optimiza lo que consumes para no pagar de más

Gadgets e inventos para ahorrar en la factura de la luz

En plena ola de frío y los precios de la electricidad, más de uno lleva días temiendo la llegada de la próxima factura de la luz. Algunos dispositivos pueden atenuar el susto

Foto:

En plena ola de frío y los precios de la electricidad, más de uno lleva días temiendo la llegada de la próxima factura de la luz. Mientras el Gobierno anuncia medidas para controlar el precio de la luz, en algunos hogares, calentarse supondrá un gasto difícil de asumir.

Para esas personas, la ayuda no llegará en forma de gadgets o inventos, pero estos sí pueden suponer cierto desahogo para los que aun sin estar en una situación tran crítica se encuentran con facturas de la luz considerables. Se trata en casi todos los casos de optimizar el consumo deshaciéndose de esa parte del gasto que no está bien aprovechada.

1. Nubings

Nubings es una 'startup' fundada por tres físicos gallegos para "conseguir que la gente ahorre sin necesidad de tener conocimientos detallados sobre el sistema eléctrico, ni tiempo para adquirirlos", explica José Rodríguez, uno de ellos. Entre los tres han creado un sistema para analizar en qué electrodomésticos y a qué horas se produce el consumo eléctrico de un hogar y a partir de esa información recomendar los ajustes más eficientes, desde reducir la tarifa contratada si no se está aprovechando hasta recomendar un cambio de horarios para aprovechar la discriminación horaria o señalar qué aparatos e iluminación están disparando el consumo de forma poco eficiente.

Gadgets e inventos para ahorrar en la factura de la luz

El sistema está compuesto por un dispositivo con forma de cajetilla de tabaco que se instala en el cuadro eléctrico, con unas pinzas que rodean de uno a seis circuitos eléctricos distintos. Ésta envía la información a una aplicación que se puede consultar desde el móvil o el ordenador. "La factura de la luz te da toda la información agregada, a veces de dos meses. Es imposible conocer en qué gastas al detalle. Es lo que nosotros queremos ofrecer".

Se puede adquirir, reservándolo previamente, en su página web. El kit básico para un solo circuito cuesta 79 euros y el más completo, para seis, cuesta 119. Rodríguez calcula que en un hogar medio, dependiendo de lo optimizado que ya tenga el consumo, se pueden llegar a ahorrar unos 300 euros anuales.

2. Insight WeMo

La gama WeMo de Belkin trata de hacer la domótica algo sencillo y asequible. Sus adaptadores para enchufes permiten apagar cualquie aparato desde el móvil o programar el momento en que deben encenderse y apagarse, entre otras cosas, mientras que sus bombillas inteligentes aportan las mismas ventajas para las luces de la casa.

Insight WeMo es un interruptor inalámbrico que conecta los electrodomésticos a la red wifi para que puedas encenderlos y apagarlos desde el móvil estés donde estés. Además, envía información al teléfono sobre cuánto consumen cada uno y alertas si ocurre algo atípico. Con la 'app' asociada se puede determinar cuándo deben activarse cada equipo, así como recibir notificaciones cuando terminen su función (cuando acabe la secadora, por ejemplo).

Esto significa recortar en esos pequeños consumos que no son muy significativos hasta que se suman y terminan significando varias horas al mes en los que algo está enchufado y funcionando sin que lo estemos utilizando: la secadora dando vueltas una vez terminado el ciclo, la cafetera una vez que ya ha salido el café, los altavoces aunque no estemos escuchando nada con ellos, la televisión con la que nos hemos quedado dormidos... Puedes adquirirlo aquí, cuesta unos 60 euros.

3. Disipador para radiadores

Precisamente en medio de una ola de frío, aprovechar bien el calor que emiten los radiadores es una buena forma de optimizar el consumo, ya sea eléctrico o de gas, y así evitar pagar más de la cuenta. Para eso sirve un disipador para radiadores, un aparato con forma de tubo, con rendijas en los extremos y un ventilador de aire en el centro que se encarga de recoger el calor que emana el radiador y dispersarlo para que llegue a todos los rincones de la habitación.

Puedes adquirirlo en Amazon por unos 30 euros.

4. Detector de movimiento

Sí, con uno de estos tu casa adquirirá un aire inconfundible a portal de edificio o, pero aun, a baño de establecimiento público. Pero quizá eso sea algo que estés dispuesto a asumir a cambio de ahorrarte esas horas de luces encendidas sin nadie en la habitación, tan abundantes en algunos hogares, especialmente en aquellos con niños. Eso sí, cuidado con quedarte leyendo muy quieto o te quedarás a oscuras.

Los hay de distintos formatos y con un gran rango de precios, aquí.

5. Termostato inteligente

Quizá si la calefacción se pusiese un ratito antes de que llegases a casa, te la encontrarías ya templada y no te sentirías el impulso de ponerla a toda potencia cuando entras por la puerta y parece hacer más frío dentro que en la calle. Un termostato inteligente puede ayudarte con esto, encendiendo la calefacción poco antes de que llegues siguiendo las rutinas aprendidas o porque lo actives tú desde el móvil.

También puede encenderse siempre que la temperatura de casa baje de los grades que le indiques y volver a apagarse al alcanzar la cifra señalada. En general, puede ayudarte a mantener tu casa caldeada de forma eficiente sin que tengas que estar tú pendiente.

Nest, de Google, es uno de los más conocidos, pero hay otros dispositivos de distintas marcas. Puedes buscar aquí.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios