deudas inexistentes, engaños, devoluciones...

País de engaños: los timos tecnológicos más frecuentes (y cómo evitarlos)

La asociación de consumidores Facua ha recopilado en un libro hasta 300 engaños y fraudes muy comunes cometidos por las compañías. Muchos son de empresas de telecomunicaciones e internet
Foto: (Foto: Corbis)
(Foto: Corbis)

Empresas Chuck Norris. Es el apodo irónico que pone Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores Facua, a muchas compañías online y de telefonía que operan en el límite de la legalidad (o directamente lo traspasan) para luego echarle la culpa al consumidor. "Son como Chuck Norris, se creen infalibles, por encima de la ley y lo que están haciendo en realidad es tomar el pelo a la gente", explica a Teknautas. Estas prácticas son tan habituales en nuestro país que a Sánchez le ha dado para recopilar 300 de ellas en un nuevo libro. Con semejante cifra lo tuvo fácil para el títullo: 'Timocracia'

El primer capítulo del libro se puede leer ya online y gratis, los siguientes aún no han visto la luz. Solo hay que suscribirse para ir accediendo a los próximos capítulos, aún sin fechas concretas de publicación. Reconoce que la idea de hacerlo por entregas y online es pura promoción, una forma de hacerlo viral, pero con un buen fin: evitar que las empresas nos sigan engañando. "Lo de Timocracia en parte hace referencia al significado original del término: una forma de gobierno en la que las personas más adineradas ostentan el poder. Eso ocurre hoy en día: las corporaciones son en realidad quienes acaban gobernando".

Es habitual que los teleoperadores omitan información, por desconocimiento o por estrategia de la empresa. Es un fraude

Entre las 300 tomaduras de pelo que Sánchez ha comenzado a recopilar hay de todo: engaños en facturas, costes escondidos, contratos incumplidos... Y muchas de ellas están relacionadas con internet y las telecomunicaciones. ¿Cuáles son y cómo evitarlas?

La más común: publicidad engañosa

La publicidad engañosa no es exclusiva de las operadoras de telecomunicaciones pero, según Facua, suelen ser las que más recurren a ella para colar productos y servicios que luego no cumplen las expectativas.

"Es el caso más habitual: publicitan un producto o servicio con unas condiciones que luego no se corresponden con la realidad. Tarifas de datos móviles con costes ocultos, velocidades de conexión ADSL inferiores a las contratadas u ofertas temporales que no se anuncian como tal en muchos canales", explica Sánchez. "En la radio ocurre constantemente, anuncian precios válidos solo durante seis o tres meses pero en ningún momento se indica que es solo una oferta temporal". 

Información a medias de teleoperadores

Antes de contratar un producto con una compañía de telefonía suele haber un paso inevitable: recibir o realizar unas cuantas llamadas a sus 'call centers'. Facua habla nuevamente de "fraude" con algunas de sus prácticas.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

"En estas llamadas es muy común que los teleoperadores omitan datos, bien por desconocimiento o bien por strategia de la empresa. Cuentan con que muchas de las personas a las que llaman no tienen los conocimientos suficientes para juzgar si la información que le ofrecen es correcta o no. Nos tratan como tontos. Ocultar información comercial, a sabiendas o no, es un fraude", explica Sánchez a 'Teknautas'. Tanto en el caso anterior de la publicidad engañosa como el de información incompleta de teleoperadores, no hay más solución que estar alerta y exigir todos los datos y letra pequeña, apunta Facua.

Facturas fantasma

Es uno de esos momentos desquiciantes a la hora de contratar un producto o servicio a una compañía de telecomunicaciones: darse de baja. "Hemos recibido miles de denuncias de gente que, tras haberse dado de baja, sigue recibiendo las facturas cada mes. Las empresas se escudan en problemas técnicos y el proceso de baja se tarda en completar. Mientras nos siguen cobrando uno o dos meses adicionales. Luego toca intentar cobrar las devoluciones", explica Sánchez.

Cuando un producto en garantía se estropea, la tienda debe gestionar su reparación, no pedir a los clientes que contacten con los fabricantes

Para evitar estos problemas, Facua recomienda exigir a la compañía el envío por escrito de la tramitación de baja. En el caso de que se trate de una portabilidad de línea no sería necesario, la nueva empresa se encarga del trámite. Pero los problemas surgen en bajas sin portabilidad. Con una petición por escrito se pueden ahorrar muchos dolores de cabeza. 

Penalizaciones escondidas

Sánchez denuncia otra práctica muy común de las operadoras: amenazar a los usuarios con pagar penalizaciones si se dan de baja antes de lo estipulado en el contraro. El problema: o las penalizaciones no aparecían por escrito en el contrato o, si lo hacían, podían considerarse abusivas.

"Hay compañías que han llegado a pedir 200 euros de penalización por darse de baja antes de un periodo concreto. ¿Por qué 200 y no 500?", señala el portavoz de Facua. Recomendación: leerse muy bien los contratos antes de firmar y fijarse si esas penalizaciones están establecidas por escrito. Si lo están, fijarse en la cuantía y si puede ser considerada abusiva. 

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Deudas inexistentes

Otra tomadura de pelo muy habitual: darse de baja de un proveedor de servicios de internet o telefonía y, al cabo de un tiempo, recibir una carta de la compañía avisando de que debemos dinero. "En la mayoría de los casos son deudas inexistentes, se deben a solicitudes de baja no tramitadas correctamente. No queda otra que presentar una reclamación por escrito", explica Sánchez.

La asociación de consumidores recomienda en estos casos enviar las reclamaciones por escrito con acuse de recibo. En el caso de que hayan enviado nuestros datos a un tercero, a una empresa de gestión de cobros para intentar saldar la deuda inexistente, se puede ir más allá: presentar una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos. Facua de hecho ha habilitado la web facua.org/yonosoymoroso en la que es posible encontrar los documentos necesarios para presentar dicha denuncia. 

Tiendas y reparaciones 

Comprar un producto de electrónica de consumo en una tienda muchas veces no es sinónimo de mejor servicio posventa. Facua denuncia una práctica bastante habitual: que las tiendas de telefonía se desentiendan de las unidades averiadas y pidan a los clientes contactar directamente con los fabricantes.

Las tiendas online están obligadas a aceptar devoluciones durante 14 días por productos defectuosos o simplemente si no nos gustan

"Cuando un producto en garantía se estropea, es la tienda la que debe gestionar su reparación y envío a la marca, no pedir a los clientes que se pongan en contacto directamente con los fabricantes", explica Sánchez. Y no, no pueden exigir ningún pago adicional por estas gestiones. "Es su obligación hacerlo ellos mismos dentro del periodo de garantía legal de dos años tras la compra del producto".

Productos de sustitución

Es algo que muchos consumidores desconocen, pero si se nos avería un smartphone, una tableta o un ordenador y está en periodo de garantía, tenemos derecho a pedir una unidad de sustitución. 

"La Ley general para la defensa de consumidores y usuarios contempla que para productos de uso frecuente, como puede ser un móvil o un portátil por motivos de trabajo, tenemos derecho a recibir una unidad de sustitución mientras se realiza la reparación del equipo averiado. Es más, deben prestarnos uno de características similares al que teníamos, no puede ser un ladrillo", explica Rubén. Y añade: "los contratos no pueden establecer cláusulas contra esta cuestión, simplemente no pueden contradecir la ley. Si un contrato establece que no se cederán unidades de sustitución en caso de avería durante periodo de garantía, ese contrato sería ilegal".

Uno de los almacenes y centros de distribución de Amazon en Europa. (Foto: Flickr, bajo CC)
Uno de los almacenes y centros de distribución de Amazon en Europa. (Foto: Flickr, bajo CC)

Devoluciones en compras online

Las tiendas a pie de calle están obligadas por ley a establecer periodos de devolución de productos. ¿Qué ocurre con las tiendas online? También.

Facua avisa que muchas páginas de venta online en España no cumplen la legislación. Todas están obligadas por ley a ofrecer 14 días de periodo de devolución de producto. "Deben aceptar devoluciones en ese plazo no solo en los casos en los que el producto esté defectuoso, también si no nos acaba gustando una vez adquirido. Es lo que la legislación denomina "derecho de desistimiento". Es un derecho más allá de las tiendas físicas que muchas páginas de comercio electrónico no contemplan", explica Sánchez. "Y están obligadas a hacerlo", remata.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC