una tecnología controvertida

La NASA asegura que su 'motor imposible' funciona, pero nadie sabe por qué

El EmDrive cruza la barrera entre la ciencia ficción y la realidad en un 'paper' publicado en la revista 'Journal of Propulsion and Power'

Foto: Em Drive
Em Drive

"Nada sucede en contradicción con la naturaleza, sólo en contradicción con lo que sabemos de ella. Y ese es el lugar para comenzar. Ahí es donde está la esperanza". Esta frase del agente Scully de la serie 'Expendiente X' sirve de perfecta introducción para hablar de la tecnología que nos ocupa. El 'imposible' motor EmDrive acaba de dar un pequeño paso desde la ciencia ficción a la realidad, pues por fin se ha publicado un 'paper' con revisión por pares que asegura su viabilidad. Parece funcionar, pero nadie sabe por qué.

El laboratorio Eagleworks de la NASA ha publicado en la revista 'Journal of Propulsion and Power' un artículo que indica que el EmDrive funciona, e incluso sugiere una hipótesis para intentar explicar cómo un motor sin combustible puede producir un impulso sin violar las leyes de la física. Porque esta tecnología, propuesta en 1999, se basa en una propulsión electromagnética en el que la 'gasolina' es sustituida por microondas que son disparadas a través del cono que forma el aparato.

El problema es que la tercera ley de Newton indica que toda acción conlleva una reacción. En otras palabras, que para que un sistema produzca un impulso, debe empujar 'algo' hacia el otro lado. El EmDrive no hace eso, pero los cálculos de su padre teórico, el ingeniero Roger Shawyer, aseguran que que podría llegar hasta Marte en sólo 70 días.

Roger Shawyer, el inventor del Em Drive
Roger Shawyer, el inventor del Em Drive

Según el artículo publicado por los investigadores de la NASA, el EmDrive es capaz de generar un impulso de 1,2 milinewtons por kilovatio en condiciones de vacío. En comparación, las 'velas de luz'  que utilizarían las mininaves propuestas por Stephen Hawking para explorar la galaxia, producen una fuerza de 6,67 micronewtons por kilovatio, dos órdenes menos de magnitud.

Esta tecnología se basa en una propulsión electromagnética en la que el combustible es sustituido por microondas

El propósito del artículo no es determinar cómo funciona sino 'si' funciona. Aun así, los científicos de la NASA ofrecen una hipótesis basada en la teoría de las ondas piloto, una polémica interpretación de la mecánica cuántica que no todos los físicos aceptan. Hasta ahora se acepta que, en mecánica cuántica, las partículas no tienen una localización definida hasta que son observadas. La teoría de las ondas piloto asegura que las partículas tienen una posición precisa en cada momento.

Las investigaciones sobre el motor EmDrive todavía deben replicarse: otros investigadores deberán conseguir los mismos resultados para confirmar el hito. En los próximos meses comenzará a probarse la tecnología en el espacio. Aun así, en el caso de que este motor funcione, no será debido a que viole las leyes de la física. Al contrario, entenderemos mejor la física y el universo gracias a él.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios