proyectos andaluces en busca de inversión

Una web 'cazamorosos' y una fábrica de 'apps', estrellas del Alhambra Venture

Empresas que buscan financiación para sus proyectos e inversores a la caza de una idea interesante. Esos son los elementos que se reúnen en este foro para emprendedores andaluces

Foto: Una web 'cazamorosos' y una fábrica de 'apps', estrellas del Alhambra Venture

Alhambra Venture se ha convertido en su segunda edición en una referencia para los emprendedores andaluces que necesitan más financiación para sus proyectos con proyección nacional e internacional. Al evento acuden fondos de inversión y business angels con interés por invertir. Entre las veinte propuestas presentadas destacan Icired, una web anti morosos y Bluumi, el WordPress de las aplicaciones móviles. 

El granadino Enrique Rodríguez, socio-director de Agaz Abogados, tiene 41 años y es el  CEO de Icired (Incidencias Comerciales por Impago en Red). Se trata de una plataforma donde se pueden consultar los impagos de las personas físicas jurídicas, “homologada por la Agencia Española de Protección de Datos”, cuenta Rodríguez a Teknautas tras acabar su presentación de apenas cinco minutos en el evento organizado por el diario Ideal y la Junta de Andalucía.

Existe mercado. En España hay más de 4,5 millones de euros de impagos anuales, con un importe medio de 457 euros. Icired muestra una base de datos y permite que cualquier persona pueda consultar la morosidad. El software permite situar a los deudores en las primeras posiciones de Google y Twitter, “lo que contribuye a la presión social indirecta para que el deudor se vea obligado a hacer frente al pago”, explica la empresa en su libro para inversores. 

Un fichero al alcance de todos

La novedad de la plataforma consiste en que, hasta ahora, al fichero de morosos sólo accedían las entidades financieras y las grandes empresas. Ahora pueden acceder pymes, profesionales y autónomos. Ya cuentan con 13.200 usuarios. De estos, 640 se han registrado para consultar impagos o publicar impagos. El 8% de los impagos publicados se ha resuelto de forma amistosa. “Sácame de ahí, yo pago”, sueltan los morosos que no quieren que su nombre o el de su empresa aparezca en la web.

Icired cobra 34 euros por publicar un impago, previo verificación de la veracidad. El margen que cuentan es del 30%. Con una facturación anual prevista en 2015 de 5.000 euros y una inversión inicial de Rodríguez y Juan González, fundador de Axesor, a través de Industrias Kolmer, de 120.000 euros, tienen unas necesidades de financiación de un millón de euros, de los que 435.000 irían al plan de marketing y el comercial. Para 2017 esperan unos ingresos de dos millones y lograr 400.000 euros de beneficios. Ahora emplean a 14 personas.

“Nuestra idea es un mundo de impagos en todo el mundo. Esta información colaborativa en internet ya se intentó hacer en el año 2000 en Argentina con el pago en cheques. Entonces el grado de penetración de Internet no era tan grande y el corralito tampoco ayudó. Ahora hemos dado con la innovación”, subraya el CEO granadino, quien se ha reunido con responsables de fondos de La Caixa, Sabadell y Bankinter interesados en participar en esta ronda de financiación.

Rodríguez, fundador de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Granada, observó de primera mano “la hecatombe” de los impagos en la crisis de la construcción. “Se suicidaron algunos amigos por no poder pagar. Llevaba mucho tiempo pensando alguna idea y sabía que los pleitos, siempre largos, no eran la solución”, argumenta el emprendedor, que conoce muy bien a los morosos profesionales que saben que no van a pagar, los que sufren impagos en cadena o muchos impagos que al final acaban desembolsando lo adeudado a tiempo más largo. “Hay estrategas del impago. Lo fundamental es lograr fechas de pago convincentes, meter presión, no dejarse torear… y luego Icired”.

Aplicaciones fáciles y baratas

Bluumi es otra de las empresas que más interés ha recibido de los fondos de inversión. La compañía produce aplicaciones 100% nativas para IOS y Android con un modelo de negocio B2B. “Nuestra intención es democratizar las apps móviles”, subraya Francisco Espinosa, presidente de Bluumi, con sede en Sevilla. Su tecnología permite crear aplicaciones en apenas unos minutos. En realidad se están adelantado al mercado. Un informe de Gartner prevé que en 2017 se tarde menos de dos meses de media y en 2018 ya no se tenga que utilizar ni una línea de código. “Utilizamos una economía de escala y nuestra intención es alcanzar a pymes y micropymes”, señala Espinosa, tras recordar que apenas el 2% de las empresas españolas cuenta ahora con una app.

Somos el Wordpress de las aplicaciones y permitimos fábricas de apps para que terceros las hagan a sus clientes

La conversación en la que surge Bluumi fue entre los primeros socios con Álvaro Millán, actual CEO de la empresa "hablando sobre los lenguajes nativos, que son justamente en los que desarrollamos nuestras apps”, apunta Espinosa. La barrera de entrada para las empresas más pequeña era más que evidente: por menos de 5.000 euros ningún programador podría desarrollar una app. Hoy no tiene un precio inferior a 4.000 euros. “Somos el Wordpress de las aplicaciones y permitimos fábricas de apps para que terceros las hagan a sus clientes. Estamos orientados al sector TIC, al marketing, publicidad, community managers y desarrolladores”. 

Uno de sus objetivos es que la app la pueda diseñar el propio usuario desde 19 euros al mes. Tienen ya como clientes a artistas, clubes de fútbol, empresas turísticas o la Singularity University de Google. ¿Qué financiación demandan? Necesitan 1,2 millones, repartidos en 735.000 euros para la red de distribución, 288.000 euros para el desarrollo de la plataforma y 225.000 euros para ampliación del negocio. El 70% procederá de fondos públicos del Soprea (Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica), de la Junta de Andalucía y ENISA (Impulso financiero a la pyme), dependiente del Estado.

“La financiación pública en nuestro caso es buena. Hay que acertar muy bien con la planificación prevista y eso te permite no diluirte en tu propia empresa”, explica Espinosa, quien controla el 16% de la empresa.  “Nuestra intención es no ceder más del 15%. Si alguien entra en mi proyecto es para que la tarta sea más grande. Uno más uno puede ser cuatro, no le vas a ceder porque sí. En diferentes rondas iremos evolucionando”, sostiene el CEO, que prevé facturar 600.000 euros. Para 2018 la cifra se disparará a los 18 millones de euros. 

Bluumi, que ya tiene presencia en varios países de Latinoamérica, no se ha concebido para ser vendida, pero ya lo da por hecho. “Posiblemente pasará. Nos comprará uno de los grandes, pero que sea lo suficientemente tarde para dar valor a la compañía. Los proyectos que estamos presentando apenas suponen una punta del iceberg”, subraya. 

Espinosa adelanta a Teknautas que van a desarrollar su propio servicio de mensajería, tipo Whatsapp, que pueda utilizar cada pyme desde la propia plataforma para utilizarlo en la tienda online. También preparan una versión especial para blogueros. Y remata: “Las aplicaciones son la mejor herramienta de marketing y fidelización de una empresa a años luz, la web responsive ya está obsoleta. La compra recurrente ya es con una app”.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios