en Uarzazate, Marruecos

Inauguran la planta solar más grande del mundo, construida por un grupo español

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones ha asistido en Marruecos al acto de inauguración de una planta solar que será la más grande del mundo y que ha sido construida por un consorcio español
Foto: La megaplanta solar marroquÍ de Uarzazate entra en funcionamiento
La megaplanta solar marroquÍ de Uarzazate entra en funcionamiento

El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha asistido en Uarzazate (Marruecos) al acto de inauguración que presidió el rey Mohamed VI de una planta solar, que será la más grande del mundo y que ha sido construida por un consorcio español. Se trata de la primera fase de esta megaplanta termosolar, construida por un consorcio en el que están Acciona, Sener, TSK y Aries y que comenzará a estar operativa con una capacidad de 160 megavatios, suministrando energía a más de 135.000 hogares.

Permitirá, además, un almacenamiento de energía de tres horas y evitará la emisión de 2,9 millones de toneladas de CO2 en los próximos diez años.

El rey de Marruecos presidió la inauguración, acompañado por su Gobierno en pleno, así como por García-Margallo y la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal. La inauguración, a la que fueron invitadas personalidades de todo el mundo, supuso el evento económico más relevante del año en Marruecos y permite situar en el mapa de las "energías limpias" a este país magrebí, que el próximo mes de noviembre organizará en Marraquech la cumbre del clima COP22.

La segunda y tercera fases, ya en marcha

La primera fase de esta megaplanta termosolar (llamada Noor 1, Luz 1, en árabe), con una superficie de 450 hectáreas, ha sido construida por el consorcio formado por las compañías españolas Acciona, Sener, TSK y Aries, que obtuvieron la adjudicación del contrato de ingeniería y construcción, por un importe de unos 775 millones de euros, del grupo saudí Acwa Power.

Las obras de la segunda y tercera fase de la central (Noor II y Noor III), que ganó en enero de 2015 un consorcio formado por la saudí Acwa Power y la española Sener, ya están en marcha con un proyecto valorado en 1.800 millones de euros.

Marruecos tiene un ambicioso plan de renovables con el que aspira a proveerse en un 52 % del total de su consumo en energías limpias en el horizonte de 2030

La construcción de la planta ha supuesto una pequeña revolución en Uarzazate, una pequeña ciudad entre el Gran Atlas y el Anti Atlas, al atraer a centenares de técnicos internacionales, sobre todo españoles, que ha animado incluso a compañías aéreas a abrir líneas regulares entre Madrid y esta localidad mientras dura el proyecto.

Marruecos tiene un ambicioso plan de renovables con el que aspira a proveerse en un 52 % del total de su consumo en energías limpias en el horizonte de 2030. Para alcanzar este objetivo, el país deberá desarrollar entre 2016 y 2030 una capacidad adicional de 10.100 megavatios generados a partir de renovables y repartidos en 4.560 megavatios de energía solar, 4.200 megavatios de eólica y 1.330 megavatios hidroeléctricos.

El plan busca así reducir la extrema dependencia energética del país, actualmente cercana al 94 % del total al ser Marruecos un importador absoluto de productos petroleros.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC