se adhiere al estándar qi

Apple va a matar el viejo cargador del iPhone (y es una gran noticia)

La compañía se ha unido al Wireless Power Consumption lo que ha disparado los rumores sobre la adopción de la tecnología en el próximo teléfono

Foto:

Parecía que era el último grito en tecnología para smartphones hace unos años y, poco a poco, ha caído en el olvido. La carga inalámbrica ha perdido popularidad con el paso de los años hasta que en las últimas horas se ha confirmado que Apple se ha unido al Wiress Power Consumption, encargado del estándar de carga Qi (pronunciado 'Chi'), lo que ha disparado los rumores sobre la aparición de esta tecnología en el nuevo iPhone. ¿Llega tarde o será el espaldarazo que necesita para popularizarse?

Samsung, Google y otros fabricantes no dudaron en ofrecer esta tecnología que prometía una carga sin cables y un estándar que igualaba a todos los fabricantes, ya que los terminales se podía cargar desde una misma base. Ese estándar, llamado Qi, se traduce en una base a la que se conecta un cable de corriente (sí, siempre habrá un cable aunque el objetivo es que no quede colgando cuando no hay un dispositivo conectado) y sobre la que se pone un teléfono o una tableta, listos para rellenar su batería.

La ventaja de este sistema es que permite que un carga satisfaga las necesidades de cualquier usuario en lugares comunes. Así, instalados en cafeterías o aeropuertos, eliminan sobre el papel la sucesión de cargadores que todo hijo de vecino lleva consigo para el día a día. ¿Por qué Apple no lo implementó en su momento en el iPhone?

Google desechó la tecnología en los últimos Nexus por la ausencia de carga rápida y porque ocupaba mucho espacio dentro del terminal

Los inconvenientes de la tecnología se conocen desde hace tiempo y algunos han empujado a ciertos fabricantes, como Google, a abandonarla mientras que otras firmas como Samsung han mantenido su apuesta por la misma. Los ingenieros de Google dieron algunas pistas de los motivos que les habían llevado a retirarse de esta carrera tecnológica con la salida del Nexus 5X y 6P en un AMA en Reddit a finales de 2015: "Era más fácil añadir un puerto USB-C en términos de conectividad, carece de carga rápida y tiene un peaje a la hora de lograr un teléfono lo más delgado posible".

En otras palabras, los ingenieros de Google desecharon la tecnología porque tenía un alto coste en espacio interno y porque no ofrecía otras ventajas que una conexión por cable si permitía. Uno de los motivos que Apple alegó a la hora de desechar el jack de 3,5mm del iPhone 7 fue que el espacio que empleaba esa conexión le permitía utilizarlo en otras tecnologías, como el motor háptico del nuevo botón home. Pero estos motivos podrían quedar en segundo plano si se confirma la información publicada por 9to5Mac en la que se da por hecho que Apple utilizará el estándar Qi.

(Reuters)
(Reuters)

No será la primera vez que la firma lo incluya en uno de sus productos. El Apple Watch ya utiliza la carga por inducción aunque es una versión modificada que no se puede utilizar con otros cargadores similares y las informaciones que se han hecho públicas hasta la fecha hablan de la posibilidad de que la firma venda la base de carga por separado como hace Samsung con el Galaxy S7.

Descarta otras opciones

En esta otra pieza de 9to5Mac se argumenta que la solución puede llegar demasiado tarde y que el verdadero paso adelante sería la incorporación de una tecnología de carga inalámbrica que de verdad ofreciera ventajas respecto al estándar actual. Aunque se habla de células de energía que Apple tiene patentadas y que, supuestamente, alargarían la vida de un iPhone hasta una semana y la de un Mac hasta un mes, es una tecnología costosa y complicada de recargar.

La radiofrecuencia sí que podría ofrecer una carga inalámbrica que no obligara a tener el teléfono encima de una base de carga, lo que obliga al usuario a no poder utilizar el terminal mientras la batería se llena. Energous, una firma a la que se ha relacionado con Apple, ha llegado a demostrar la efectividad de esta técnica para alimentar dispositivos a una distancia de hasta tres metros.

En última instancia, la industria esperará paciente hasta el anuncio del próximo iPhone (que, como de costumbre, tendrá lugar durante los primeros días de septiembre) para saber si Apple se guarda un as bajo la manga que termine de popularizar una tecnología que ha llegado a algunas de las firmas más importantes del mercado (LG, Samsung, HTC, Motorola) pero que todavía no se ha consolidado.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios