la gsma anuncia un nuevo estándar

Adiós a la tarjeta SIM: qué es la nueva eSIM y qué significará su llegada

Ese pequeño trozo de plástico de forma rectangular tiene los días contados. Estos son los motivos que van a impulsar un cambio que asusta a las operadoras
Foto:

Mucho antes de que el 'smartphone' se convirtiera en una extensión natural de nuestro brazo, un grupo de operadores de telefonía, reunidos bajo el nombre GSMA, establecieron un estándar para identificar a cada teléfono móvil con una tarjeta que contenía los datos esenciales para su funcionamiento. Esa tarjeta, llamada SIM (Subscriber Identity Module) ha sido la pieza esencial para que nuestro teléfono inteligente sea eso, un teléfono. Pero la SIM tradicional tiene los días contados y ve de cerca el final del camino. Bienvenidos a la era de la eSIM.

La GSMA anunció a finales de esta semana la aparición de un nuevo estándar de tarjeta que se implementará primero en 'wearables' y otros dispositivos conectados —pero no teléfonos— y que suponen un avance respecto a la técnica utilizada hasta la fecha: la eSIM. "Hemos puesto en marcha una tecnología que permite activarla en un 'smartwatch', una 'fitness band' o una tableta", explica la asociación que reúne a los operadores.

La primera versión de la eSIM está pensada para 'wearables' y llega en marzo. La segunda, prevista en junio, funcionará en 'smartphones'

La eSIM pretende que los usuarios puedan "añadir una nueva generación de dispositivos a su suscripción móvil para que se conecten a una red de manera segura". La traducción de esta jerga es sencilla: las operadoras quieren mantener el control sobre los 'gadgets' que se conecten a la red.

¿Qué es?

Se trata de una tarjeta más pequeña que estará insertada directamente en los dispositivos. El primer dispositivo que va a incorporar esta nueva eSIM es el Samsung Galaxy Gear S2 Classic 3G y aunque está primera versión de la tarjeta no viene con todas las ventajas que se le suponen asociadas, sí que será un interesante paso adelante en la adopción de la tecnología.

Por el momento, sólo podrá contar con un operador a la vez y no se podrá utilizar en teléfonos. Llegará durante el mes de marzo con el 'gadget' de Samsung.

Patente de una tarjeta SIM que data de 1995.
Patente de una tarjeta SIM que data de 1995.

¿Cuáles son las ventajas que ofrece esta tarjeta sobre las convencionales y por qué no se puede utilizar todavía en teléfonos? La respuesta a la primera pregunta es la llegada de internet a todo tipo de dispositivos y la segunda es una cuestión temporal. Las operadoras han tardado algo más de la cuenta en adoptar la tecnología —hace un año ya anunciaron que la implementación iba a ser inminente—, pero han tomado la determinación de popularizarla en 2016. Ojo, porque aunque la GSMA anuncie un estándar, no será la primera en implementarlo.

¿Por qué llega ahora?

Apple ya incluyó una eSIM en el iPad Air 2 y el Mini 3 lanzados en 2014 aunque la medida no tuvo mucho éxito, en gran medida por el nulo apoyo que le dieron los operadores —AT&T y T-Mobile en Estados Unidos—. La firma, junto a Samsung, ha estado trabajando en los últimos meses en su propia solución en un movimiento que parece demostrar que los fabricantes de 'hardware' quieren suplir a los operadores. En juego está una parte importante del pastel de la telefonía y las conexiones 3G y 4G y la posibilidad de dotar de acceso a la red a cualquier aparato inteligente: neveras, lavadoras o pulseras. Cada cual más útil que el anterior. De cara a los usuarios, la llegada de la eSIM no supone más que ventajas: no tendrán que volver a pasar por farragosos procesos de cambio de operadoras.

La llegada de la eSIM facilitará el cambio de operador desde el mismo terminal. Mejor aún, también permitirá darse de alta en operadores extranjeros cuando salgamos de España lo que ayudará a mitigar los costes del 'roaming', aunque a partir de este año vayan a descender de manera significativa. 

La eSIM permitirá conectar dispositivos tan diversos como un vehículo, una cámara con wifi o un 'wearable' con una misma tarjeta.
La eSIM permitirá conectar dispositivos tan diversos como un vehículo, una cámara con wifi o un 'wearable' con una misma tarjeta.

Esos cambios, a gusto del consumidor, no le van a librar de tener que cumplir con compromisos de permanencia y todavía necesitarán de una doble verificación por parte de ambas operadoras para dar el visto bueno al proceso. En lugar de esperar días o incluso semanas para hacer una portabilidad, ese proceso debería solucionarse en cortos espacios de tiempo.

El hecho de vivir con varias eSIM en diferentes dispositivos abre la puerta a planes de datos para familias. La idea es similar a las ofertas de internet, televisión y telefonía, que abarcarían así el consumo de todos esos 'gadgets' que prometen un futuro mejor gracias a la conexión permanente a la red.

¿Tiene un lado oscuro?

No han faltado voces que han sugerido que los fabricantes de teléfonos podrían utilizar esta posición de fuerza ante las operadoras. No parece descabellado que Apple, Google o Samsung escojan cómo presentan las diferentes tarifas a sus usuarios en función del interés propio que puedan tener en una u otra elección. "En Orange no lo vemos así —declara un portavoz de la compañía a 'Teknautas'—. Nuestra prioridad es diseñar un estándar global y la eSIM es un paso hacia la digitalización total del negocio de las operadoras. Es la evolución natural".

 El Samsung Gear S2 Classic 3G será el primer 'wearable' con una eSIM incorporada.
El Samsung Gear S2 Classic 3G será el primer 'wearable' con una eSIM incorporada.

En esta nueva tarjeta se han puesto de acuerdo tanto fabricantes de 'hardware' (Microsoft, Samsung, Apple, Huawei, LG) como algunas de las operadoras de telefonía más importantes del planeta, entre las que se encuentran Telefónica, Orange o Vodafone. La eSIM tendrá precargada la información de los diferentes operadores para que cambiar de operador sea un trámite sencillo. "Para Orange es importante ofrecer esa innovación a los consumidores pero queremos que puedan hacerlo de manera segura a nuestra red móvil", explica el portavoz consultado por 'Teknautas'.

¿Cuándo podremos disfrutarla?

El Samsung Gear S2 Classic 3G estará disponible a partir de marzo. Pero sólo es la primera pieza de un puzle que aspira a completarse con cierta velocidad. "Esperamos que los primeros equipos aparezcan este año, y trabajamos tanto en dispositivos interconectados como aplicaciones de consumo. Creemos que, de cara al consumidor, se producirá una inserción en dos etapas: la primera en 'wearables' y la segunda en 'smartphones'", prosigue el portavoz de Orange.

Los primeros teléfono móviles con eSIM deberían aparecer en los últimos meses de este 2016 o en los primeros del 2017

Se espera que ese segundo estándar llegue en verano, alrededor del mes de junio, por lo que los primeros terminales que lo incorporen deberían ver la luz a finales de 2016 o principios de 2017. La llegada de la tecnología en dos fases facilitará que los 'wearables' no dependan de un teléfono móvil para ofrecer información 'online' y se conviertan en productos independientes.

Con fabricantes y operadoras en el mismo barco, es más que lógico que la transición sea relativamente veloz y que, en un espacio de tiempo de pocos años, la eSIM ya sea una realidad. ¿O no recuerdan lo rápido que todos dimos el salto a la TDT?

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Nuestro homenaje al Gran Pepe Cuenca: ¡Doctor en matemática aplicada!
When your boyfriend catches you in bed with Obama - Fleabag: Episode 1 - BBC Three
MASTERPIECE | Victoria: UK Preview | PBS

ºC

ºC