El grupo noruego Schibsted, entre los posibles compradores

Los dueños de Wallapop negocian su venta por más de 370 millones de euros

Wallapop ha comenzado conversaciones de venta con una cifra en mente: más de 370 millones de euros, su valoración actual. Naspers o el grupo noruego Schibsted están entre los posibles interesados

Foto: (Imagen: Wallapop)
(Imagen: Wallapop)

Los dueños de la aplicación de comercio 'online' entre particulares Wallapop negocian su venta por más de 370 millones, según confirman a Teknautas fuentes financieras e inversoras conocedoras de la operación. La venta quiere aprovechar el buen posicionamiento de Wallapop en los mercados de España y Francia y resarcir a los actuales socios del fracaso de su entrada en Estados Unidos, que se saldó con la fusión en ese país con su competidor LetGo.

El precio estaría en línea con la única valoración oficial que consta sobre Wallapop, una empresa que ha tenido un buen ritmo de crecimiento, pero que en la práctica carece casi de ingresos por las dificultades de monetizar una 'app' pensada para el negocio entre los consumidores.

Esta valoración es la de la empresa de capital riesgo sueca Vostok New Ventures, que en su informe del pasado mes de julio valoraba el 3% de Wallapop que mantiene en su cartera en 12,5 millones de dólares. Esto supone que toda Wallapop vale 416 millones de dólares, al cambio actual unos 370 millones de euros. Esta tasación sería un tercio de lo que han manejado diversos medios sobre la empresa, y en línea con otras valoraciones previas analizadas.

Entre los compradores de Wallapop se barajan sus competidores: la sudafricana Naspers o la noruega Schibsted, gigante de los clasificados

Entre los compradores naturales de Wallapop, se barajan sus competidores internacionales: la sudafricana Naspers, accionista de LetGo, o la noruega Schibsted Media Group, gigante de los anuncios clasificados en Europa. "Me consta que Wallapop ha comenzado las conversaciones de venta, y la opción de Schibsted tendría todo el sentido del mundo. Su estrategia con Vibbo, antes Segundamano, no está funcionando. Hicieron tarde el cambio de marca y se han desplomado en tráfico orgánico. Ahora, o compran o se arriesgan a quedarse atrás", explica un inversor del sector conocedor de las conversaciones que ha iniciado Wallapop. 

El grupo noruego Schibsted compró en 2013 el 100% de las acciones del Grupo Anuntis, propietario en su momento de las páginas Segundamano, InfoJobs, Fotocasa, Laboris.net y Coches.net, entre otras. Hace un año, Schibsted jubiló la marca Segundamano para transformarla en Vibbo, una 'app' de venta y alquiler de objetos que compite directamente con Wallapop. Pero el éxito de esta última está siendo tan difícil de batir que sus competidores ahora parecen más interesados en la vía rápida: sacar la cartera.

Agustín Gomez, actual consejero delegado de Wallapop.
Agustín Gomez, actual consejero delegado de Wallapop.

Los dueños de Wallapop, sin embargo, niegan haber comenzado cualquier conversación de venta. "No hablamos nunca de la estrategia de la empresa, pero no es cierto que estemos negociando venderla", asegura Miguel Vicente, cofundador de la 'app' junto a Gerard Olivé. Varias fuentes inversoras y financieras cercanas a la compañía confirman todo lo contrario. "Es normal que oficialmente no quieran admitirlo, pero esas conversaciones existen. Otra cosa es que al final no vendan el 100% y sea solo una parte, pero están probando cuál es el interés del mercado", explican estas fuentes.

¿Miedo a Facebook?

De confirmarse, la venta de Wallapop supondría que sus impulsores se baten en retirada ante la llegada de los mayores. El primer y más importante es Facebook, que este mes de octubre lanzó su servicio Facebook Marketplace, un nuevo servicio que permite a sus usuarios comprar y vender entre ellos productos de segunda mano.

Facebook desembarcaba así en octubre en el mercado de Wallapop, con la posibilidad de aprovechar como base los más de 450 millones de personas al mes que ya realizan compras entre particulares aprovechando los grupos de la red social. "Es difícil que Facebook pueda tener éxito a corto plazo en este terreno, su foco es ser una red social, no una página de comercio electrónico. Aun así, solo por su tamaño ya son un actor clave a tener en cuenta", explica una fuente del sector.

De momento, Marketplace solo está disponible en EEUU, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, pero se irá expandiendo progresivamente a otros países. Casualidad o no, ha sido en el mismo mes de octubre cuando Wallapop ha iniciado sus conversaciones de venta. 

Socios de referencia

Desde la creación de Wallapop en 2013, la empresa ha levantado 150 millones de euros en diversas rondas de financiación. La primera inyección llegó en octubre de 2013, cuando la compañía cerró entre 1,4 y 1,6 millones de euros para dar entrada en su accionariado a fondos de inversión como Bonsai, Caixa Capital Risc y Esadeban, así como a los grupos Godó y Zeta. Pocos meses después, en abril de 2014, el grupo Atresmedia se sumó al accionariado con una inyección de 1,3 millones de euros.

Los cofundadores de Wallapop Miguel Vicente (primero por la izquierda) y Gerard Olivé (segundo por la izquierda), junto a los creadores de la 'startup' Glovo, en la que son parte de su equipo directivo.
Los cofundadores de Wallapop Miguel Vicente (primero por la izquierda) y Gerard Olivé (segundo por la izquierda), junto a los creadores de la 'startup' Glovo, en la que son parte de su equipo directivo.

Desde entonces, algunos inversores iniciales, como Esadeban, han salido del accionariado, pero también han ido llegado nuevos gigantes del capital riesgo internacional, como Accel Partners, Insight Venture Partners o la ya comentada Vostok. Así hasta levantar un total de 150 millones de euros. En su informe del pasado julio, Vostok, de hecho, señala que en el segundo trimestre de 2016 se produjo una transacción, sin detallar cuál. No parece que la empresa haya cerrado otra ampliación de capital, con lo que lo más probable es que algún otro de los socios haya vendido su participación.

La operación no ha debido ser mala, porque ha servido de referencia para valorar el paquete de Vostok en Wallapop y este se ha revalorizado un 22% en seis meses, entre enero y junio de este año 2016.

Además de las dificultades para monetizar su servicio, los socios de Wallapop han encontrado como principal problema la escasa fidelidad que los clientes están mostrando por las aplicaciones móviles. Cualquier nueva 'app' hace que se descarten alternativas para cobrar por el servicio. Wallapop, por tanto, afronta ahora un momento clave de su existencia: intentar crecer a lo grande por sí misma, algo que se antoja complicado dado el reciente traspié en EEUU, u optar por vender a un grande con un 'exit' millonario. Salvo cambio de planes, la segunda opción cobra más fuerza que nunca. 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC