Un iPad falso con explosivos dentro

El veto a ordenadores en aviones llegó tras un plan de atentar con un iPad-bomba

Agencias de inteligencia descubrieron un plan para atentar contra un avión mediante un iPad falso que escondía explosivos. Se desconocen los detalles de fecha o país del intento de atentado

Foto:

Estados Unidos y Reino Unido tomaron la semana pasada una polémica decisión: prohibir llevar en cabina aparatos electrónicos más grandes que un 'smartphone' en vuelos procedentes de hasta ocho países de África y Oriente Medio. Eso incluye aparatos como tabletas, e-readers, cámaras, reproductores DVD o consolas portátiles. La medida ha sido muy discutida por la confusión que ha generado y por su posible ineficacia. Ahora, fuentes de seguridad consultadas por The Guardian, señalan que hay un motivo de peso por el cual se tomó la decisión de prohibir estos aparatos en cabina: el descubrimiento de un plan para intentar atentar con explosivos escondidos dentro de un iPad.

Una fuente del sector de seguridad ha señalado al diario británico que el veto a ordenadores en cabina no es producto de un solo factor, sino de una combinación de motivos, pero hubo uno en concreto que ha influido para tomar la decisión. Se trata del descubrimiento de un plan para atentar contra un avión de pasajeros mediante un iPad falso que escondía explosivos. Detalles sobre la fecha del intento del atentado, el vuelo en el que se descubrió o las personas involucradas no han salido a la luz.

Según fuentes de las agencias de inteligencia, el descubrimiento de este plan confirmó los temores de que grupos terroristas yihadistas habían logrado dar con nuevas formas de esconder explosivos en la cabina de los aviones más allá de intentos previos de llevarlos en la ropa o en los zapatos. Esconderlos en aparatos electrónicos es un sistema de bajo coste que puede funcionar para burlar las medidas de seguridad.

En realidad ya se intentó en el pasado. En febrero del 2016, un avión en Somalia pudo aterrizar después de que un pasajero detonara una bomba que había escondido en un portátil. Especialistas en seguridad y aviación señalan que el daño que puede causar una exlosión en cabina es mucho más catastrófico que si se detona en bodega. En el segundo caso, dependiendo de la ubicación del avión, la probabilidad de intentar un aterrizaje de emergencia es mucho mayor que si el incidente se produce en cabina.

El departamento de Homeland Security de EEUU aseguró que el veto en aparatos electrónicos fue en parte el resultado de la búsqueda de "métodos innovadores" por parte de los terroristas para llevar a cabo sus ataques. Está por ver si otros países más allá de EEUU o Reino Unido tomarán medidas similares. En el caso de España y la UE, el reglamento de la Comisión Europea 820/_2008 es vinculante y establece medias básicas de seguridad aérea para todos los países de la Unión, aunque cualquiera puede ampliar dichas medidas si lo ve necesario. De momento, EEUU ha establecido este veto a ocho países (Jordania, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Marruecos y Qatar) y Reino Unido a seis (Egipto, Jordania, Líbano, Arabia Saudí, Túnez y Turquía).

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios