un concurso con 312 equipos de 38 países

Los hermanos inventores que han ganado millones con su kit de autodiagnóstico

Un concurso inspirado en StarTrek animaba a inventar formas de diagnóstico casero sencillo y fiable. Un equipo humilde se ha impuesto a otros con financiación estatal

Foto: El equipo de Basil Leaf Technologies recogiendo su premio. En el centro, Basil Harris, jefe médico, y sosteniendo el trofeo, su hermano George Harris, jefe de tecnología
El equipo de Basil Leaf Technologies recogiendo su premio. En el centro, Basil Harris, jefe médico, y sosteniendo el trofeo, su hermano George Harris, jefe de tecnología

En enero de 2012 daba comienzo la competición que terminó la semana pasada, más de cinco años después. El primer premio del concurso consiste en 2,6 millones de dólares, además del reconocimiento al mérito, pero la suma total de todos los premios es de 10 millones. Más de 300 equipos participaron en el desafío: desarrollar un equipo de diagnóstico médico versátil y sencillo "que ayude a los consumidores a hacerse diagnósticos fiables en cualquier lugar, en cualquier momento".

Así se resume la competición Tricorder Xprize, un concurso organizado por la tecnológicoa Qualcomm utilizando la terminología, imágenes y personajes de StarTrek como gancho: los equipos debían desarrollar un 'tricorder', un sofisticado equipo portátil de análisis y escaneo del que disponen los personajes de la serie, convertido en esta ocasión en un dispositivo capaz de diagnosticar 13 condiciones médicas (12 enfermedades más la ausencia de esas enfermedades) y monitorizar cinco constantes vitales. Además, los equipos debían ser utilizables sin necesitar la ayuda de un trabajador sanitario.

Más de 300 equipos de 38 países han participado en el concurso, algunos respaldados por grandes empresas de tecnología médica o con financiación pública. Y sin embargo, el equipo ganador no podía ser más humilde: siete personas, capitaneadas por dos hermanos, Basil y George Harris, médico de urgencias e ingeniero de redes respectivamente de Philadelphia, y financiados con su propio dinero. Para seguir con la temática del concurso, se bautizaron como Final Frontier Medical Devices (dispositivos médicos de la última frontera).

George, Basil y otro de sus hermanos, Gus, vestidos con el uniforme de StarTrek (Foto: X Prize)
George, Basil y otro de sus hermanos, Gus, vestidos con el uniforme de StarTrek (Foto: X Prize)

Así es DxtER

Su invento se llama DxtER (se pronuncia Dexter), un equipo para el diagnóstico de enfermedades desde casa que se puede utilizar de forma autónoma pero también compartiendo información con médicos o enfermeros si el paciente así lo decide. Se trata de una serie de sensores no invasivos capaces de medir la temperatura, la tensión y distintos elementos presentes en la sangre y sus cantidades, pero la base es un sistema de inteligencia artificial que ha aprendido a partir de analizar datos de pacientes reales, extraídos de años de experiencia atendiendo a pacientes clínicos con gran diversidad de diagnósticos.

El sistema de diagnóstico toma los datos que recogen los sensores, además del historial médico del paciente y de su familia, para extraer un diagnóstico acertado. En la competición, el equipo utilizó un iPad, pero aseguran que podría emplearse un 'smartphone' con los mismos resultados.

"Desarrollamos algoritmos capaces de diagnosticar 34 problemas de salud, de los cuales solo la mitad formaron parte de la competición. Algunas de ellas son la diabetes, EPOC, infecciones del tracto urinario, apnea del sueño o fibrilación atrial", explican los hermanos Harris, que fundaron la empresa Basil Leaf Technologies en 2012 cuando comenzó la competición.

Para presentar los 65 kits que requería el concurso para someterlo a las pruebas estipuladas, el equipo utilizó una empresa 3D en la oficina que montaron en su casa, y sus hijos, de 11 a 15 años, echaron una mano en el montaje de los equipos.

Los hermanos Harris, que solo habían inventado antes de esto una máquina de algodón de azúcar en sus años escolares, según cuenta The Washington Post, quedaron por delante de otros 311 equipos. Entre ellos, Dynamical Biomarkers Group, que quedó en segundo lugar, dotado con 1 millón de dólares. Este equipo partió con 50 miembros entre médicos, científicos y programadores, liderados por C.K. Peng, médico y profesor de la Harvard Medical School. Además, contaba con el apoyo económico de la tecnológica taiwanesa HTC y del propio gobierno de Taiwán.

Ambos equipos, junto a los dos finalistas, recibirán el apoyo económico y el asesoramiento para continuar con el desarrollo y las pruebas de sus inventos, así como para obtener la aprobación de la FDA (Agencia Federal del Medicamento).

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios