juicero presiona poquito

El escándalo de la exprimidora wifi de 400$ que recibió millones (y no sirve para nada)

Un dispositivo que llegó a obtener 120 millones de inversión (según su creador) y que en realidad resulta irrelevante. Podemos conseguir el mismo resultado por nosotros mismos

Foto: La exprimidora Juicero y sus packs de fruta exprimible
La exprimidora Juicero y sus packs de fruta exprimible
Autor
Tiempo de lectura2 min

Un exprimidor de 700 dólares (luego rebajado a 400) que se conecta a internet y utiliza unos preparados 'especiales' en lugar de fruta fresca. Esta era la insólita propuesta de Juicero que, a pesar de levantar cejas por todo el planeta tras su anuncio en 2015, logró salir al mercado con una inversión, según su inventor, de más de 120 millones de dólares. Ahora, 'Bloomberg' ha revelado que la máquina se puede sustituir por un sustituto alternativo a coste cero: nuestras manos.

"Perfeccionado por la Tierra, exprimido por nosotros" es el lema de Juicero, que prometía traer el mejor zumo de la historia a pesar de que el exprimidor no funcionaba con fruta fresca sino con preparados vendidos en exclusiva por la empresa al módico precio de entre 4 y 8 dólares por bolsa. Eso sí, el aparato estaba conectado a internet para poder comprobar el estado del pack (ahorrándonos el tener que leer la fecha de caducidad de la bolsa) e incluía una 'app' para hacer los pedidos y ver los nutrientes de cada tipo de zumo.

Su creador, Doug Evans, aseguró el año pasado que el invento podía ejercer una presión de entre 3 y 4 toneladas, "suficiente para levantar dos Teslas". Algo extraño si tenemos en cuenta que hablamos de un paquete preparado y no de exprimir una piña. Efectivamente, el vídeo publicado por 'Bloomberg' revela que no hace falta tener la fuerza de Superman para transformar las bolsas en zumo. No sólo las manos desnudas fueron más que suficientes, sino que resultaron incluso más rápidas que la máquina que cuesta más que la nueva Switch de Nintendo.

Mientras tanto, el nuevo CEO de la empresa, Jeff Dunn, ha salido en defensa del producto: "El valor de Juicero es más que un vaso de zumo frío". Según asegura, la gracia de este exprimidor reside en que se puede usar apretando un botón, sin tener que limpiar nada ni perder tiempo en el proceso y que gracias a la 'app' podemos saber cuándo van a caducar los paquetes antes de que lo hagan, para así "no desperdiciar el dinero ganado con esfuerzo que hemos gastado en ellos". En su opinión, el resultado obtenido con las manos es una "experiencia mediocre que no querrás repetir cada día".

Tras demostrar la irrelevancia del dispositivo a la hora de hacer zumo, el siguiente paso sería valorar la superioridad de los paquetes de zumos, que cuestan más que un zumo natural recién exprimido en una cafetería de nivel. Aunque algunos inversores siguen felices con su máquina de 400 dólares, es probable que algunos clientes empiecen a sentirse algo molestos con su compra.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios