herramientas para no correr riesgos

Todo lo que debes saber para usar el móvil con seguridad mientras conduces

Ir al volante y hacer uso del móvil puede ser una temeridad o, por el contrario, algo útil si se hace con las precauciones necesarias

Foto:

Un tercio de los accidentes de tráfico están causados, según la Dirección General de Tráfico, por las distracciones al volante. En pleno siglo XXI, gran parte de esos descuidos tienen como responsable al teléfono móvil. Ya sea por una llamada, un vistazo a un mapa o un mensaje de WhatsApp, son muchos los conductores que se arriesgan a coger el terminal mientras conducen. De hecho, según un estudio de la Asociación DIA, el 53% de los encuestados reconocen haber utilizado el móvil esporádicamente y, lo que es más grave, el 40% confiesa haber puesto en riesgo su propia seguridad al hacerlo.

Sin embargo, a día de hoy ya es posible hacer del ‘smartphone’ el copiloto perfecto sin correr riesgos innecesarios. Un buen puñado de ‘apps’ y algún que otro accesorio físico pueden convertir el traicionero teléfono en el mejor entretenimiento para un viaje, un obediente secretario o el guía perfecto.

Asistentes virtuales

Ya sea un iPhone o un teléfono con Android, sus respectivos asistentes virtuales ya están suficientemente avanzados como para que podamos conducir mientras ellos se encargan lo que les pidamos. Tanto Siri como Google Now (o Google Assistant, en el caso de los Pixel) son capaces de buscar cualquier tipo de información en internet a partir de un comando de voz y una orden. “Oye, Siri” u “Ok, Google” son el comienzo necesario de esta bonita amistad con la que acabará la necesidad de tocar (y mirar) la pantalla.

Antes de subirse al coche, es imprescindible comprobar en la configuración del móvil si el asistente de voz está conectado. A partir de ese momento, cualquier deseo es una orden para estos copilotos digitales. Más allá de buscar información, llamar a uno de nuestros contactos o abrir una aplicación de mapas para marcar un destino y que el móvil nos haga las veces de GPS (a través de herramientas ya clásicas como Google Maps o Waze), también es posible enviar mensajes y estar al tanto de los que recibamos. No en vano, tanto Google Now como Siri son capaces de transcribir los textos que les dictemos para enviarlos a través de servicios como WhatsApp, Telegram o Hangouts.

No obstante, no solo de asistentes virtuales viven los conductores. Tanto es así que aquellos que suelan llevar en el bolsillo un iPhone podrán asegurar un trayecto más tranquilo con la función No molestar. Una vez activada y configurada a su medida, permite silenciar las notificaciones y algunas llamadas, así como establecer qué contactos pueden llamarnos aunque estemos conduciendo.

Por su parte, Android cuenta con un modo similar (aunque menos personalizable) y aplicaciones de terceros como SafeDrive hacen lo propio específicamente en el vehículo. En este caso, silencia todas las notificaciones hasta que la propia ‘app’ percibe que la velocidad del coche disminuye; en ese momento, permite que el móvil vuelva a sonar.

Un sistema operativo para ti

Lo que sí ofrecen los de Google es Android Auto, su sistema operativo especialmente diseñado para coches. Sin embargo, para disfrutarlo no hace falta tener un vehículo compatible: basta con instalar la aplicación homónima en el ‘smartphone’ (con Android Lollipop o superior) para disfrutar de casi todas sus funciones.

En concreto, Android Auto permite hacer todo lo que Google Now nos ofrece como asistente virtual pero de una forma centralizada: una interfaz sencilla y unos botones grandes (por si fuera necesario tocar la pantalla en algún momento) son la puerta de entrada a herramientas como Google Maps, nuestras listas de reproducción y, por supusto, el envío de mensajes por voz.

De hecho, Google no es la única que ofrece una herramienta que aglutina todo lo que puede necesitar un conductor. Aplicaciones de terceros como Drivemode también permiten hacer uso de algunas características del móvil a golpe de voz, mientras que otras como Car Dashdroid hacen lo propio con una interfaz sencilla y fácilmente visible para controlar el teléfono sin tener que mirar la pantalla más de lo necesario.

¿Y el ‘hardware’?

Para hacer el uso del móvil aún más sencillo y seguro, lo ideal es que el ‘smartphone’ está situado en un soporte en algún lugar del salpicadero accesible para el conductor y no muy lejos de la vista. A día de hoy, las opciones son múltiples y económicas.

Es posible adquirir un soporte para introducirlo por la ranura del CD por solo 10 euros o incluso uno que se coloca en la rendija de ventilación del vehículo y que sujeta el móvil con un imán por poco más de 3 euros. Sin embargo, en los soportes no todo es una buena colocación o el agarre óptimo para el móvil. De hecho, Logitech ha demostrado que una herramienta tan sencilla también puede abrazar la tecnología para hacer las cosas más fáciles.

El Logitech ZeroTouch, disponible por unos 70 euros, no solo sirve para llevar el ‘smartphone’ en el salpicadero del coche, sino que además cuenta con una aplicación propia en la que se recogen todas las herramientas móviles que puede necesitar el conductor dirigidas por la batuta de Alexa, el asistente virtual de Amazon. Un simple gesto para despertar a este mayordomo virtual y una orden son más que suficientes para interactuar con el móvil sin correr riesgos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios