costará 35.000 dólares

Por qué el coche 'low cost' de Tesla no será tan barato en España

Elon Musk ha confirmado que el Model 3 costará, con el cambio actual, cerca de 31.000 euros. La cifra lo incluye, por los pelos, en las actuales ayudas para vehículos eléctricos
Foto: Tesla ofrecerá los primeros detalles del Model 3 en marzo. (Reuters)
Tesla ofrecerá los primeros detalles del Model 3 en marzo. (Reuters)

En los últimos días se han sucedido algunos tuits de Elon Musk acerca del Tesla Model 3, el vehículo llamado a popularizar la marca entre el gran público y cuya producción no está prevista hasta finales de 2017. Aunque Musk no ha ofrecido detalles concretos, más allá de que el coche se presentará en marzo, una cifra domina todas las predicciones: 35.000 dólares. El número lo ofreció el propio CEO vía Twitter.

Al cambio actual, el Model 3 entraría por los pelos dentro de la categoría de vehículo 'low cost'. Las ayudas que presta el actual plan MOVEA en España establecen que el precio máximo, antes de impuestos, no puede superar los 32.000 euros, antes de impuestos. En el momento de escribir este texto, esos supuestos 35.000 dólares equivalen a 30.909 euros, a los que habría que sumar el IVA, y aunque las últimas expectativas bancarias han rebajado las perspectivas de paridad euro-dólar a corto plazo, sí se espera que la equivalencia se acerque cada vez más. El precio final, si el coche se pudiera comprar hoy, sería de 25.409 euros más IVA.

España, como otros grandes países europeos, cuenta con un programa de ayudas para el impulso de los vehículos eléctricos. El plan MOVEA, anterior Movele, entró en vigor el pasado mes de diciembre y las bases establecen una ayuda máxima de 5.500 euros a todos aquellos compradores de un turismo eléctrico con autonomía superior a 90 kilómetros y cuyo precio no supere los 32.000 euros. La cifra aumenta hasta los 8.000 euros en vehículos comerciales y también se puede optar a otros 1.000 euros adicionales para instalar un punto de carga en casa.

En Teknautas ya explicamos en su día que hacerse con un Tesla no es barato. Por el momento, la firma estadounidense no tiene concesionarios en España por lo que el usuario debe costearse también el transporte (o hacerlo desde Holanda) y pasar las revisiones en los centros oficiales más cercanos, que se encuentran en Francia.

En el momento de escribir este texto, el Model 3 costaría 30.909 euros. Con el descuento del plan MOVEA, se quedaría en 25.409 más IVA

De confirmarse el precio deslizado por Musk meses atrás, el vehículo podría no optar a las ayudas estatales en el momento en que se ponga a la venta. Esa restricción es única en Europa, en palabras de Juan Luis Pla, portavoz de Nissan: "No lo había hecho nadie hasta ahora aunque en Portugal lo están planteando. Soy crítico con la imposición de un precio límite aunque pueda sonar raro dar una ayuda a quien quiera comprarse un coche eléctrico que cueste 80.000 euros".

Es en Estados Unidos, el principal mercado de Tesla, donde esas ayudas sí que son significativas y sí que podrían colocar el vehículo en un rango de precios 'popular'. A la ayuda federal, que se va a los 7.500 dólares para vehículos con baterías de hasta 16 kWh, hay que sumar las que ofrece cada estado.

Imagen del Tesla Roadster. (Tesla Motors)
Imagen del Tesla Roadster. (Tesla Motors)

Un residente en Louisiana puede comprar el coche por 22.500 dólares, aunque el incentivo más común en cada estado se queda en 2.500 dólares adicionales. A estas ayudas hay que añadir que algunas compañías de seguros ofrecen un 5% de descuento en la cuota si el vehículo asegurado es eléctrico. 

Ayudas europeas, similares a las españolas

Los planes de ayuda de España están a la altura del resto de países europeos, aunque la ausencia de un límite de precio sí que abaratará el futuro Tesla Model 3 en otros mercados. El Reino Unido ofrece hasta 4.500 libras para cualquier comprador de un vehículo eléctrico pero también tiene incentivos para vehículos de bajas emisiones, como los híbridos. En ese aspecto, la legislación es diferente y ahí sí que hay límites en el coste.

El gobierno de Cameron ha aprobado una legislación que distingue los coches en tres categorías. La categoría 1 emite 50 g/km y es capaz de circular hasta 70 millas (110 kilómetros) sin emisiones, la categoría 2 también emite hasta 50 g/km y circula entre 10 y 69 millas (16  y 108 km) sin emisiones y la categoría 3 emite entre 50 y 75 g/km y puede circular sin emisiones un mínimo de 20 millas (32 km). Para optar a la subvención en las categorías dos y tres (los híbridos), el precio no puede superar las 60.000 libras.

La medida se enmcarca dentro de un plan para que todos los vehículos del Reino Unido estén libres de emisiones en 2050 y, según cifras oficiales, cerca de 50.000 conductores se habían adherido a finales de 2015. En el primer trimestre del pasado año, la cifra de ayudas a ese sector se había incrementado un 386% respecto al mismo periodo del año anterior.

En Francia se puede optar a una subvención de hasta 10.000 euros si se compra un coche eléctrico y se entrega un vehículo diésel de más de 15 años

Francia es uno de los países que ha adoptado una legislación más agresiva para favorecer el cambio a los vehículos eléctricos. La ministra de Ecología, Desarrollo Sostenible y Energía, Ségolène Royal, ha impulsado una ley que permite que un conductor puede hacerse con 10.000 euros de descuento si compra un vehículo eléctrico y entrega un diésel que tenga, por lo menos, 15 años.

Royal también ha puesto sobre la mesa la necesidad de gravar los coches diésel aunque su parque, muy numeroso en Francia, obliga al ministerio a moverse con cautela. 

Alemania es uno de los pocos países europeos que todavía no tiene un ley que incentive la adquisición de vehículos eléctricos aunque Pla está convencido de que esa situación cambiará pronto: "Se habla de un plan de ayudas muy fuerte no sólo para coches sino para infraestructuras. Se han dado cuenta de que Holanda, Francia o Inglaterra les han adelantado y ven que no llegan al objetivo de tener un millón de automóviles para 2020".

El modelo X de Tesla es el último vehículo lanzado por la firma. (Reuters)
El modelo X de Tesla es el último vehículo lanzado por la firma. (Reuters)

El rotativo Die Zeit publicó una información en enero en la que elevaba a 2.000 millones de euros las ayudas que el gobierno de Merkel planeaba destinar a este sector. La economía líder de la zona euro sólo contaba con 4.800 estaciones de carga a finales de 2014 y en 2015 sólo vendió 12.000 vehículos eléctricos por los tres millones que se matricularon entre diésel y gasolina.

Preguntado sobre el efecto de las ayudas, Pla aprecia una diferencia en función del comprador: "Notamos bastante movimiento. Quizá no tanto a nivel particular, pero sí de empresas y grandes instituciones. También se ha notado con los problemas de contaminación de Madrid, me lo ha confirmado un concesionario".

Para una firma en números rojos —Tesla ha declarado unas pérdidas de 320 millones de dólares en el último trimestre de 2015—, la llegada de un vehículo de consumo masivo puede suponer el punto de inflexión en las cuentas. Pero para que ese vehículo tenga un impacto un España, serán necesarias dos medidas: que Musk ajuste el precio para que se pueda adherir al plan MOVEA sin sufrir por el cambio con el euro o que el gobierno aumente, o elimine, la cifra límite que un usuario puede pagar para optar a una ayuda.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

El sentido de las lágrimas de Djokovic
Crisis in Six Scenes Season 1 – Sneak Peek
Un perro llamado dolor (Luis Eduardo Aute)

ºC

ºC