantalla de seis pulgadas full HD y un cuerpo metálico que no cabrá en todos los bolsillos

Quienes metemos el móvil en el bolsillo boca abajo agradecemos el jack de auriculares en la parte inferior. Por cierto, los ‘cascos’ vienen incluidos y, sorprendentemente, no son un truño. El altavoz podría ofrecer un sonido más claro y con mayor volumen, pero no está mal. Eso sí, el procesador no es propio de un tope de gama.

Aunque el Qualcomm Snapdragon 653 de ocho núcleos, acompañado de 4GB de memoria RAM y una GPU Adreno 510, se defiende muy bien, es evidente que no está a la altura de los últimos modelos de la serie 800 —actualmente el 835—. Eso es algo que se nota en alguna ocasión con juegos muy exigentes, sobre todo cuando se tienen abiertas diferentes aplicaciones. No obstante, el rendimiento es muy bueno.

Imagen nocturna tomada con el Oppo F3 Plus. (Z. A.)
Imagen nocturna tomada con el Oppo F3 Plus. (Z. A.)

En esta imagen se puede apreciar el 'skyline' de Shanghai tomado con el Oppo F3 Plus.

(Z. A.)
(Z. A.)

Y esta otra imagen nocturna ayuda a comprender mejor cómo funciona la cámara en condiciones de baja luminosidad.

(Z. A.)
(Z. A.)

Donde el Oppo F3 Plus resulta imbatible es en su carga rápida. El famoso sistema VOOC logra cargar casi un 65% de los 4.000 mAh en solo media hora y sin que el terminal apenas se caliente. Eso sí, resulta extraño que la empresa de Shenzhen haya optado por una clavija Micro-USB cuando el USB-C se ha convertido ya en el estándar de la industria. Se puede perdonar porque la autonomía de la batería es sobresaliente: algo más de 15 horas de pantalla. Eso supone que cualquier usuario que no sea adicto al móvil podrá utilizarlo tranquilamente durante dos días enteros. Lo que ya cuesta más pasar por alto es que no incorpore el chip NFC.

En lo que a rapidez se refiere, también destaca el sensor de huellas dactilares, como ya es habitual en Oppo. Es el más rápido y preciso que hemos probado, y es verdad que eso es algo que decimos con cada terminal de la empresa china. Lógicamente, como ya es habitual en todos los terminales chinos, el F3 Plus tiene doble SIM.

La batería permite hasta 15 horas de uso de la pantalla lo que se traduce en dos días de vida para aquellos que no viven pendientes del móvil

Finalmente, el sistema operativo Color OS está a la altura. De hecho, es una de las mejores capas Android diseñadas en China, a pesar de que todavía funciona con Marshmallow. Incluye multitud de comandos gestuales: por ejemplo, pasa del auricular al altavoz si detecta que nos lo apartamos de la oreja y acepta la llamada cuando nos lo llevamos a ella sin tener que apretar ningún botón, y la rechaza si le damos la vuelta.

También dispone de un Modo Vacaciones muy completo que nos permite restringir las llamadas —incluso discriminando las de algunos números concretos— y las notificaciones, ya sea durante un período concreto que introducimos manualmente, o todos los fines de semana o a diario después de cierta hora.

(Z. A.)
(Z. A.)

En definitiva, Oppo ha vuelto a crear un terminal muy notable que hace honor a su nombre ‘selfie expert’. Sin duda, las cámaras son una de sus principales fortalezas, pero también se defiende en el resto de componentes. Eso sí, su precio resulta algo elevado si se compara con rivales como el OnePlus 3T, que curiosamente pertenece al mismo conglomerado empresarial BBK. Dicho esto, quienes disfruten retratándose a sí mismos y a sus allegados no deberían tener dudas: el F3Plus es su móvil.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios