lo primero, denunciar a la policía

Qué hacer si encuentras tu bicicleta robada a la venta en Wallapop

Las plataformas 'online' de compraventa de productos de segunda mano pueden facilitar la búsqueda de ofertas, pero también supone una oportunidad para los ladrones
Foto: Captura del anuncio de venta de la supuesta bicicleta robada
Captura del anuncio de venta de la supuesta bicicleta robada

Al salir del trabajo descubres que tu bicicleta se ha ido sin ti. O bien tu móvil vuela el sábado por la noche en una discoteca. Al día siguiente ves un objeto sospechosamente similar a la venta en internet por un precio demasiado bajo. Es la situación que han vivido algunos usuarios con la plataforma online de compraventa de productos de segunda mano Wallapop. Pero, ¿qué hacer en una situación similar?

"La aplicación @wallapop estimula el robo de bicicletas. No puede ser que bicis tan buenas cuesten 100€. Mi bici se vendió ayer por allí", escribía en Twitter el usuario @Xavier_Artigas. Hacía pública una situación que llevaba varios días intentando solucionar de forma privada; según asegura a Teknautas reconoció su bici en Wallapop por ser un modelo "muy concreto" del que el distribuidor oficial sólo ha vendido uno. El suyo.

Los Mossos d'Esquadra, al recibir las denuncias, les recomendaron que miraran en Wallapop asegurando que era frecuente encontrar allí objetos robados

Wallapop contestó a Xavier de forma pública por Twitter, amenazando con tomar medidas legales si no retiraba un mensaje que catalogaban de "calumnia". Xavier explica que esta fue la primera respuesta oficial desde la empresa: días atrás había denunciado al usuario a través de la página, sin más respuesta que un mail automático que advertía de que estaban procesando su solicitud.

Captura del tuit de Wallapop, ya borrado
Captura del tuit de Wallapop, ya borrado

La respuesta de Wallapop enfadó a muchos usuarios por, en lugar de ayudar a esclarecer un posible robo, estudiar medidas legales contra la víctima. Desde la empresa aseguran a este periódico que "fue un error humano" y piden disculpas. Tres representantes solucionaron el incidente de forma privada con Xavier, pero en la red social del pajarito la mecha se enciende con facilidad y otras personas comenzaron a compartir historias de cómo un objeto robado terminó en Wallapop.

Es el caso de Álvaro, que vio cómo vendían a través de la plataforma dos pedales de guitarra de los mismos modelos que le habían robado... en la misma zona de Barcelona. De forma similar a Xavier, se puso en contacto con Wallapop a través de mail, sin obtener respuesta alguna. Fue entonces cuando se puso en contacto con la empresa a través de Twitter, en una conversación surrealista como sólo puede darse en esta red social:

Pasos a seguir en caso de robo

Desde Wallapop aseguran que estas situaciones son "absolutamente puntuales, aunque obviamente se dan casos", y remarcan su preocupación con la posible venta de productos robados. Tanto Xavier como Álvaro coinciden en que los Mossos d'Esquadra, al recibir las correspondientes denuncias, les recomendaron de forma independiente que miraran en Wallapop asegurando que era frecuente encontrar allí ese tipo de objetos pero que la colaboración de la compañía era lenta.

Nosotros difícilmente podemos saber si el producto a la venta es robado. Recomendamos ponerse en contacto con la policía

"Nosotros difícilmente podemos saber si el producto a la venta es robado", explican desde Wallapop. La empresa recuerda su condición de plataforma intermediaria: "No podemos gestionar el pago pero alertamos de hechos sospechosos". Entonces, ¿qué hacer si encontramos un objeto de nuestra propiedad en su web? "Recomendamos ponerse en contacto con la policía, nosotros les damos lo que necesiten, desde IP a direcciones", aseguran.

Los pasos a seguir si encontramos un objeto robado en una web de segunda mano son sencillos: denunciarlo y alertar a la plataforma, según nos explican fuentes policiales. Desde Wallapop aseguran que su sistema de verificación de perfil alienta a que los usuarios den el mayor número de datos posible, desde número de teléfono a dirección, para reducir el riesgo de vendedores fraudulentos y facilitar cualquier identificación.

Pero los dos afectados consultados para este artículo consideran insuficientes las medidas de Wallapop. "No han tenido en ningún momento una actitud de mínimo interés para resolver el problema, sólo cuando mencioné la cuenta de la policía dijeron que si les contactaban colaborarían", comenta Álvaro. Xavier, que tuvo que quedar con el vendedor por su cuenta y riesgo, lamenta el tiempo perdido desde que escribió por primera vez a la empresa el pasado día 19: "Han pasado en dos días de querer denunciarme a ponerse en contacto con los Mossos para ayudarme". De momento sigue sin saber nada de su bicicleta.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC