la carga rápida también existe en apple

No desesperes: con estos trucos puedes cargar tu iPhone más rápido

El iPhone 8 todavía está muy lejos, pero entre los abundantes rumores no parece que se encuentre la carga rápida. No pasa nada: con estos trucos podrás solucionarlo

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El iPhone 8 todavía está muy lejos, pero entre los abundantes rumores no parece que se encuentre la carga rápida. Los fans de Apple presumen de muchas ventajas frente al bando Android, pero la carga rápida no es una de ellas. Esta tecnología de Qualcomm permite 'rellenar' buena parte de la batería en pocos minutos aumentando el amperaje y el voltaje, pero los 'smartphones' de la manzana han carecido hasta ahora de este sistema. No pasa nada: estos sencillos trucos nos ayudarán a darle ese chute rápido de energía que nuestro iPhone busca con avidez. Combínalos para iniciar la técnica secreta de carga de las mil grullas doradas.

Conecta el modo avión (o quita el wifi)

El modo avión evita que nuestro 'smartphone' se conecte a redes wifi o de datos, lo que supone un gasto innecesario de batería si no vamos a utilizar el teléfono. Todavía mejor: podemos apagar del todo el dispositivo. En caso de que no podamos prescindir del móvil siempre podemos desconectar la conexión wifi, que consume más batería que el 4G, sobre todo si no hay un punto cercano.

Podemos configurar esta opción desde el centro de control (deslizando el dedo de abajo a arriba), seleccionando el icono del avión y deseleccionando el del wifi.

¡No hagas nada!

Una obviedad que conviene recordar. Si tienes prisa no conectes el móvil a la corriente y te pongas a chatear, hombre. Mucho menos a ver Netflix. También puedes desconectar el Bluetooth, el sonido e incluso la vibración. Para ellos sólo tienes que ir al centro de control y seleccionar la luna. Déjalo que se cargue en paz.

Usa el adaptador de corriente del iPad

La clave de la carga rápida es el voltaje y el amperaje. Los adaptadores de corriente para iPhone son de 5W y 1A, mientras que los de iPad (sí, esos mazacotes) son de 12W y 2,1A. Traducción: carga rápida para nuestro móvil de Apple.

Quienes tengan miedo de que esto haga explotar su iPhone no tienen nada que temer: Apple explica en su web que el cambio es seguro y que, efectivamente, acelerará la carga. En caso de que no dispongamos de un adaptador de corriente para iPad podemos comprar uno por 25 euros en la tienda oficial. En este sentido, otro buen consejo es emplear sólo cargadores oficiales. Las imitaciones, además de peligrosas, son menos eficientes.

Usa el enchufe (y ojo con las baterías externas)

Los puertos USB del ordenador ofrecen una menor intensidad: entre 500 y 900 mA según la versión. Esto quiere decir que nuestro iPhone se cargará más despacio que si lo enchufamos a la pared. Una buena solución intermedia es el uso de baterías externas, aunque antes de hacerlo es mejor comprobar que el amperaje es lo suficientemente alto: cuanto más lo sea antes se cargará.

Cuidado con las 'apps' abiertas

Cualquier proceso en segundo plano gasta batería y recursos como un vampiro. Es cierto que reiniciar aplicaciones constantemente es contraproducente, de la misma forma que no es buena idea encender y apagar la luz de una habitación todo el rato, pero a la hora de cargar, como decíamos antes, lo mejor es dejar nuestro móvil en paz.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios