así funcionará el nuevo servicio uberX

Los taxistas sobre el regreso de Uber a España en 2016: "les volveremos a demandar"

Uber ha decidido reinventarse en España para cumplir la ley. A comienzos de 2016 estrenará UberX, su servicio de coches con chófer. Los taxistas, sin embargo, amenazan con nuevas demandas
Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

El transporte colaborativo en España comenzará 2016 exactamente igual que finalizó 2015: peleando en los juzgados. La aplicación estadounidense Uber, cuya plataforma UberPop fue cerrada de forma cautelar por un juez hace un año, volverá a operar en España en unas semanas pero reconvertida en otro servicio: UberX. ¿La diferencia? Ahora será legal, funcionará como transporte de conductores profesionales con licencia VTC. Los taxistas, sin embargo, no se fían de Uber: "si de verdad fueran a cumplir la ley, no regresarían", explican a Teknautas. Y avisan: "en cuanto cometan una ilegalidad, les volveremos a demandar".

Uber aún no ha cerrado todos los detalles sobre cómo funcionará UberX en España, pero está casi listo. "Arrancaremos a comienzos de 2016, en el primer trimestre, aunque todavía no hemos decicido una fecha concreta", asegura a Teknautas un portavoz de la compañía.

El mayor beneficio con UberX es la flexibilidad: tú escoges el coche, el conductor, el lugar, el tiempo de espera y no necesitas efectivo para pagar

El discurso de la empresa ha girado por completo durante el último año. De enfrentarse directamente a los taxistas haciéndoles la competencia con UberPop y provocando violentas manifestaciones y huelgas, a admitir que han cometido errores. "Ahora queremos ofrecer una alternativa de transporte flexible, económica y segura", dicen. Traducido: han optado por no saltarse la ley. Con UberX, aseguran, cumplirán a rajatabla la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT). ¿Lo harán de verdad?

Así funcionará UberX en España

Utilizar UberX será muy sencillo para cualquier cliente particular. Solo tendremos que abrir la aplicación en el móvil y localizar el "taxi" más cercano (en realidad serán coches con chóferes profesionales con licencia VTC - vehículos turismo con conductor). En la pantalla veremos el coste estimado del trayecto y podremos decidir si queremos que nos recojan en el mismo punto donde nos encontramos o en otro diferente. Aceptar. Listo. El conductor tardará en aparecer una media de solo cinco minutos. El pago se realiza directamente a través de la aplicación (con el número de tarjeta asociado a la 'app') y el coste varía en función de la distancia, ruta, hora y otras variables.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

"Aún no disponemos de cifras para asegurar si saldrá más barato que un taxi tradicional, pero las estimaciones de terceros que hemos visto así lo indican: puede salir hasta un 30% más barato. De todas formas, el mayor beneficio es la flexibilidad: tú escoges el coche, el conductor, el lugar exacto, el tiempo de espera es mínimo y no necesitas efectivo para pagar", explican a Teknautas fuentes de Uber.

¿Qué hay del conductor? Uber ya ha comenzado a reclutar chóferes a través de una web en la que explica que, básicamente, todo es maravilloso. "Genera ingresos, conduce cuando tú quieras y sin dolores de cabeza, nos ocupamos de todo", reza la página web. La realidad es diferente. Uber cobrará a cada conductor hasta un 30% de comisión por trayecto. El resto de gastos (coche, seguro, mantenimiento, impuestos...) correrá a cargo del chófer. La compañía señala que, pese a la elevada comisión, es posible vivir de este trabajo. "Más de 10.000 conductores en París y 15.000 en Londres utilizan UberX, muchos de forma exclusiva, y se ganan muy bien la vida cada mes", explica un portavoz de la compañía sin ofrecer cifras.

Los taxistas opinan todo lo contrario. 

"Les demandaremos"

La Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM), que agrupa a más de 5.000 profesionales del sector y ha llevado a los tribunales a la aplicación española Cabify, desconfía de las buenas intenciones de Uber y su nueva estrategia en España. "Uber es como una hidra. En función de la legislación de cada país entra con un modelo u otro y luego espera a que el marco legal se adapte a sus exigencias", explica a Teknautas Jesús Fernández, vicepresidente de la FPTM.

Cabify, y veremos si lo hará UberX, invade nuestro terreno. No estamos en contra del transporte VTC sino de cómo lo realiza Cabify

Los taxistas argumentan que Uber se dispone a adoptar un modelo muy similar al de Cabify: cubrirse de un paraguas legal bajo las licencias VTC pero, en realidad, dedicarse a realizar competencia desleal. "Cabify, y veremos si hará lo mismo UberX, invade nuestro terreno. No estamos en contra del transporte VTC, estamos en contra de la forma en la que lo realiza Cabify. La clave es que sus coches, por ley, no pueden estar por la calle captando clientes. Tienen que salir desde su domicilio fiscal, recoger al cliente, y regresar. De lo contrario nos están perjudicando", señala Fernández.

Este es el principal motivo por el que la Federación Profesional del Taxi de Madrid llevó a Cabify a los tribunales. La aplicación logró esquivar en noviembre el cierre cautelar, pero aún está pendiente el juicio final sobre la fondo de la demanda. "Con UberX haremos algo parecido. Habrá que ver las condiciones que exigen cuando lancen el servicio y, sobre todo, cómo operan. Pero en cuanto veamos que cometen alguna ilegalidad, les demandaremos de nuevo".

Cabify vs UberX: 'round' 1

Cuando arranque UberX en España en 2016, no solo los taxistas estarán muy pendientes de su actividad, también Cabify, que se convertirá en su principal competidor.

La compañía, nacida hace ya cuatro años, está consolidada en España, cuenta con una flota de 400 coches asociados y opera además en México, Perú, Chile y Colombia. "En todos estos países competimos ya con UberX y ahora lo haremos también en España con la misma estrategia: ofrecer mejor calidad y centrarnos en el servicio de transporte con chófer a empresas", explica a Teknautas Juan Ignacio García, director general de Cabify en España.

Una protesta de taxistas contra Uber en Río de Janeiro. (Foto: Reuters)
Una protesta de taxistas contra Uber en Río de Janeiro. (Foto: Reuters)

El 70% de los viajes que realizan cada día los coches de Cabify ya son con empresas, no con usuarios particulares. UberX se centrará en principio en el usuario de a pie, pero ambas compañías se van a encontrar con un escollo imposible de salvar: la limitación de las licencias VTC. En Madrid existen en la actualidad entre 1.600 y 1.700 licencias VTC. Se espera que se liberen unas 400 licencias adicionales durante el próximo año, pero no habrá más. Uber y Cabify tendrán que pelear por tanto a muerte por atraer a los escasas 2.000 conductores profesionales en Madrid, una ciudad en la que ya operan más de 15.000 taxis. Un pastel demasiado pequeño para tantos comensales.

"En España la ley impone un límite de unas 0,3 licencias VTC por cada 1.000 habitantes. En Londres no existen estos límites, se autoregula por la demanda y el ratio es de 10 licencias VTC por cada 1.000 habitantes. Lo mismo ocurre en París. ¿Por qué no se hace igual en España?", se quejan los portavoces de Uber. Cabify asume que será imposible cambiar la regulación. "Son las reglas del juego y las aceptamos".

UberX y Cabify no solo competirán por las licencias VTC, tambien por generar los mayores ingresos a sus conductores. "El ingreso medio de nuestros chóferes, descontando la comisión del 20% que cobramos, ronda los 5.000 euros", asegura García, de Cabify. Uber aún no ofrece datos, pero señala que no pedirá exclusividad a los chóferes. Cabify, sin embargo, sí la exige.

El falso rumor demuestra la brutal polarización y tergiversación a la que han llegado ambos mundos para convencernos de que solo una parte lleva razón

El sector del taxi mirará con lupa los movimientos de ambas compañías, a quienes considera, en esencia, vampiros del transporte. "Solo hace falta ver lo que ocurrió durante los últimos atentados en París. Mientras los taxistas se ofrecieron a llevar gratis a la gente, por ayudar, Uber incrementó sus tarifas hasta en un 500%. Utilizan algoritmos automáticos para calcular los precios. Viva la economía colaborativa...", señala con sorna Jesús Fernández. En realidad no fue así: se trató de un rumor que circuló en redes sociales durante las primeras horas de los atentados. Uber de hecho desactivó su sistema de precios dinámicos desde el inicio de la tragedia. 

El falso rumor demuestra la brutal polarización y tergiversación a la que han llegado ambos mundos, el de la economía colaborativa y el del sector tradicional del transporte, para convencernos de que solo una parte lleva razón. Round 2, en 2016.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Tráiler de No Man's Sky
KUMBIA QUEERS - EL PASONCITO
Kumbia Queers - Cumbia Dark - (Love Song -The Cure - Cover)

ºC

ºC